Due­len so­bre to­do las for­mas de es­te em­pa­te

La Voz de Galicia (Viveiro) - - Deportes - Jo­sé Ma­nuel Po­se

Es la for­ma la que más due­le en el em­pa­te del De­por­ti­vo, so­bre to­do por lo ma­la­cos­tum­bra­da que co­men­za­ba a es­tar la pa­rro­quia de­por­ti­vis­ta. En el guion de to­dos el 2-0 al des­can­so era, en reali­dad y por sen­sa­cio­nes, un 4-0. Pe­ro lo más gra­ve pa­ra mí vol­vió a ser que, por se­gun­da jor­na­da con­se­cu­ti­va, no hu­bo res­pues­ta an­te un cam­bio tác­ti­co del ri­val. Es­te no fue con­tra­rres­ta­do por un De­por­ti­vo que vi­vió ins­tau­ra­do en la co­mo­di­dad del re­sul­ta­do has­ta el 2-1. Lue­go, sí que reac­cio­nó diez mi­nu­tos, en­tre el 65 y el 75, pe­ro cuan­do pa­re­cía más cer­ca el 3-1, lle­gó el 2-2 y se res­que­bra­jó el equi­po.

¿Cuál fue el cam­bio tác­ti­co con que el Numancia re­vo­lu­cio­nó el par­ti­do? La en­tra­da de Alain al des­can­so pro­vo­có si­tua­cio­nes de dos con­tra uno en la ban­da de­re­cha del De­por­ti­vo y, ade­más, Ló­pez Garai re­ti­ró a un pun­ta más rí­gi­do pa­ra in­tro­du­cir a otro más mó­vil. Abría así la lle­ga­da de gen­te por den­tro. El ma­yor ejem­plo fue la ju­ga­da del se­gun­do gol: cen­tro y lle­ga­da del me­dio­cen­tro des­de fue­ra ha­cia den­tro. Se mul­ti­pli­có la mo­vi­li­dad por los ex­te­rio­res del Numancia, allí por don­de to­dos sa­be­mos que se ha­lla la de­bi­li­dad del De­por­ti­vo.

La con­tes­ta­ción des­de la pi­za­rra fue pa­sar a Bor­ja Va­lle a la iz­quier­da y Expósito a la de­re­cha, con Car­les Gil en la me­dia­pun­ta. Pa­só a ju­gar un 1-4-4-1-1, pe­ro una vez más se de­mos­tró que de­fen­der con más no sig­ni­fi­ca de­fen­der me­jor. Por un la­do, ape­nas le du­ra­ba la pe­lo­ta, por­que por de­lan­te ya so­lo es­ta­ba Qui­que y úni­ca­men­te Gil era ca­paz de sos­te­ner la po­se­sión. Ade­más, el equi­po se en­con­tra­ba muy le­jos de don­de que­ría ata­car y su me­dio­cam­po ha­bía de ha­cer el do­ble de es­fuer­zo. Por eso, el De­por­ti­vo vol­vió al rom­bo, don­de se en­cuen­tra más se­gu­ro. En­tró Ber­gan­ti­ños y, mu­cho más tar­de, Krohn-Deh­li en una reac­ción un po­co tar­día des­de el ban­qui­llo.

Es ver­dad que el par­ti­do se pu­do re­sol­ver en la pri­me­ra par­te, pe­ro por eso due­le más el em­pa­te, por­que lo que po­día ha­ber si­do una go­lea­da se con­vir­tió en el adiós a dos pun­tos que es­pe­ro que no eche­mos de me­nos más ade­lan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.