Mi tri­bu

La Voz de Galicia (A Coruña) - XL Semanal - - Cartas -

«Un hom­bre sin ci­ca­tri­ces no es un hom­bre», ase­ve­ra­ba or­gu­llo­sa una mu­jer de una tri­bu afri­ca­na. Di­cho hom­bre, pa­ra ase­gu­rar el sus­ten­to y se­gu­ri­dad de su pro­le, no du­da­ba en ba­tir­se a muer­te pa­ra de­fen­der el ga­na­do y la su­per­vi­ven­cia de su fa­mi­lia. Los car­de­na­les y ci­ca­tri­ces la­bra­dos en su piel de ébano eran mos­tra­dos con or­gu­llo y ho­nor. Hoy, en la so­cie­dad 'ci­vi­li­za­da', es­to es un me­ro ata­vis­mo del pa­sa­do. El vil me­tal ha cam­bia­do pers­pec­ti­vas na­tu­ra­les por otras ma­te­ria­les. El al­to eje­cu­ti­vo que ma­ne­ja can­ti­da­des in­gen­tes de di­ne­ro des­de su or­de­na­dor, y tie­ne ri­cas pro­pie­da­des con mu­chas es­ca­le­ras, es­ta­ría en la cús­pi­de de la so­cie­dad, sien­do el más va­lo­ra­do. Po­co im­por­ta si sus múscu­los se han de­bi­li­ta­do por la inac­ti­vi­dad, o su es­tó­ma­go ha ido in cres­cen­do por los co­pio­sos man­ja­res in­ge­ri­dos. Me­nos va­lo­ra­do es el obre­ro que ma­dru­ga y va con el cu­chi­llo en­tre los dien­tes, dis­pues­to a ser el más pro­duc­ti­vo, con­ti­nuan­do con su vía cru­cis, día a día, con un sín­dro­me de Es­to­col­mo a cues­tas, no cons­cien­te de su pro­pio cau­ti­ve­rio. Y tan­to unos co­mo otros nos vol­ve­mos lo­cos, en bus­ca del Do­ra­do. A ve­ces, lo con­fie­so, me acuer­do del hom­bre de la tri­bu, y lo re­co­noz­co: me gus­ta­ría ser él. VI­CEN­TE CER­VE­RA SÁN­CHEZ. VA­LEN­CIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.