LA SO­LU­CIÓN RU­SA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Step­han Du­Char­me PRE­SI­DEN­TE DE DIA

Vi­ve la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos Dia el peor mo­men­to de su his­to­ria. An­da su co­ti­za­ción por los sue­los. Más de un 80 % por de­ba­jo de lo que va­lía cuan­do em­pe­zó el año. Los in­ver­so­res le han da­do la es­pal­da. No ven cla­ro su mo­de­lo de ne­go­cio. Y mu­chos han pre­fe­ri­do es­tos días po­ner pies en pol­vo­ro­sa —aun per­dien­do di­ne­ro— que se­guir observando có­mo se ha­ce ca­da día más gran­de el agu­je­ro. Vis­to lo vis­to: cuen­tas que no son co­mo les ha­bían con­ta­do — ni las del año pa­sa­do ni las pre­vis­tas pa­ra es­te— y di­vi­den­dos que no apa­re­ce­rán por el bol­si­llo, se les an­to­ja lo más acer­ta­do. Tam­po­co re­sul­ta de ayu­da que dos de las gran­des agen­cias de ra­ting, Moody’s y S&P, ha­yan re­ba­ja­do la no­ta de su deu­da a lar­go pla­zo has­ta la ca­li­fi­ca­ción de bono ba­su­ra,

Y, pa­ra in­ten­tar po­ner freno a esa san­gría, que ha de­ja­do el pre­cio de las ac­cio­nes en mí­ni­mos his­tó­ri­cos, el ru­so Mik­hail Frid­man, má­xi­mo ac­cio­nis­ta de la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos —con un 29 %, a tra­vés de Let­te­ro­ne—, ha co­lo­ca­do al ti­món del bar­co a Step­han Du­Char­me, su mano de­re­cha.

Du­Char­me (Adíss Abe­ba, Etio­pía, 1964) co­no­ce bien el sec­tor. Es el pre­si­den­te de X5 Re­tail —el Mer­ca­do­na ru­so, co­mo la lla­man los ana­lis­tas—, el gru­po mi­no­ris­ta más gran­de del país, y oc­ta­vo del mun­do, par­ti­ci­pa­do ma­yo­ri­ta­ria­men­te por Frid­man, y del que fue tam­bién con­se­je­ro de­le­ga­do. De él di­cen que es un ha­cha en eso del con­trol de cos­tes. Pre­ci­sa­men­te lo que le ha­ce fal­ta a Dia.

An­tes de en­trar a for­mar par­te del equi­po del mag­na­te ru­so, pro­pie­ta­rio, en­tre otras mu­chas co­sas, de la em­pre­sa que fle­tó la car­ga del Pres­ti­ge —desas­tre del que, por cier­to, sa­lió de ro­si­tas— Du­Char­me tra­ba­jó en Sa­lo­mon Brot­hers, una mí­ti­ca fir­ma de Wall Street fun­da­da en 1910 por tres her­ma­nos y que ter­mi­nó ab­sor­bi­da por Ci­ti­group. Ade­más de eso, fue el nú­me­ro dos del Ban­co Eu­ro­peo de Re­cons­truc­ción y Desa­rro­llo (BERD) en Mos­cú.

Su mi­sión aho­ra: ex­por­tar el mo­de­lo de X5 a Dia pa­ra re­flo­tar la com­pa­ñía. Pe­ro no es­ta­rá so­lo en esa com­pli­ca­da ta­rea. Pa­ra en­de­re­zar el rum­bo del bar­co con­ta­rá con la ayu­da de Karl-Heinz Ho­lland, otro de los hom­bres de con­fian­za de Frid­man y gran co­no­ce­dor tam­bién del sec­tor de la ali­men­ta­ción. Ho­lland tra­ba­jó pa­ra el gru­po ale­mán Lidl du­ran­te más de dos dé­ca­das. Lle­gó a ser con­se­je­ro de­le­ga­do. Más de seis años es­tu­vo al fren­te de la ca­de­na ger­ma­na. Pre­ci­sa­men­te ba­jo su man­do se ges­tó la gran ex­pan­sión de la mar­ca. Su eta­pa de ma­yor cre­ci­mien­to.

Los dos lle­van al­gún tiem­po sen­ta­dos en el con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de la fir­ma que con­tro­la su mul­ti­mi­llo­na­rio je­fe. Mik­hail Frid­man, in­ge­nie­ro me­ta­lúr­gi­co, co­men­zó a cons­truir su for­tu­na ven­dien­do pro­duc­tos de lim­pie­za y al­qui­lan­do pi­sos a ex­tran­je­ros, jun­to a sus com­pa­ñe­ros de la Uni­ver­si­dad de Mos­cú en los ochen­ta. Hoy acu­mu­la una for­tu­na de más de 13.000 mi­llo­nes de dó­la­res. El oli­gar­ca des­em­bar­có en Dia a fi­na­les de ju­lio del año pa­sa­do. Com­pró en­ton­ces un 10 % de la ca­de­na, por el que pa­gó 323 mi­llo­nes de eu­ros. El pa­sa­do enero dio un pa­so más y ele­vó esa par­ti­ci­pa­ción has­ta el 25 %. Y en sep­tiem­bre, otro más: lle­gó has­ta el 29 %, que­dán­do­se a ti­ro de pie­dra de la opa (la ley obli­ga a lan­zar una cuan­do se al­can­za el 30 %). A na­die le ca­be nin­gu­na du­da de que vol­ve­rá a mo­ver ficha. Y mien­tras, ha con­tra­ta­do a Roths­child pa­ra re­de­fi­nir la es­tra­te­gia de la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos y re­cu­pe­rar la con­fian­za de los in­ver­so­res.

ABRALDES http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.