Los pa­dres lle­van a sus hi­jos de fies­ta

La Voz de Galicia (Viveiro) - Especial1 - - Las Familias -

Civitas Lucensis na­ció co­mo una agru­pa­ción de fa­mi­lias que que­rían in­vo­lu­crar a sus hi­jos en la fies­ta de Ar­de Lu­cus pa­ra que, al mis­mo tiem­po que dis­fru­ta­ban de una ac­ti­vi­dad lú­di­ca, apren­die­sen so­bre los orí­ge­nes y la his­to­ria de la ciu­dad y el va­lor del tra­ba­jo en equi­po. A pe­sar de ser ni­ños muy pe­que­ños la ini­cia­ti­va fue un éxi­to y se im­pli­ca­ron de lleno, desean­do año tras año la lle­ga­da de la fies­ta.

Se creó en­ton­ces es­ta aso­cia­ción so­cio-cul­tu­ral sin áni­mo de lu­cro, que se fun­dó el 7 de mar­zo de 2010, sin per­der de vis­ta ja­más su fi­na­li­dad prin­ci­pal: de­di­car sus ac­ti­vi­da­des a los ni­ños, sien­do la aso­cia­ción pio­ne­ra en pres­tar aten­ción a es­ta te­má­ti­ca.

La for­ta­le­za de la aso­cia­ción es, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, una de sus de­bi­li­da­des ya que cuan­do los ni­ños van cre­cien­do van aban­do­nan­do la or­ga­ni­za­ción pa­ra in­te­grar­se nor­mal­men­te en otras de Ar­de Lu­cus y eso ha­ce sus com­po­si­ción va­ríe no­ta­ble­men­te de un año a otro. Ac­tual­men­te cuen­ta con 30 miem­bros aun­que lle­gó a es­tar for­ma­da por ca­si el do­ble de per­so­nas. Tam­bién in­flu­ye ne­ga­ti­va­men­te que la fies­ta no ten­ga una fe­cha fi­ja ya que esa va­ria­ción en oca­sio­nes im­pi­de que los ni­ños es­tén en la ciu­dad por ini­ciar sus va­ca­cio­nes de ve­rano, ac­ti­vi­da­des, cam­pa­men­tos…

El en­fo­que fa­mi­liar de la aso­cia­ción im­pli­ca que la cuo­ta de per­te­nen­cia no so­lo sea ba­ja, sino que ade­más los me­no­res de edad es­tán exen­tos. Es­to les obli­ga a rea­li­zar un gran es­fuer­zo per­so­nal pa­ra po­der ofre­cer lo má­xi­mo du­ran­te el Ar­de Lu­cus, pe­ro se lo to­man co­mo al­go muy po­si­ti­vo ya que obli­ga a que has­ta que los más pe­que­ños asu­man sus ta­reas y apren­dan con­cep­tos co­mo la res­pon­sa­bi­li­dad o la cons­tan­cia, tan im­por­tan­tes pa­ra su fu­tu­ro.

Con­vi­ven­cia de pue­blos

Civitas Lucensis se for­mó to­man­do co­mo mo­de­lo la con­vi­ven­cia pa­cí­fi­ca y el en­ten­di­mien­to en­tre cas­tre­xos y ro­ma­nos y de he­cho civitas sig­ni­fi­ca «ciu­da­des her­ma­na­das», por lo que en es­ta aso­cia­ción co­exis­ten pa­cí­fi­ca­men­te cas­tre­ños y ro­ma­nos y se re­suel­ve así la eter­na dis­cre­pan­cia so­bre si Lu­go fue fun­da­da ori­gi­nal­men­te por Paulo Fa­bio Má­xi­mo en nom­bre del em­pe­ra­dor de Augusto o si lo hi­zo so­bre un asen­ta­mien­to an­te­rior de ori­gen cas­tre­ño, otra de las teo­rías vá­li­das so­bre la ciu­dad, y se­gún la que el tér­mino lu­cus ven­dría de Lugh, bos­que sa­gra­do o dios de la luz y de to­do lo que bri­lla.

Den­tro de la pro­pia aso­cia­ción nos en­con­tra­mos por tan­to a Poe­ma­ni, tri­bu cas­tre­ña que no se sa­be con se­gu­ri­dad si se si­tua­ría al sur de Lu­go o si lle­ga­ría muy tar­día, in­clu­so co­mo par­te de una avan­za­di­lla ro­ma­na y a la Leg X Ge­mi­na, que to­ma su nom­bre de unas au­tén­ti­cas tro­pas ro­ma­nes que es­tu­vie­ron asen­ta­das en Lu­go, en­tre otros lu­ga­res.

Da­do que es una aso­cia­ción que sur­gió por y pa­ra los ni­ños, sus ac­ti­vi­da­des es­tán de­di­ca­das a ellos, con mul­ti­tud de jue­gos que es­tán dis­po­ni­bles en el cam­pa­men­to du­ran­te to­do el Ar­de Lu­cus, y ac­ti­vi­da­des y ta­lle­res con ho­ra­rios con­cre­tos, de­bi­do a la ne­ce­si­dad de com­pa­gi­nar­los con des­fi­les, y otras ac­ti­vi­da­des co­mu­nes a to­das las aso­cia­cio­nes.

Los ni­ños apren­den en es­tos ta­lle­res la cons­truc­ción de lo­ri­cas, es­pa­das, cas­cos, mo­sai­cos, com­ple­men­tos y tam­bién tí­te­res, dan­za...

La preo­cu­pa­ción de es­ta aso­cia­ción por el dis­fru­te de los más pe­que­ños en el Ar­de Lu­cus ha­ce que año tras año la du­ra­ción de sus ac­ti­vi­da­des sea ma­yor in­clu­so de lo que fi­gu­ra en el pro­gra­ma ofi­cial, ya que siem­pre in­ten­tan que nin­gún ni­ño que­de sin par­ti­ci­par. Has­ta se sue­len or­ga­ni­zar ac­ti­vi­da­des com­ple­men­ta­rias si hay afluen­cia de ni­ños.

La bo­da ro­ma­na de Rosana Rie­lo

Si al­go va­lo­ra so­bre to­do el co­lec­ti­vo de Civitas Lucensis es la ex­tra­or­di­na­ria com­pe­ne­tra­ción y com­pa­ñe­ris­mo que exis­te en­tre to­das las aso­cia­cio­nes que for­man la gran fa­mi­lia del Ar­de Lu­cus y el du­ro tra­ba­jo que las die­ci­sie­te en­ti­da­des rea­li­zan du­ran­te to­do el año pa­ra que el fin de se­ma­na de la fies­ta sea po­si­ble el mi­la­gro de re­vi­vir el Lu­cus Au­gus­ti, al­go a lo que no es ajena la im­pli­ca­ción per­so­nal de al­gu­nas per­so­nas con es­te even­to co­mo Rosana Rie­lo, con­ce­ja­la del Ayun­ta­mien­to de Lu­go, y el ca­ri­ño que siem­pre de­mues­tra a las aso­cia­cio­nes no so­lo en mo­men­tos fes­ti­vos sino tam­bién du­ran­te el montaje y des­mon­ta­je de los cam­pa­men­tos.

En el his­to­rial de Civitas Lucensis des­ta­ca la bo­da ci­vil ro­ma­na ce­le­bra­da por Rosana Rie­lo, que no so­lo es la pri­me­ra que se ha rea­li­za­do, sino que es la úni­ca a día de hoy.

Con­vi­ven los Poe­ma­ni, tri­bu cas­tre­xa lu­cen­se, con los ro­ma­nos

Los ni­ños van cre­cien­do y son can­te­ra pa­ra otras aso­cia­cio­nes

En el cam­pa­men­to ofre­cen nu­me­ro­sos jue­gos pa­ra los más pe­que­ños

FO­TO ÓS­CAR CE­LA

Des­fi­le jun­to a la Mu­ra­lla de Lu­go de los in­te­gran­tes de es­te co­lec­ti­vo en la edi­ción del Ar­de Lu­cus del pa­sa­do año.

FO­TO ROI FER­NÁN­DEZ

Un ejem­plo de pro­mo­ción, co­mo es­ta obra de tea­tro en Mon­for­te.

FO­TO ÓS­CAR CE­LA

Re­crea­ción en mi­nia­tu­ra de un castro pre­rro­mano, un ejem­plo del ma­te­rial que Civitas Lucensis ten­drá ex­pues­to en su cam­pa­men­to del Ar­de Lu­cus, que es­te año es­ta­rá en la Cas­tra, que se ubi­ca­rá en el Par­que Rosalía de Castro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.