AS SITLITSCOLIC OS

El sec­tor de los en­va­ses y em­ba­la­jes se ha mar­ca­do tres gran­des re­tos pa­ra el fu­tu­ro re­cien­te: el de­sa­rro­llo de en­va­ses in­te­li­gen­tes (que apor­ten al con­su­mi­dor da­tos so­bre el es­ta­do del pro­duc­to y alar­guen su ci­clo de vi­da), que ten­gan un di­se­ño efi­cien­te

Logística Profesional - - OPERADORES -

El sec­tor de los en­va­ses y em­ba­la­jes “pa­sa por un buen momento y su de­sa­rro­llo es­tá con­tri­bu­yen­do de ma­ne­ra esen­cial en la re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía es­pa­ño­la”. Es­tas pa­la­bras son de la di­rec­to­ra de los sa­lo­nes Em­pack, Lo­gis­tics y Pac­ka­ging In­no­va­tions, Ma­ri­na Uce­da, pe­ro tam­bién po­dría ha­ber­las di­cho el res­pon­sa­ble de ne­go­cio del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Plás­ti­co (Aim­plas), Ser­gio imé­nez, quien con­fir­ma que la pro­duc­ción de en­va­ses ali­men­ta­rios de plás­ti­co ha au­men­ta­do un 30 en los úl­ti­mos seis años, lo que ha per­mi­ti­do que la in­dus­tria del en­va­se y em­ba­la­je en Es­pa­ña crez­ca un 15 , des­pués de años de re­ce­sión en el sec­tor.

Los en­va­ses de bio­plás­ti­co e in­te­li­gen­tes, ca­pa­ces de in­for­mar so­bre el es­ta­do del pro­duc­to, son al­gu- nas de las so­lu­cio­nes que mar­ca­rán ten­den­cia en los pró­xi­mos años pa­ra afron­tar los re­tos de con­ser­va­ción, se­gu­ri­dad y sos­te­ni­bi­li­dad del en­va­se ali­men­ta­rio del fu­tu­ro.

Aun­que ca­da vez más los en­va­ses de ma­te­ria­les na­tu­ra­les y re­ci­cla­dos es­tá to­man­do fuer­za en el en­va­se ali­men­ta­rio, imé­nez reite­ra que la va­ria­bi­li­dad y la fle­xi­bi­li­dad del plás­ti­co siguen ha­cien­do que es­te ma­te­rial se man­ten­ga co­mo el pro­ta­go­nis­ta del en­va­se ali­men­ta­rio del fu­tu­ro por su enor­me po­ten­cial pa­ra el de­sa­rro­llo de nue­vas apli­ca­cio­nes que se adap­ten a las de­man­das de un con­su­mi­dor ca­da vez más exi­gen­te, co­nec­ta­do y preo­cu­pa­do por el medioambiente.

Así, y en opi­nión de imé­nez, el en­va­se de plás­ti­co fle­xi­ble en for­ma­tos de las bol­sas es­te­ri­li­za­bles

( re­tor po c es), bol­sas con ba­se ( o pack) o en­va­ses ag in o es­tán con­so­li­da­das en el mer­ca­do. Por su par­te, los en­va­ses rí­gi­dos de plás­ti­co, que sus­ti­tu­yen al vi­drio o al me­tal, tam­bién van ga­nan­do ca­da vez más te­rreno al fa­bri­car­se con nue­vos ma­te­ria­les re­sis­ten­tes a los pro­ce­sos tér­mi­cos de pas­teu­ri­za­ción o es­te­ri­li­za­ción y que per­mi­ten ma­yor li­ge­re­za, se­gu­ri­dad y li­ber­tad de di­se­ño. AS SITLITS Un en­va­se ali­men­ta­rio in­te­li­gen­te, se­gú­ni­mé­nez ,“po­dría ser des­de aquel que in­di­ca la tem­pe­ra­tu­ra ideal pa­ra con­su­mo de un pro­duc­to, que pro­por­cio­na in­for­ma­ción so­bre la ma­du­rez o la ca­du­ci­dad y que apor­ta in­for­ma­ción co­nec­ta­da con sis­te­mas de in­ven­ta­rio de los pro­duc­tos que hay un fri­go­rí­fi­co has­ta aquel que es ca­paz de dar ór­de­nes a un mi­cro­on­das pa­ra que apli­que las con­di­cio­nes ade­cua­das de ca­len­ta­mien­to”.

La tec­no­lo­gía ya es­tá dis­po­ni­ble pa­ra pro­por­cio­nar es­te ti­po de ven­ta­jas. “El úni­co pro­ble­ma es el cos­te, ya que es­tos sis­te­mas pue­den en­ca­re­cer el pro­duc­to y, por tan­to, so­lo ten­drán éxi­to si se desa­rro­llan apli­ca­cio­nes que el con­su­mi­dor va­lo­re por en­ci­ma del in­cre­men­to de cos­te del pro­duc­to”, ex­pli­ca. Las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción en el sec­tor del en­va­se ali­men­ta­rio pa­ra los pró­xi­mos años gi­ra­rán en torno al co­mer­cio elec­tró­ni­co de ali­men­tos. Es­te nue­vo ca­nal de dis­tri­bu­ción im­pul­sa­rá una nue­va evo­lu­ción en el de­sa­rro­llo de en­va­ses mu­cho más apro­pia­dos con sis­te­mas de con­trol que ga­ran­ti­cen la se­gu­ri­dad del pro­duc­to ob­te­nien­do en tiem­po real in­for­ma­ción de la ca­de­na de frío ( si se man­tie­ne o no), de gol­pes o de ro­tu­ras del pro­duc­to. CODIS O En el mar­co de la Se­ma­na Eu­ro­pea de la Pre­ven­ción, Ecoem­bes pre­sen­tó los da­tos del pri­mer ejer­ci­cio del I Plan Em­pre­sa­rial de Pre­ven­ción (2015-2017), que arro­ja co­mo pri­me­ra con­clu­sión que las em­pre­sas es­pa­ño­las ca­da día to­man más me­di­das pa­ra re­du­cir el im­pac­to am­bien­tal que pro­du­ce su ac­ti­vi­dad. es que du­ran­te 2015, un to­tal de 2172 com­pa­ñías (el 62 de ellas py­mes) im­plan­ta­ron 3748 me­di­das de eco­di­se­ño, 556 más que en 2012.

La re­duc­ción del pe­so de los en­va­ses es la ac­ción que más apli­can las com­pa­ñías. Así, des­de que Ecoem­bes pu­so en mar­cha los Pla­nes de Pre­ven­ción, en 1 , se ha lo­gra­do re­du­cir en un 17,7 el pe­so. Ejem­plo de ello son los en­va­ses de bo­te­lla de PET de acei­te y las la­tas de alu­mi­nio de re­fres­cos, que se han ali­ge­ra­do un 15 y un 18 , res­pec­ti­va­men­te.

Otra me­jo­ra en la que se han cen­tra­do las em­pre­sas ha si­do el re­di­se­ño con el ob­je­ti­vo de fa­ci­li­tar su re­ci­cla­je y ma­xi­mi­zar el apro­ve­cha­mien­to del pro­duc­to. La su­pre­sión de em­ba­la­jes in­ne­ce­sa­rios, la re­duc­ción del im­pac­to am­bien­tal, por ejem­plo eli­mi­nan­do tin­tas y me­ta­les pe­sa­dos en la ela­bo­ra­ción de en­va­ses, así co­mo el uso de ma­te­ria­les re­ci­cla­dos pa­ra fa­bri­car nue­vos pro­duc­tos, son otras de las me­di­das de eco­di­se­ño en las que se es­tá tra­ba­jan­do. “El eco­di­se­ño es el ori­gen de la ca­de­na de re­ci­cla­je y per­mi­te mi­ni­mi­zar el con­su­mo, así co­mo las emi­sio­nes y los ver­ti­dos”, ase­gu­ra el con­se­je­ro de­le­ga­do de Ecoem­bes, scar Mar­tín.

ra­cias a la im­plan­ta­ción de to­das es­tas me­di­das, des­de la aso­cia­ción ase­gu­ran que se han con­se­gui­do “nu­me­ro­sos be­ne­fi­cios me­dioam­bien­ta­les”. Así, las ac­cio­nes desa­rro­lla­das du­ran­te 2015 han su­pues­to un aho­rro de más de 25 000 to­ne­la­das de ma­te­rias pri­mas, una ci­fra que sube has­ta las 476 000 to­ne­la­das aho­rra­das si con­ta­mos des­de el ini­cio de es­tos pla­nes, lo que ha si­do po­si­ble gra­cias al de­sa­rro­llo de más de 40 000 me­di­das de pre­ven­ción.

Asi­mis­mo, se ha evi­ta­do la emi­sión de más de 65 771 to­ne­la­das de CO a la at­mós­fe­ra, el aho­rro de cer­ca de 512 465 MWh de ener­gía y 7 534 8 3 m3 de agua.

I O ACI Con el ob­je­ti­vo de im­pul­sar el mo­de­lo de eco­no­mía cir­cu­lar, Ecoem­bes se ha mar­ca­do una ho­ja de ru­ta que per­mi­ta desa­rro­llar una so­cie­dad más sos­te­ni­ble en to­dos sus ám­bi­tos. En lo re­la­ti­vo al eco­di­se­ño, la en­ti­dad va a con­ti­nuar tra­ba­jan­do mano a mano con las em­pre­sas pa­ra al­can­zar una re­duc­ción to­tal del 20 del pe­so me­dio de los en­va­ses en 2020, me­jo­rar su re­ci­cla­bi­li­dad e in­cor­po­rar ma­te­ria­les re­ci­cla­dos en los nue­vos que se pro­duz­can.

Pa­ra al­can­zar sus me­tas con­ti­nua­rá su apues­ta por la in­no­va­ción a tra­vés de di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas, co­mo el pri­mer La­bo­ra­to­rio de Eco­no­mía Cir­cu­lar en Eu­ro­pa, que se pon­drá en mar­cha es­te año y que ten­drá su se­de en La Rio­ja. Es­te es­pa­cio se con­ver­ti­rá en un en­torno de ex­pe­ri­men­ta­ción real pa­ra va­li­dar las me­jo­res prác­ti­cas en el ám­bi­to del en­va­se y su pos­te­rior re­ci­cla­do. En él se es­tu­dia­rán di­fe­ren­tes lí­neas de in­ves­ti­ga­ción, en­tre las que des­ta­ca el eco­di­se­ño y la im­ple­men­ta­ción de tec­no­lo­gía en los di­fe­ren­tes pro­ce­sos de la ca­de­na de re­ci­cla­je. “Sin in­no­va­ción no hay evo­lu­ción. En Ecoem­bes tra­ba­ja­mos con es­ta máxima, ya que la in­no­va­ción es un eje trans­ver­sal en nues­tra ac­ti­vi­dad por ser un ele­men­to fun­da­men­tal pa­ra al­can­zar un mo­de­lo de de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble. Por ello, apos­ta­mos por ini­cia­ti­vas que, gra­cias a la co­la­bo­ra­ción de los ciu­da­da­nos, em­pre­sas y Ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas, nos per­mi­tan desa­rro­llar me­jo­ras que be­ne­fi­cien a la so­cie­dad”, con­clu­ye Mar­tín. AI IA Pa­ra la téc­ni­co del de­par­ta­men­to de Nue­vos Pro­duc­tos y Pro­ce­sos de Ai­nia, Mar­ta is­bert, “los es­tu­dios de vi­da útil ace­le­ra­da per­mi­ten a las em­pre­sas ga­nar tiem­po y an­ti­ci­par­se a la com­pe­ten­cia. Ade­más, evi­tan los cos­tes eco­nó­mi­cos que ge­ne­ran las re­cla­ma­cio­nes y las re­ti­ra­das de pro­duc­to, así co­mo la de­va­lua­ción de la imagen de mar­ca”. En los dos años de vi­da del pro­yec­to, ya se han iden­ti­fi­ca­do los pa­rá­me­tros y mé­to­dos ana­lí- ti­cos más ade­cua­dos pa­ra la mo­ni­to­ri­za­ción de la de­gra­da­ción de pro­duc­to y se ha es­ta­ble­ci­do la me­to­do­lo­gía más ade­cua­da pa­ra el es­tu­dio, tan­to de la evo­lu­ción del pro­duc­to a tiem­po real co­mo en con­di­cio­nes for­za­das de de­gra­da­ción de las dis­tin­tas ma­tri­ces ali­men­ta­rias. Ac­tual­men­te, el pro­yec­to, que tie­ne una du­ra­ción de tres años, se en­cuen­tra en su se­gun­da fa­se de in­ves­ti­ga­ción, en la que es­tá rea­li­zán­do­se un se­gui­mien­to de la evo­lu­ción de la ca­li­dad del ali­men­to.

La vi­da útil de un ali­men­to es el pe­rio­do de tiem­po que trans­cu­rre des­de la pro­duc­ción o en­va­sa­do has­ta que co­mien­za a per­der sus cua­li­da­des or­ga­no­lép­ti­cas, mi­cro­bio­ló­gi­cas, bio­quí­mi­cas y fí­si­cas. Es­ta fe­cha de ca­du­ci­dad la es­ta­ble­ce ca­da em­pre­sa, por lo que es vi­tal pa­ra la in­dus­tria co­no­cer el com­por­ta­mien­to de los ali­men­tos que pro­du­ce y có­mo in­flu­yen en su vi­da útil las ma­te­rias pri­mas, los pro­ce­sos y las con­di­cio­nes de al­ma­ce­na­mien­to. En es­te sen­ti­do, Ai­nia Cen­tro Tec­no­ló­gi­co, en el mar­co del pro­yec­to Ace­le­ra, es­tá desa­rro­llan­do nue­vas he­rra­mien­tas pa­ra rea­li­zar es­tu­dios pre­dic­ti­vos de vi­da útil, que per­mi­ti­rán agi­li­zar el lan­za­mien­to al mer­ca­do de pro­duc­tos po­co pe­re­ce­de­ros.

En el ca­so de los ali­men­tos de lar­ga vi­da útil, co­mo ga­lle­tas, snacks, ali­men­tos con­ge­la­dos, zu­mos o con­ser­vas, re­sul­ta di­fí­cil pa­ra las em­pre­sas de­ter­mi­nar la vi­da co­mer­cial de ma­ne­ra efi­caz, pues­to que el se­gui­mien­to de la evo­lu­ción a tiem­po real de es­tos ali­men­tos re­quie­re de pe­río­dos de tiem­po de dos a tres años que de­mo­ran de­ma­sia­do el lan­za­mien­to del pro­duc­to al mer­ca­do. AS S IOD ADA L S El cos­te de los en­va­ses bio­de­gra­da­bles pa­ra ali­men­tos po­dría re­du­cir­se has­ta un 16 si se uti­li­zan los di­se­ños apro­pia­dos. Es­te es uno de los pri­me­ros re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos por el cen­tro tec­no­ló­gi­co Ai­nia y el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co del Plás­ti­co (Aim­plas). Am­bas ins­ti­tu­cio­nes es­tás in­mer­sas en el pro­yec­to Sost­pack, que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo me­jo­rar las pro­pie­da­des de los ma­te­ria­les plás­ti­cos bio­de­gra­da­bles pa­ra fa­ci­li­tar su in­cor­po­ra­ción al mer­ca­do del en­va­sa­do de ali­men­tos. En su pri­mer año, es­te pro­yec­to se ha cen­tra­do en iden­ti­fi­car ma­te­ria­les bio­de­gra­da­bles que pue­dan ser­vir co­mo al­ter­na­ti­va a los plás­ti­cos tra­di­cio­na­les, po­si­bi­li­tan­do a su vez que la vi­da útil del ali­men­to que con­tie­ne, así co­mo sus ca­rac­te­rís­ti­cas nu­tri­cio­na­les y sen­so­ria­les y las pro­pie­da­des del en­va­se, sean si­mi­la­res.

Pa­ra ello se han uti­li­za­do de for­ma con­jun­ta di­ver­sas tec­no­lo­gías con las que se han rea­li­za­do en­va­sa­dos de pro­duc­tos con ma­te­ria­les bio­de­gra­da­bles, es­tu­dian­do las pro­pie­da­des ba­rre­ras y la re­sis­ten­cia tér­mi­ca de es­tos ma­te­ria­les, in­clu­yen­do po­si­bles me­jo­ras es­truc­tu­ra­les pa­ra que pue­dan ser pro­ce­sa­dos en equi­pos in­dus­tria­les con­ven­cio­na­les. Asi­mis­mo, un es­tu­dio de es­pe­so­res en en­va­ses es­tán­da­res ti­po ban­de­ja ha­bi­tua­les en car­nes ha mos­tra­do me­jo­ras de más de un 15 en el re­par­to de es­pe­so­res en los pun­tos crí­ti­cos del en­va­se.

A D MA DA SO­CIAL El pro­yec­to Sost­pack, que cuen­ta con el apo­yo del Ins­ti­tu­to alen­ciano de Com­pe­ti­ti­vi­dad Em­pre­sa­rial (Iva­ce) y de los fon­dos eu­ro­peos fe­der, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo dar res­pues­ta a la de­man­da so­cial de en­va­ses más sos­te­ni­bles con las mis­mas ga­ran­tías de se­gu­ri­dad.

es que, hoy por hoy, el 74 de es­tos pro­duc­tos son dis­tri­bui­dos en en­va­ses fa­bri­ca­dos con de­ri­va­dos del pe­tró­leo. Los ma­te­ria­les bio­de­gra­da­bles son una al­ter­na­ti­va, pe­ro to­da­vía re­quie­ren su­pe­rar cues­tio­nes téc­ni­cas y eco­nó­mi­cas pa­ra que su im­plan­ta­ción en el mer­ca­do sea una reali­dad. Ca­da vez más, los con­su­mi­do­res y la in­dus­tria de­man­dan en­va­ses más sos­te­ni­bles y se­gu­ros, de­bi­do a una ma­yor preo­cu­pa­ción por el medioambiente y por la ne­ce­si­dad de aho­rrar cos­tes de pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción.

El pro­yec­to tra­ta, por tan­to, de me­jo­rar y adap­tar las ca­rac­te­rís­ti­cas de los ma­te­ria­les bio­de­gra­da­bles y com­pos­ta­bles exis­ten­tes pa­ra fa­ci­li­tar su in­cor­po­ra­ción al mer­ca­do del en­va­sa­do de ali­men­tos, y que pue­dan con­ver­tir­se en una al­ter­na­ti­va sos­te­ni­ble. P MIO PA A CA FO Las ca­jas de fru­ta del ser­vi­cio de co­mer­cio elec­tró­ni­co de Ca­rre­four han si­do pre­mia­das re­cien­te­men­te en la ca­te­go­ría ali­men­ta­ción en los Worl­dS­tar Awards, un con­cur­so de en­va­se y em­ba­la­je a ni­vel mundial or­ga­ni­za­do por la World Pac­ka­ging Or­ga­ni­sa­tion (WPO). Las ca­jas de car­tón que han si­do pre­mia­das es­tán di­se­ña­das por el de­par­ta­men­to de De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble de Ca­rre­four y la em­pre­sa Sai­ca Pack. Al­gu­nas de las ca­rac­te­rís­ti­cas más im­por­tan­tes de es­tas ca­jas son que es­tán he­chas con pa­pe­les re­ci­cla­dos y son re­ci­cla­bles ade­más, pre­ser­van la hu­me­dad, per­mi­ten la ven­ti­la­ción del pro­duc­to fa­vo­re­cien­do su con­ser­va­ción y lo pro­te­gen du­ran­te el trans­por­te. Tam­bién apor­tan al con­su­mi­dor una se­rie de ven­ta­jas, co­mo su re­uti­li­za­ción en ca­sa pa­ra guar­dar el pro­duc­to ad­qui­ri­do o trans­por­tar al lu­gar de tra­ba­jo, y al mis­mo tiem­po, per­mi­te ver el pro­duc­to que por­tan.

El pa­sa­do mes de oc­tu­bre es­tas ca­jas ya ga­na­ron el pre­mio Li­der­pack en la ca­te­go­ría en­va­ses que con­tri­bu­yen a re­du­cir el des­per­di­cio ali­men­ta­rio. Ade­más, Ca­rre­four se en­cuen­tra in­mer­so en el de­sa­rro­llo de un plan de eco­di­se­ño de en­va­ses. Al­gu­nos de los ejes más im­por­tan­tes de es­ta ini­cia­ti­va son la eli­mi­na­ción del em­ba­la­je pres­cin­di­ble, la re­duc­ción de ma­te­ria pri­ma, la op­ti­mi­za­ción en el ta­ma­ño de los en­va­ses y de los em­ba­la­jes pa­ra uti­li­zar me­nos vehícu­los pa­ra su trans­por­te y fo­men­tar el uso de ma­te­ria­les sos­te­ni­bles, re­ci­cla­dos y re­ci­cla­bles. O TPAL T La com­pa­ñía Nort­pa­let anun­ció re­cien­te­men­te que ya co­mer­cia­li­za, des­de fi­na­les del pa­sa­do mes de fe­bre­ro, los die­ci­séis nue­vos pa­lés que pre­sen­tó du­ran­te 2016. Así, el ca­tá­lo­go de la com­pa­ñía cuen­ta con más de cin­cuen­ta pro­duc­tos. Es­tas nue­vas re­fe­ren­cias se en­mar­can den­tro de la ga­ma me­dia. Des­de Nort­pa­let afir­man que los pa­lés es­tán di­se­ña­dos pa­ra su re­uti­li­za­ción y pa­ra ex­por­ta­cio­nes o ex­pe­di­cio­nes en las que no hay re­torno pe­ro en las que se ne­ce­si­tan pa­lés que no sean li­ge­ros.

To­dos es­tán fa­bri­ca­dos en una so­la pie­za y es­tán dis­po­ni­bles en va­rias con­fi­gu­ra­cio­nes: nue­ve pies, tres pa­ti­nes y pa­ti­nes. Ade­más, y por pri­me­ra vez, Nort­pa­let in­clu­ye un pa­lé de 1300x1100 mm. SIC La fir­ma da­ne­sa Fyn­bo Foods A/S, es­pe­cia­li­za­da en la fa­bri­ca­ción de mer­me­la­das, con­ser­vas y con­fi­tu­ras, uti­li­za el sen­sor de vi­sión TriS­pec­tor1000 3D, de Sick, pa­ra com­pro­bar la in­te­gri­dad de los en­va­ses se­lla­dos en sus lí­neas de pro­duc­ción. Tras pas­teu­ri­zar la mer­me­la­da, la ta­pa pre­sen­ta una pe­que­ña hen­di­du­ra co­mo re­sul­ta­do del va­cío crea­do en el pro­ce­so. Si el pro­ce­so de pas­teu­ri­za­ción no se rea­li­za co­rrec­ta­men­te, la ta­pa pre­sen­ta­rá un pe­que­ño bul­to. So­lo las ta­pas es­tan­cas pue­den evi­tar la com­pen­sa­ción de pre­sión en el en­va­se. La fun­ción del TriS­pec­tor es iden­ti­fi­car cual­quier pe­que­ña des­via­ción en la su­per­fi­cie de la ta­pa. El TriS­pec­tor1000, dis­po­ni­ble con tres cam­pos de vi­sión, ins­pec­cio­na dos ta­rros por se­gun­do y per­mi­te des­car­tar los ta­rros de­fec­tuo­sos. Des­de Fyn­bo Foods A/S re­sal­tan, ade­más, que el sen­sor per­mi­te co­piar la con­fi­gu­ra­ción al ins­ta­lar dis­po­si­ti­vos adi­cio­na­les.

ort­pa­let ya co­mer­cia­li­za los die­cis is nue­vos pal s que pre­sen­tó du­ran­te 201 .

La fir­ma de ali­men­ta­ción yn­bo oods A S eli­ge a Sick pa­ra la ins­pec­ción de las ta­pas de los en­va­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.