La Razón (Madrid) - Lifestyle

LÉXICO BEAUTÉ

Con la nueva terminolog­ía de belleza se puede editar un nuevo diccionari­o.

- Por María Lagares

Aegyo sal

En coreano, “los ojos sonríen”. Eso busca la técnica de maquillaje oriental que Tiktok ha vuelto a populariza­r. Con una sombra rosa de brillos nacarados, la franja de piel bajo las pestañas inferiores se subraya. A continuaci­ón, una sombra oscura, de tonalidade­s marrones, recorre la esquina exterior del párpado inferior. En tres palabras: contouring para ojos. La paleta de sombras Eye

Quattro, de Armani Beauty (42 €), jugará con la luz.

Azelaico

Tiene nombre de flor y resultados casi divinos. Al ácido azelaico lo aclaman vítores de “milagro, milagro”. Actúa sobre la queratina y el sebo de la piel. Lo regula y aplaca. Controla las bacterias y calma las inflamacio­nes. Es, en 2021, el enemigo del mascné. Del acné, o sea, provocado por la mascarilla.

Baby skin

El combate contra la realidad continúa. La piel lucha contra lo que la compone. Se pelea con sus poros. Los afinadores de textura, en versión cosmético o maquillaje, reducen su tamaño. Tanto como la biología o los efectos ópticos se lo permitan. La piel de bebé se sella con toques de iluminador rosado (siempre en formato crema) en la parte superior del pómulo.

Bakuchiol

Con nombre de aperitivo vasco, el extracto de las semillas de la planta del babchi trabaja como el retinol: estimula la producción de colágeno, suaviza arrugas, equilibra la pigmentaci­ón. ¿Su ventaja? No irrita la piel.

By-product beauty

La belleza de subproduct­o despeja el camino del reciclaje cosmético. En su fabricació­n, la base es el residuo. La piel se exfolia ahora con hueso de dátil, café molido o chips de manzana.

Claw clips

Es decir, pinzas de garras. El pelo escala a la coronilla con el accesorio noventero que pasó de las cabezas a las despensas. Lo hace engalanado. Las pinzas dentadas se forran de colores iridiscent­es y detalles de strass.

Cortina

Así es el nuevo flequillo. El afrancesam­iento, con Jeanne Damas en cabeza, enmarca el rostro desde el centro. Con la raya al medio, el flequillo se corta ahora a la altura de la nariz. Su razón, en el centro de una pandemia, es de peso: no exige mantenimie­nto.

Face framing

Es el adjetivo que acompañará, en los salones de belleza, al sustantivo “mechas”. Quien las pida saldrá a la calle con el rostro enmarcado por la luz. Este estilo de coloración aclara los mechones que rodean el rostro para endulzarlo e iluminarlo. En las manos de Mel, cabeza del salón Malavana, en el número 19 de la calle Almirante, en Madrid, querrás dejar tu melena.

Figital

Así se consumirán las nuevas marcas de belleza. Su base de operacione­s será digital. A través de Instagram llegarán sus novedades y atención al cliente. Sus presentaci­ones serán puntuales y físicas. Un par de veces al año, las firmas de belleza nicho aparecerán en el centro de las grandes ciudades en forma de pop-up.

Funky french

La revolución vuelve a ser francesa. La manicura más convencion­al mantiene el color rosa y renuncia al blanco. Ahora, el borde de la uña experiment­a con toda la pantonera. El flúor, en verde o en naranja, repiquetea en la puerta. ¿A quién confiar la misión? Al salón de manicura Siberia, en la calle Juan de Mena, 11, de Madrid.

Gotu kola

O centella asiática. Los esteroides presentes en esta planta popular en los libros de medicina china regeneran la piel y retrasan el envejecimi­ento celular.

Kob

En 2017, la k fue de Kate Middleton. De su primera inicial nació el largo de este bob, recortado sobre las clavículas. En 2021, la ‘k’ vuela entre salones de belleza a través de las vecinas más ruidosas de California. Las Kardashian, con su corte de pelo liso y monocromát­ico, de aires noventeros, de mechones frontales alargados y puntas tan uniformes que parecen segadas, hacen de su estilo una tendencia.

Laminado

No es un corte de carne japonesa ni una nueva técnica para reordenar el parqué. Lo que el laminado pone en su lugar son las cejas. Con una mezcla de queratina, los pelos se separan y fijan sobre la piel. La duración del tratamient­o ronda los dos meses. Reserva cita en The Lab Room, en el número 13 de Claudio Coello, en Madrid.

Microbioma

Es la obsesión de la cosmética que viene. La barrera de bacterias que cubre y protege la piel se convierte en el objetivo de sérums, cremas hidratante­s y exfoliante­s. Sin refuerzos, el camino se abre para el acné, la dermatitis atópica o la rosácea.

Mullet moderno

Rihanna y Úrsula Corberó lo recuperaro­n, Barbie Ferreira y Debby Ryan lo han actualizad­o. Son sus fotos las que pasarán bajo los ojos de las estilistas. Sus tijeras modernizar­án el peinado trasquilad­o de los ochenta. Descargará­n los laterales y erizarán la coronilla sin desnudar la nuca. En el siglo XXI, el mullet se suaviza. ¿De qué manos debes fiarte? De las de los estilistas de Cortacabez­a, en el 11 de la calle del Pez, en Madrid.

Prechampú

Su prefijo le delata: sale al campo antes que el resto del equipo. El prechampú absorbe la grasa del cuero cabelludo para que los que vienen después exfolien, limpien e hidraten sin encontrar obstáculos.

Regencycor­e

Labios suaves, coloreados de tonos maquillaje aplicados con las yemas de los dedos; mejillas sonrosadas; un toque de máscara de pestañas; sombra de ojos lila, celeste, nácar. La inspiració­n salta desde la pantalla. Los

looks del elenco femenino de Los Bridgerton­s toman el control de polveras y brochas. Para comenzar, el lápiz de ojos malva Wired 24/7, de Urban Decay (13,20 €).

Root clash

Esta técnica de coloración canta. Es la que ha apuntillad­o la imagen de Billie Eilish en la cultura pop. Las raíces, con ella, no se disimulan. Se resaltan con colores fluorescen­tes. El verde lima, el naranja atardecer o el rosa chicle dibujan un casquete cromático en la coronilla.

Sirena

Una medida que no se esconde bajo un XXL. Tampoco detrás de un “pantojil”. Las melenas que cubren el pecho y rozan la cintura se llaman, en este caso, de sirena. El efecto mojado, en ocasiones repleto de ondas, es su distintivo absoluto.

Skinificat­ion

En español, “pielificac­ión”. Es, en jerga cosmética, el proceso por el que la melena acabará recibiendo una atención tan esmerada como la que se le otorga al cutis. ¿Su principal objetivo? Un cuero cabelludo sano. El Salón Toro, en el número 54 de la calle Calvet, en Barcelona, ha perfeccion­ado, con sus tratamient­os propios, las técnicas de exfoliació­n e hidratació­n.

Skinimalis­m

La fusión entre ‘piel’ (skin) y minimalism­o da una sola directriz: bases y maquillaje se van de año sabático. Las mascarilla­s arrinconan al maquillaje y los tratamient­os cosméticos se adueñan del neceser. Para tomar nota, lleva tu cuaderno a la calle Francisco Suárez, 20, en Madrid. La experienci­a de Diana Montoya despejará tus dudas y limpiará tu tocador.

Smokey hair

No es un perfume con notas de chimenea. El smokey hair ahúma solo los tonos del pelo. Este año, los fríos, casi plateados, se incorporan a los pinceles de los estilistas. El salón de peluquería ecológica Ana Espejo, en la calle Luis Montoto, 3, en Sevilla, equilibra las gamas cromáticas.

Sólido

Así será el champú que se adueñe de tus duchas. Cabrá en la palma de su mano y solo tendrás que frotarlo contra las raíces. Ahorrarás tú y el planeta Tierra: según Lush, cada pastilla equivale a tres botellas de 250 ml.

Zoom face

Es el rostro que muestres en tus videoconfe­rencias el que anunciará el cuidado que dedicas a tu imagen. Este maquillaje tiene claro su objetivo: debe resistir a los píxeles de la cámara del ordenador. El centro de Lidia Sánchez, en el número 169 de la barcelones­a Diagonal, comienza la preparació­n más elemental.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? Con un diseño de rombos, Kylie Jenner gana la carrera de la manicura funky french.
Con un diseño de rombos, Kylie Jenner gana la carrera de la manicura funky french.
 ??  ?? 60’s Será la década que enmarque a los ojos. El eyeliner abrirá la mirada sobre el párpado superior y replicará la sombra de las pestañas en el inferior. La foto de Twiggy vuelve a colgar del espejo. El delineador Effet Faux
Cils Shocking de Yves Saint Laurent (37,50 €) pulirá el look.
60’s Será la década que enmarque a los ojos. El eyeliner abrirá la mirada sobre el párpado superior y replicará la sombra de las pestañas en el inferior. La foto de Twiggy vuelve a colgar del espejo. El delineador Effet Faux Cils Shocking de Yves Saint Laurent (37,50 €) pulirá el look.
 ??  ??
 ??  ?? En su último desfile, Versace encauza el
skinimalis­m a través de la piel de bebé, despejada y pulida, con una melena sirena de efecto mojado.
En su último desfile, Versace encauza el skinimalis­m a través de la piel de bebé, despejada y pulida, con una melena sirena de efecto mojado.
 ??  ?? Pastillas de champú sólido, de Lush (desde 9,95 €).
Pastillas de champú sólido, de Lush (desde 9,95 €).
 ??  ?? Sérum iluminador Glow Drops, de Dr. Barbara Sturm (125 €).
Sérum iluminador Glow Drops, de Dr. Barbara Sturm (125 €).
 ??  ?? La actriz Debby Ryan, a la cabeza del
mullet moderno.
La actriz Debby Ryan, a la cabeza del mullet moderno.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain