AL­BER­TO EN­CI­NAS LAS­TRA, DI­REC­TOR DE LA DI­VI­SIÓN EU­RO­PA DE CAL­VO

AL­BER­TO EN­CI­NAS LAS­TRA DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE LA DI­VI­SIÓN EU­RO­PA DEL GRU­PO CAL­VO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - X. Amei­xei­ras

Al­ber­to En­ci­nas Las­tra (47 años) co­men­zó en Cal­vo en 1999 co­mo con­tro­la­dor de la di­vi­sión de la flo­ta, for­ma­da en la ac­tua­li­dad por on­ce bu­ques. En el 2012 se hi­zo car­go de la di­rec­ción ge­ne­ral de la di­vi­sión de Amé­ri­ca. Des­de sep­tiem­bre del 2016 es el res­pon­sa­ble de la di­vi­sión Eu­ro­pa, que in­clu­ye Centroamérica, Orien­te Me­dio y Asia. Aho­ra es­tá en­fras­ca­do en los pi­la­res que sos­ten­drán el cre­ci­mien­to de Cal­vo.

Eco­no­mis­ta for­ma­do en la Universidad Au­tó­no­ma de Madrid, Al­ber­to En­ci­nas ya fue cla­ve en la in­te­gra­ción de Go­mes da Cos­ta en el Gru­po Cal­vo en el 2007. La com­pa­ñía vie­ne de 10 años de cre­ci­mien­to sos­te­ni­do. En el 2017, un 7,5 %. Aho­ra es­tá en­fras­ca­do en la idea de que Cal­vo in­cre­men­te en un ter­cio su vo­lu­men de ne­go­cio en tres años.

—¿Có­mo pien­san lo­grar­lo?

—Aca­ba­mos de dar for­ma, y ya se ha pre­sen­ta­do, al pri­mer bo­rra­dor del Plan Es­tra­té­gi­co 2020 pa­ra los pró­xi­mos tres años. Es­te plan se ba­sa en tres gran­des pi­la­res, uno que lla­ma­mos cre­ci­mien­to ren­ta­ble y sos­te­ni­ble, otro que es la excelencia ope­ra­cio­nal y, el ter­ce­ro, la ges­tión efi­cien­te de per­so­nas.

—¿Los pue­de ex­pli­car?

—En cuan­to al cre­ci­mien­to ren­ta­ble y sos­te­ni­ble que­re­mos au­men­tar en los prin­ci­pa­les mer­ca­dos en los que es­ta­mos y una de las gran­des pa­lan­cas va a ser la in­no­va­ción, que hoy pe­sa en torno al 4 % en nues­tro vo­lu­men de ven­tas, y que­re­mos que en el año 2020 lle­gue al 10 %. Te­ne­mos re­cien­tes lan­za­mien­tos que es­tán fun­cio­nan­do muy bien, co­mo el pro­duc­to li­ge­ro, que fue pre­mia­do en Es­pa­ña co­mo una de las me­jo­res in­no­va­cio­nes en el 2016. Aho­ra he­mos lan­za­do re­cien­te­men­te una eco­lí­nea, con pro­duc­to pes­ca­do a ca­ña, con in­gre­dien­tes eco­ló­gi­cos, co­mo el acei­te eco­ló­gi­co cer­ti­fi­ca­do por Crae­ga, o una lí­nea de en­sa­la­das tam­bién eco­ló­gi­cas. En­ton­ces, al fi­nal, es­ta­mos bus­can­do ese pun­to de en­cuen­tro con los re­que­ri­mien­tos del con­su­mi­dor. Que­re­mos ba­sar esa in­no­va­ción en cua­tro gran­des áreas, una que se­ría la del sa­bor: la gen­te quie­re co­mer sa­lu­da­ble, pe­ro sin re­nun­ciar al gus­to de la co­mi­da. Lue­go, la de la sa­lud, con pro­duc­tos co­mo el li­ge­ro, con una re­duc­ción de gra­sa ga­ran­ti­za­da acer­ca del pro­duc­to es­tán­dar, otros con re­duc­ción de sal co­mo ya te­ne­mos en Es­pa­ña des­de ha­ce tiem­po. Y es­tá la eco­ló­gi­ca y to­da la par­te de sos­te­ni­bi­li­dad, que es al­go muy im­por­tan­te pa­ra no­so­tros.

—¿Có­mo plan­tean la excelencia ope­ra­cio­nal?

— Te­ne­mos un am­bi­cio­so plan de in­ver­sio­nes en la fá­bri­ca de Car­ba­llo, un plan in­dus­trial don­de es­ta­mos in­vir­tien­do 28 mi­llo­nes de eu­ros, en­fo­ca­dos a au­men­tar la ca­pa­ci­dad pro­duc­ti­va pa­ra es­tas ne­ce­si­da­des cre­cien­tes y, tam­bién, en me­jo­rar to­do lo que es la efi­cien­cia pa­ra con­se­guir ser más efec­ti­vos y re­du­cir nues­tros cos­tes.

—Ya es­tá en obras.

— Sí, sí. Va a ser una fá­bri­ca pun­te­ra. Ya es­tá en ple­na fa­se de mo­vi­mien­to de lí­neas y en ple­na im­plan­ta­ción de nue­vos equi­pos. Uni­do a to­do ello es­ta­mos im­plan­tan­do una nue­va me­to­do­lo­gía, que he­mos lla­ma­do Cal­vo Ex­ce­llent Sys­tem, ba­sa­da en la me­jo­ra con­ti­nua. Pre­ten­de­mos que la em­pre­sa es­té orien­ta­da al 100 % a la me­jo­ra con­ti­nua. Hay un acom­pa­ña­mien­to dia­rio de in­di­ca­do­res, to­do ba­sa­do en la tec­no­lo­gía del In ma­nu­fac­tu­ring, que im­ple­men­ta­ron los ja­po­ne­ses en la au­to­mo­ción: te­nían la obli­ga­ción per­ma­nen­te­men­te de re­du­cir cos­tes por­que, al fi­nal, los clien­tes quie­ren ca­da vez más un pro­duc­to de ma­yor ca­li­dad y más ba­ra­to. Te­ne­mos que en­trar en esa di­ná­mi­ca. Em­pe­za­mos por el área in­dus­trial, pe­ro aho­ra es una ola que es­tá en­tran­do en to­dos los de­par­ta­men­tos. Al fi­nal cree­mos que la me­jo­ra con­ti­nua tie­ne que for­mar par­te de nues­tro día a día. Te­ne­mos que ser ca­da día me­jo­res que el día an­te­rior. Y lue­go lo que se­ría la ter­ce­ra pa­ta, que se­ría la ges­tión efi­cien­te de per­so­nas. Na­da de es­to po­dría lle­var­se ade­lan­te sin la co­la­bo­ra­ción del equi­po. Te­ne­mos más de 5.300 per­so­nas y te­ne­mos que con­se­guir ali­near a to­do el mun­do y que to­dos ten­gan cla­ro a dón­de que­re­mos lle­gar y có­mo que­re­mos ir. Ló­gi­ca­men­te, to­do ese pro­ce­so de in­no­va­ción in­clu­ye la pre­pa­ra­ción de la gen­te pa­ra las nue­vas tec­no­lo­gías, una ac­tua­li­za­ción de com­pe­ten­cias. Creo que es bueno dar un ma­yor ni­vel de cua­li­fi­ca­ción a los tra­ba­ja­do­res.

—Cre­ci­mien­to no quie­re de­cir, en­ton­ces, que va­yan ad­qui­rir nue­vas em­pre­sas.

«Que­re­mos seguir apos­tan­do por la in­no­va­ción co­mo uno de los pi­la­res del cre­ci­mien­to»

— En es­te plan es­tra­té­gi­co que es­ta­mos tra­ba­jan­do so­lo con­tem­pla­mos el cre­ci­mien­to or­gá­ni­co, so­lo con lo que te­ne­mos. Es ver­dad que en es­te plan hay un cre­ci­mien­to im­por­tan­te en Bra­sil, que has­ta el 2015 fue uno de los im­por­tan­tes mo­to­res del gru­po y es­ta­mos apos­tan­do por­que los pró­xi­mos años re­to­me la sen­da del cre­ci­mien­to.

«Te­ne­mos un plan in­dus­trial con una in­ver­sión de 28 mi­llo­nes, en­fo­ca­do a me­jo­rar la efi­cien­cia»

«La fá­bri­ca de con­ser­vas de Car­ba­llo se­rá una re­fe­ren­cia a ni­vel mun­dial»

—¿En qué me­di­da afec­tó allí la cri­sis po­lí­ti­ca y eco­nó­mi­ca?

—En cual­quier ca­so, no­so­tros tra­ba­ja­mos con pro­duc­tos bá­si­cos. Co­mo en to­das las em­pre­sas, y las de con­su­mo no son una ex­cep­ción, na­die es­tá exen­to de es­tar in­fluen­cia­do en su ne­go­cio por la evo­lu­ción del ci­clo eco­nó­mi­co de un país. Al­ber­to En­ci­nas afir­ma con ro­tun­di­dad que la fac­to­ría de Car­ba­llo se con­ver­ti­rá en un mo­de­lo pa­ra to­do el sec­tor: «In­clu­so se­rá una fá­bri­ca de re­fe­ren­cia a ni­vel mun­dial. Es­ta­mos ha­cien­do in­no­va­cio­nes que, real­men­te, mar­ca­rán un an­tes y un des­pués, una apues­ta de­ci­di­da por ha­cer de Cal­vo y Car­ba­llo un área de excelencia de pro­duc­ción de con­ser­vas».

—¿Qué fue lo más de­ter­mi­nan­te en el cre­ci­mien­to del 7,5 % del año pa­sa­do?

—Tu­vi­mos un muy buen año en Es­pa­ña, don­de con­se­gui­mos cre­cer muy por en­ci­ma del mer­ca­do. De he­cho, re­for­za­mos nues­tra po­si­ción de li­de­raz­go y, ade­más, po­de­mos ce­le­brar el cre­ci­mien­to del seg­men­to de atún en acei­te de oli­va. He­mos sa­bi­do cam­biar nues­tro en­fo­que y nues­tra ac­ti­vi­dad pro­mo­cio­nal di­rec­cio­nán­do­la ha­cia ese seg­men­to que te­nía unas ta­sas de cre­ci­mien­to ma­yor. La com­pa­ñía ha con­se­gui­do tam­bién el li­de­raz­go en el seg­men­to del acei­te de oli­va, co­mo ya lo te­nía en el acei­te ve­ge­tal. En el as­pec­to in­ter­na­cio­nal, tam­bién ha te­ni­do un desem­pe­ño muy bueno de to­dos aque­llos paí­ses en los que es­ta­mos pre­sen­tes. Ope­ra­mos con ofi­ci­nas pro­pias en Es­pa­ña, Ita­lia, Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Cos­ta Ri­ca, El Sal­va­dor y Gua­te­ma­la. En el res­to de paí­ses tra­ba­ja­mos con dis­tri­bui­do­res. Y ese área ha cre­ci­do de ma­ne­ra im­por­tan­te en el 2017. He­mos te­ni­do en buen desem­pe­ño en Es­lo­va­quia, Re­pú­bli­ca Che­ca y Fin­lan­dia, así co­mo en el Me­dio Orien­te. Te­ne­mos aho­ra una ope­ra­ción en Chi­na, don­de he­mos em­pe­za­do a desa­rro­llar ha­ce unos tres años la mar­ca Cal­vo. Hay un re­par­to de mu­chas pa­lan­cas que aca­ban con­tri­bu­yen­do a los re­sul­ta­dos.

—¿Qué im­por­tan­cia tie­ne pa­ra us­te­des la mar­ca blanca?

— Es una pro­duc­ción tes­ti­mo­nial. Cal­vo si­gue fiel a sus prin­ci­pios, es una em­pre­sa mar­quis­ta. Nos de­be­mos a nues­tras mar­cas y, co­mo tal, uno de los pi­la­res pa­ra no­so­tros es la in­no­va­ción y la co­mu­ni­ca­ción. Aho­ra bien, ló­gi­ca­men­te, hay mer­ca­dos en los que la mar­ca blanca tie­ne una pre­sen­cia im­por­tan­te y hay un con­su­mi­dor que es­pe­cí­fi­ca­men­te de­man­da es­te pro­duc­to. Por lo tan­to, per­ma­ne­cer fue­ra de esa reali­dad tam­po­co tie­ne sen­ti­do. Eso no quie­re de­cir que re­nun­cie­mos a nues­tra esen­cia de em­pre­sa mar­quis­ta y, ló­gi­ca­men­te, nues­tro es­fuer­zo y de­di­ca­ción va a seguir en­fo­ca­da al desa­rro­llo de nues­tras mar­cas.

| ANA GARCÍA

Al­ber­to En­ci­nas apues­ta por la in­no­va­ción y la ges­tión efi­cien­te de las per­so­nas co­mo pa­lan­ca de cre­ci­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.