Hu­so ho­ra­rio

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Magazine | Cartas -

Si te­nía­mos po­cas co­sas im­por­tan­tes pa­ra de­ba­tir, aho­ra nos to­ca ha­cer­lo so­bre el hu­so ho­ra­rio. En prin­ci­pio el asun­to es una sim­ple con­ven­ción pa­ra com­pa­gi­nar nues­tro mo­do de vi­vir con los rit­mos de la na­tu­ra­le­za, una pre­ten­sión de do­mes­ti­car el tiem­po pa­ra que se aco­mo­de a nues­tra mé­tri­ca. Pe­ro en reali­dad el cam­bio de ho­ra es un asun­to so­cial, eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co y has­ta un se­llo iden­ti­ta­rio. Hu­bo in­ten­tos en al­gu­nas au­to­no­mías, co­mo Ga­li­cia, en la que qui­sie­ron unir­se al hu­so de Por­tu­gal, más por sin­gu­la­ri­zar­se, creo, que por ver la úl­ti­ma luz del día a las once de la no­che. En Chi­na ri­ge la ho­ra ofi­cial de Pe­kín: to­do ese des­co­mu­nal te­rri­to­rio pal­pi­ta al rit­mo de la ca­pi­tal, lo que in­tro­du­ce una ex­tra­va­gan­cia cul­tu­ral en vir­tud de la cual las tres de la tar­de es un con­cep­to de luz va­ria­ble en fun­ción del lu­gar del país en el que vi­vas. La ten­ta­ción de con­tro­lar el hu­so ho­ra­rio de­mues­tra que es­te em­pe­ño de la UE pa­ra su­pri­mir las con­gas del re­loj –de­lan­te, de­trás, un, dos, tres– no va a ser tan fá­cil de eje­cu­tar. To­do el sis­te­ma ho­ra­rio ac­tual, desa­rro­lla­do a par­tir del me­ri­diano de Green­wich, es una ex­pre­sión de la do­mi­na­ción po­lí­ti­ca de Oc­ci­den­te so­bre el mun­do, una con­ven­ción que se im­pu­so a fi­na­les del si­glo XIX cuan­do el fe­rro­ca­rril em­pe­zó a ex­ten­der­se y a exi­gir un acuer­do so­bre las ma­ne­ci­llas. Aquí, Sán­chez crea­rá una co­mi­sión de ex­per­tos ba­ra­ti­ta pa­ra es­tu­diar­lo. GE­NA­RO NO­VO. SE­VI­LLA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.