Los ga­lle­gos so­mos in­su­la­res

La Voz de Galicia (Viveiro) - - Opinión - CAR­LOS PUN­ZÓN

Alo me­jor sus abue­los nun­ca han via­ja­do en avión, pe­ro aún así pa­gan vía im­pues­tos a ae­ro­lí­neas pa­ra que re­ca­len en La­va­co­lla, Al­ve­dro o Pei­na­dor, has­ta con 18 eu­ros por asien­to, na­da me­nos. A lo me­jor sus pa­dres o us­ted ni se acuer­dan de cuán­do fue la úl­ti­ma vez que co­gie­ron un tren, pe­ro el año pa­sa­do Ren­fe in­gre­só 864 mi­llo­nes de eu­ros en sub­ven­cio­nes pú­bli­cas pa­ra re­ba­jar por in­te­rés ge­ne­ral el im­por­te de sus bi­lle­tes de me­dia dis­tan­cia y cer­ca­nías, ese ser­vi­cio, que aun­que us­ted lo es­té pa­gan­do, no exis­te en Galicia. Y con muy ra­ras ex­cep­cio­nes lo más se­gu­ro es que no re­co­rra más que por des­pis­te al­gu­na de las nue­ve au­to­pis­tas del cen­tro de Es­pa­ña y el Me­di­te­rrá­neo que con di­ne­ro de to­dos ha res­ca­ta­do la Ad­mi­nis­tra­ción cen­tral con una fac­tu­ra que di­fí­cil­men­te ba­ja­rá de los 2.000 mi­llo­nes.

En cam­bio cuan­do se de­tec­tó que la AP-9 co­rría ries­go de co­lap­so en Ran­de o a su pa­so por San­tia­go se de­ci­dió que su am­plia­ción la pa­ga­sen los usua­rios de to­do el vial, aun­que no to­quen los dos tra­mos me­jo­ra­dos. Y cuan­do se ca­yó en la cuen­ta de que el eje Vigo-Pon­te­ve­dra te­nía un pre­cio por ki­ló­me­tro su­pe­rior al res­to de la au­to­pis­ta y ma­yor que la me­dia del res­to del Es­ta­do, se vol­vió a de­ci­dir que to­dos los de­más usua­rios de la AP-9 fue­ran so­li­da­rios con ese tra­mo asu­mien­do en sus pea­jes la re­ba­ja que ha­ce gra­tis el via­je de vuel­ta en­tre am­bas ciu­da­des.

Ex­pon­go es­tas cin­co reali­da­des pa­ra con­tras­tar­las con las re­fle­xio­nes del mi­nis­tro de Fo­men­to con las que ha pues­to en du­da la justicia de que las ope­ra­cio­nes aé­reas es­tén gra­ba­das con una ta­sa, o que los mo­vi­mien­tos fe­rro­via­rios ten­gan un ca­non y que en cam­bio via­jar por au­to­vía sea gra­tis. Su pre­gun­ta de si no se­ría más ecuá­ni­me que las ca­rre­te­ras de gran ca­pa­ci­dad sean man­te­ni­das por sus usua­rios, des­mon­ta, si la res­pues­ta es po­si­ti­va, to­dos los ejem­plos an­te­rio­res. Que los bi­lle­tes de avión los pa­guen pues quie­nes los ne­ce­si­tan, lo mis­mo que en los tre­nes, o ya pues­tos, que la educación o la sa­ni­dad pú­bli­cas las sos­ten­gan quie­nes ha­cen uso de ellas. ¿Y qué ha­cer con los que vi­ven ale­ja­dos del cen­tro del país, de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos na­cio­na­les o de la fron­te­ra con Eu­ro­pa? Pues de­pen­de: si us­ted vi­vie­se en Ca­na­rias, Ba­lea­res, Ceu­ta o Me­li­lla tie­ne un des­cuen­to su­fra­ga­do por to­dos del 75 % en sus bi­lle­tes de bar­co o tren, pe­ro si re­si­de en Galicia, las me­jo­ras de la au­to­pis­ta se las pa­ga us­ted, y si se lle­gan a im­plan­tar pea­jes en las au­to­vías, pues so­mos los más ale­ja­dos de to­do, o sea, que pa­ga­re­mos más. Por eso ha lle­ga­do el mo­men­to de de­cla­rar­se in­su­la­res, a ver qué sa­ca­mos.

Si us­ted vi­vie­se en Ca­na­rias, Ba­lea­res o Ceu­ta tie­ne un des­cuen­to su­fra­ga­do por to­dos del 75 % en sus bi­lle­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.