El desafío di­gi­tal de la lo­gís­ti­ca hortofrutícola

Logística Profesional - - SUMARIO -

La dis­tri­bu­ción desa­rro­lla nue­vos ca­na­les de ven­ta pa­ra cre­cer y ya pue­den com­prar­se por in­ter­net ca­si to­do los pro­duc­tos. De he­cho, los fres­cos, co­mo las fru­tas y las hor­ta­li­zas, son al­gu­nos de los que es­tán experimentando un ma­yor au­ge. La com­pra-ven­ta de pro­duc­tos pe­re­ce­de­ros a tra­vés de in­ter­net ya es una reali­dad, im­pul­sa­da por el to­tal con­su­mer: com­pra­do­res que no dis­cri­mi­nan nin­gún ca­nal, ya sea pa­ra in­for­mar­se o pa­ra rea­li­zar sus com­pras, lo que, a su vez, em­pu­ja el cre­ci­mien­to de in­dus­trias au­xi­lia­res, co­mo el pac­ka­ging, que vi­ve uno de sus me­jo­res mo­men­tos. La ex­por­ta­ción de fru­tas y verduras su­peró por pri­me­ra vez el pa­sa­do año los 12 000 mi­llo­nes de eu­ros, aun­que ca­yó el vo­lu­men y subió la im­por­ta­ción.

Du­ran­te el pri­mer se­mes­tre del año, la ex­por­ta­ción de fru­tas y hor­ta­li­zas fres­cas to­ta­li­zó 7530 mi­llo­nes de eu­ros, lo que su­po­ne un cre­ci­mien­to del 6,04% res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior. Es­tas ci­fras con­ti­núan la bue­na ra­cha, ya que el pa­sa­do año el cre­ci­mien­to del sec­tor entre enero y ju­nio fue del 5,3%. En vo­lu­men, la ex­por­ta­ción cre­ció un 1,99%, to­ta­li­zan­do 6 881 884 to­ne­la­das. En el mis­mo pe­rio­do cre­cen las im­por­ta­cio­nes, has­ta su­mar 1354 mi­llo­nes de eu­ros, con un cre­ci­mien­to del 11,02%. En vo­lu­men, las im­por­ta­cio­nes al­can­za­ron 1 574 193 to­ne­la­das (+2,52%), por­cen­ta­je li­ge­ra­men- te su­pe­rior al de las ex­por­ta­cio­nes, se­gún da­tos del De­par­ta­men­to de Adua­nas e im­pues­tos Es­pe­cia­les del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, pro­ce­sa­dos por la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Aso­cia­cio­nes de Pro­duc­to­res Ex­por­ta­do­res de Fru­tas y Hor­ta­li­zas (Fe­pex). La ex­por­ta­ción de hor­ta­li­zas, por su par­te, cre­ció du­ran­te el pri­mer se­mes­tre un 8,35% con re­la­ción al mis­mo pe­rio­do del año pa­sa­do, al­can­zan­do la ci­fra de 3348 mi­llo­nes de eu­ros, mien­tras que el vo­lu­men ex­por­ta­do re­tro­ce­dió un 3,49%, has­ta las 3077 to­ne­la­das. La ex­por­ta­ción de fru­tas cre­ció un 4,26%, has­ta al­can­zar los 4181 mi­llo­nes de eu­ros; en vo­lu­men, cre­ció un 6,91% (3 803 971 to­ne­la­das).

Des­de la fe­de­ra­ción des­ta­can la fuer­te subida de las ex­por­ta­cio­nes en el mes de ju­nio, con un cre­ci­mien­to del 14% en vo­lu­men, pa­san­do de las 966 070 to­ne­la­das de 2016 a las 1 103 137 en 2017, aun­que en va­lor so­lo lo hi­zo en un 2%. Pa­ra Fe­pex, es­tos da­tos mues­tran ”la fuer­te de­pen­den­cia del sec­tor hortofrutícola de los mer­ca­dos ex­te­rio­res”.

EX­POR­TA­CIÓN 2016. El va­lor de la ex­por­ta­ción es­pa­ño­la de fru­tas y hor­ta­li­zas fres­cas au­men­tó un 5% en 2016 res­pec­to al ejer­ci­cio an­te­rior, has­ta to­ta­li­zar 12 486 mi­llo­nes de eu­ros. El vo­lu­men, en cam­bio, ca­yó un 2%, has­ta los 12,5 mi­llo­nes de to­ne­la­das.

Se­gún Fe­pex, que re­co­ge da­tos del Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía, In­dus­tria y Com­pe­ti­ti­vi­dad, la ex­por­ta­ción de hor­ta­li­zas se si­tuó en 5206 mi­llo­nes de eu­ros (+7,5%), con un vo­lu­men de 5,2 mi­llo­nes de to­ne­la­das (+2,4%).

En es­te sec­tor des­ta­có el cre­ci­mien­to del pi­mien­to, con 930,8 mi­llo­nes de eu­ros (12%); de la le­chu­ga, con 656,6 mi­llo­nes (4%); del pe­pino, con 547 mi­llo­nes (15%) y de las co­les, con 456,8 mi­llo­nes (7%). Por su par­te, el to­ma­te (la prin­ci­pal hor­ta­li­za ex­por­ta­da) es­ta­bi­li­zó su va­lor res­pec­to al año an­te­rior, con 959, 5 mi­llo­nes.

Por su par­te, la ex­por­ta­ción de fru­tas des­cen­dió un 5% en vo­lu­men, has­ta si­tuar­se en los 7,1 mi­llo­nes de to­ne­la­das, con un au­men­tó del 3% en va­lor, has­ta to­ta­li­zar 7279 mi­llo­nes. Des­de Fe­pex des­ta­can el cre­ci­mien­to de los fru­tos ro­jos (23%), pro­ce­den­tes ma­yo­ri­ta­ria­men­te de Huel­va, que su­ma­ron 257,7 mi­llo­nes. La fram­bue­sa cre­ció un 30%, su­man­do 306,5 mi­llo­nes, y la fre­sa, un 6%, has­ta al­can­zar los 583 mi­llo­nes de eu­ros.

En fru­ta de hue­so, cre­ció el me­lo­co­tón (7%), con 387 mi­llo­nes de eu­ros, des­cen­dió la nec­ta­ri­na (7,7%), con 413 mi­llo­nes, y se es­ta­bi­li­zó el al­ba­ri­co­que (+0,5%), con 115,3 mi­llo­nes. Por su par­te, el me­lón y la san­día cre­cie­ron un 13% y un 11,5%, res­pec­ti­va­men­te, has­ta al­can­zar los 303 y 333 mi­llo­nes de eu­ros.

DES­TI­NOS. Por des­ti­nos, la Unión Eu­ro­pea re­pre­sen­tó el 92,6% de las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las, con 11 565 mi­llo­nes de eu­ros (+5%). Fue­ra de la UE, los en­víos a paí­ses eu­ro­peos re­tro­ce­die­ron un 5%, to­ta­li­zan­do 331,7 mi­llo­nes de eu­ros, de­bi­do al man­te­ni­mien­to del ve­to ru­so y al re­tro­ce­so a paí­ses co­mo No­rue­ga. Por el con­tra­rio, cre­ció la ex­por­ta­ción a paí­ses no eu­ro­peos (11%), con 589 mi­llo­nes de eu­ros, entre los que Brasil fue el prin­ci­pal re­cep­tor, con 109 mi­llo­nes de eu­ros (+23%). Den­tro de nues­tro país, An­da­lu­cía, la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na y Murcia fue­ron las prin­ci­pa­les co­mu­ni­da­des ex­por­ta­do­ras, con el 84% del to­tal na­cio­nal. La ex­por­ta­ción de An­da­lu­cía cre­ció un 13% en va­lor y un 5% en vo­lu­men, to­ta­li­zan­do 4665 mi­llo­nes de eu­ros y 3,9 mi­llo­nes de to­ne­la­das. La Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na re­tro­ce­dió un 5% en va­lor y un 9% en vo­lu­men, has­ta si­tuar­se en los 3390 mi­llo­nes de eu­ros y 3,8 mi­llo­nes de to­ne­la­das. Por úl­ti­mo, Murcia al­can­zó los 2569 mi­llo­nes de eu­ros (+4%) y los 2,4 mi­llo­nes de to­ne­la­das (-2%).

El pa­sa­do año la ex­por­ta­ción su­peró por pri­me­ra vez los 12 000 mi­llo­nes de eu­ros, lo que evi­den­cia la evo­lu­ción po­si­ti­va del sec­tor, se­gún Fe­pex. No obs­tan­te, des­de la fe­de­ra­ción mues­tran su preo­cu­pa­ción por el re­tro­ce­so del vo­lu­men y, en es­pe­cial,

por ”la evo­lu­ción de al­gu­nas pro­duc­cio­nes co­mo el to­ma­te, que son prio­ri­ta­rias”.

Asi­mis­mo, ma­ni­fies­tan su in­quie­tud por ”el fuer­te y con­ti­nua­do cre­ci­mien­to de la im­por­ta­ción de fru­tas y hor­ta­li­zas fres­cas fren­te a cre­ci­mien­tos me­no­res de la ex­por­ta­ción”, una si­tua­ción que se ob­ser­va tam­bién en el con­jun­to de la UE, y que fuen­tes de Fe­pex con­si­de­ran pro­vo­ca­da ”por la im­plan­ta­ción de po­lí­ti­cas pro­tec­cio­nis­tas na­cio­na­les en el mer­ca­do úni­co co­mu­ni­ta­rio, así co­mo en ter­ce­ros paí­ses, entre otras cau­sas”.

IM­POR­TA­CIÓN. Por su par­te, la im­por­ta­ción man­tu­vo la ten­den­cia cre­cien­te de los úl­ti­mos años, y mar­có un fuer­te cre­ci­mien­tos del 17% en va­lor y del 12%, en vo­lu­men, con 2313 mi­llo­nes de eu­ros y 2,9 mi­llo­nes de to­ne­la­das, res­pec­ti­va­men­te. La im­por­ta­ción de fru­tas se si­tuó en 1,6 mi­llo­nes de to­ne­la­das (+16%) y 1576 mi­llo­nes de eu­ros (+18%), y la de hor­ta­li­zas as­cen­dió a 1,2 mi­llo­nes de to­ne­la­das (+7%) por un va­lor de 737 mi­llo­nes de eu­ros (+16%).

CON­SU­MO. El con­su­mo de fru­tas y hor­ta­li­zas, clá­si­cos en la ces­ta de la com­pra de los es­pa­ño­les, ha cre­ci­do en torno al 8% entre abril de 2016 y abril de 2017, im­pul­sa­do por la ten­den­cia de lo sa­lu­da­ble, se­gún los úl­ti­mos da­tos apor­ta­dos por Niel­sen en el mar­co del Con­gre­so Ae­coc de Fru­tas y Hor­ta­li­zas, ce­le­bra­do en Va­len­cia.

Es­te cre­ci­mien­to se ha pro­du­ci­do en un mo­men­to de en­ca­re­ci­mien­to del pre­cio, aun­que el con­su­mi­dor ha con­ti­nua­do in­clu­yen­do es­tos pro­duc­tos en su ces­ta de la com­pra. Así, las fru­tas cre­cie­ron un 8,5%, a pe­sar del 5,7% en el al­za de pre­cios; y las hor­ta­li­zas, que cues­tan un 6,8% más, cre­cie­ron un 7,4%. Por ejem­plo, el in­for­me de Niel­sen cons­ta­ta có­mo a pe­sar del en­ca­re­ci­mien­to de al­gu­nos pro­duc­tos el con­su­mi­dor no ha te­ni­do re­pa­ro en se­guir com­prán­do­los. Es­ta ten­den­cia al al­za es vi­si­ble en pro­duc­tos co­mo los li­mo­nes (8,5%), las ce­re­zas/pi­co­tas (8,6%), las san­días (8,6%), los plá­ta­nos (7,1%) y los me­lo­co­to­nes (8,4%).

Ade­más, hay al­gu­nas ca­te­go­rías de al­to va­lor aña­di­do que re­pre­sen­tan ni­chos de cre­ci­mien­to pa­ra la sec­ción de fru­tas. En es­te sen­ti­do, hay nue­ve ca­te­go­rías que, a pe­sar de re­pre­sen­tar so­lo un 11% de las ven­tas to­ta­les de fru­ta, apor­tan el 27% del cre­ci­mien­to de la sec­ción: fru­tas del bos­que, ce­re­zas/pi­co­tas, agua­ca­tes, hi­gos, pa­pa­yas, fru­tas de IV y V ga­ma, man­gos, ka­kis y gra­na­das.

Es­tas di­ná­mi­cas de mer­ca­do tam­bién se ob­ser­van en el ca­so de las hor­ta­li­zas. Se­gún des­ta­can des­de Niel­sen, hay pro­duc­tos que subie­ron en el úl­ti­mo año mu­cho de pre­cio, pe­ro su pre­sen­cia en la ces­ta de la com­pra no se ha vis­to afec­ta­da. Es­to su­ce­de con los pe­pi­nos, un 12% más ca­ros, pe­ro que cre­cen por en­ci­ma del 2%; o las se­tas/hon­gos, un 6,4% más ca­ras, aun­que su com­pra ro­za un 7% de in­cre­men­to. Del mis­mo mo­do que hay fru­tas ”rompe­doras”, hay hor­ta­li­zas que a las que se les pue­de po­ner es­ta eti­que­ta en ple­na ”ola healthy”, co­mo el bró­co­li, el ca­la­ba­cín, el pe­pino, la lom­bar­da, la acel­ga, la be­ren­je­na, los ajos y los es­pá­rra­gos. Son ocho pro­duc­tos, pe­ro apor­tan el 26% del cre­ci­mien­to de la sec­ción, aun­que su pe­so en con­jun­to en las ven­tas sea me­nor (16%), se­gún los da­tos apor­ta­dos por Niel­sen.

CO­MER­CIO ELEC­TRÓ­NI­CO. La com­pra de ali­men­ta­ción ma­yo­ri­ta­ria por in­ter­net es men­sual, por un im­por­te me­dio de 82 eu­ros y en las pro­pias

webs de los su­per­mer­ca­dos e hi­per­mer­ca­dos (77%). Los hom­bres eli­gen por­ta­les co­mo Ama­zon o Glo­vo, mien­tras que los usua­rios ha­bi­tua­les ges­tio­nan sus com­pras de for­ma más di­ver­si­fi­ca­da. Ade­más, el 42% ase­gu­ra con­tro­lar más el gas­to cuan­do com­pra por in­ter­net.

Es­tas son al­gu­nas de las prin­ci­pa­les con­clu­sio­nes del Foo­dISDI­gi­tal, un es­tu­dio rea­li­za­do por IPSOS pa­ra el Ins­ti­tu­to Su­pe­rior pa­ra el Desa­rro­llo de in­ter­net (ISDI) que mues­tra ”una gran na­tu­ra­li­dad” en la con­vi­ven­cia e in­ter­ac­tua­ción de los ca­na­les tra­di­cio­nal y di­gi­tal, que los clien­tes (en su ma­yo­ría mu­je­res) uti­li­zan se­gún sus pre­fe­ren­cias, ”aun­que con sig­ni­fi­ca­ti­vas di­fe­ren­cias entre los dis­tin­tos seg­men­tos”: re­ser­va de res­tau­ran­tes, pe­ti­ción de co­mi­da a do­mi­ci­lio y com­pra de ali­men­ta­ción. El per­fil de usua­rios en las tres ca­te­go­rías ci­ta­das es si­mi­lar, con es­ca­sa di­fe­ren­cias en cuan­to a la zo­na geo­grá­fi­ca pre­do­mi­nan­te, aun­que las mar­cas bus­can mu­je­res entre los 35 y 37 años, re­si­den­tes en Ma­drid, la zo­na cen­tro del nor­te, Bar­ce­lo­na y Le­van­te.

ALI­MEN­TA­CIÓN DI­GI­TAL. El com­pra­dor de pro­duc­tos ali­men­ti­cios por in­ter­net es femenino, con un gas­to me­dio de 81,8 eu­ros y con fre­cuen­cias de com­pra men­sua­les (75%), quin­ce­na­les (25%) y se­ma­na­les (14%). Aun­que do­mi­nan los pro­duc­tos en­va­sa­dos (88%), las be­bi­das (82%) y los lác­teos (64%), los pro­duc­tos pe­re­ce­de­ros no es­tán ya tan ale­ja­dos de la lis­ta de com­pra ha­bi­tual, con por­cen­ta­jes del 44% y 37%, res­pec­ti­va­men­te. El con­su­mi­dor com­pra en lí­nea por el tiem­po y la co­mo­di­dad, pe­ro no per­ci­be va­lo­res aña­di­dos en es­ta elec­ción. Otros com­po­nen­tes de la ofer­ta ,co­mo la ex­clu­si­vi­dad en al­gún pro­duc­to, los pre­cios o la gra­ba­ción del tic­ket pa­ra fa­ci­li­tar el pro­ce­so de re­pe­ti­ción, no tie­nen pe­so sig­ni­fi­ca­ti­vo en la de­ci­sión de com­pra.

En las pau­tas que ri­gen las com­pras, so­bre­sa­len ha­cer­las des­de un or­de­na­dor (dis­po­si­ti­vo ele­gi­do en el 70% de las tran­sac­cio­nes) y des­de ca­sa (94% de los ca­sos). Los usua­rios ha­bi­tua­les son los que su­pe­ran la me­dia de com­pra por el mó­vil (un 29% fren­te al 22% de me­dia). El uso de apli­ca­cio­nes pa­ra es­tas ope­ra­cio­nes tie­ne ya éxi­to pa­ra un ter­cio de los con­su­mi­do­res.

Con res­pec­to a los de­ta­lles de transac­ción, el ca­nal di­gi­tal co­pa ya el 38% de las com­pras de ali­men­ta­ción, fren­te al 62% que se rea­li­za en per­so­na. El método de pa­go ma­yo­ri­ta­rio es la tar­je­ta de cré­di­to o dé­bi­to (87%), aun­que el ele­va­do uso de sis­te­mas co­mo Pay­pal (47%) lle­va a con­cluir que entre los con­su­mi­do­res más ave­za­dos es­te ti­po de so­lu­cio­nes tie­ne mu­chos adep­tos.

Un ele­va­do por­cen­ta­je de usua­rios (el 42%) con­si­de­ra que es más sen­ci­llo con­tro­lar el gas­to cuan­do se com­pra en lí­nea: la vi­gi­lan­cia so­bre el ca­rri­to de com­pra sur­te más efec­to que la su­ma men­tal mien­tras se re­co­rre la su­per­fi­cie co­mer­cial. En el 90% de los ca­sos hay cos­tes de en­vío. Cuan­do es así, un 68% de los con­su­mi­do­res los acep­tan siem­pre que los con­si­de­ren ra­zo­na­bles. El tiem­po me­dio pa­ra re­ci­bir el pe­di­do es de 1,7 días y en un 77% de los ca­sos no exis­te nin­gu­na in­ci­den­cia. Por otro la­do, y se­gún la úl­ti­ma edi­ción del in­for­me Niel­sen 360, es­ta­mos an­te un nue­vo ti­po de con­su­mi­dor: el to­tal con­su­mer, pa­ra quien al­go tan co­ti­diano co­mo ha­cer la com­pra ha de­ja­do de ser un ac­to li­neal pa­ra con­ver­tir­se en al­go más com­ple­jo don­de in­ter­vie­nen mul­ti­tud de fac­to­res, ca­na­les e in­ter­fe­ren­cias. Es­te cam­bio se de­be a la irrup­ción de in­ter­net y la tec­no­lo­gía, que pro­pi­cia que el con­su­mi­dor ten­ga una nue­va ma­ne­ra de ele­gir qué y có­mo com­prar.

De mo­men­to, la ma­yo­ría de los es­pa­ño­les uti­li­za in­ter­net pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes, aun­que la com­pra se cul­mi­na lue­go en la tien­da fí­si­ca.

UN 68% DE LOS CON­SU­MI­DO­RES ACEP­TA LOS COS­TES DE EN­VÍO SIEM­PRE QUE LOS CON­SI­DE­REN RA­ZO­NA­BLES

En con­cre­to, a la ho­ra de ela­bo­rar esa lis­ta de la com­pra di­gi­tal, cer­ca de un 60% tie­ne en cuen­ta los co­men­ta­rios de ter­ce­ros en in­ter­net, mien­tras que ca­si la mi­tad con­sul­ta los fo­lle­tos di­gi­ta­les de las ca­de­nas y ca­si cua­tro de ca­da diez se des­car­ga apli­ca­cio­nes pa­ra aho­rrar en la com­pra. De mo­men­to, son so­lo un 13% de ho­ga­res los que, ade­más de la com­pra fí­si­ca, rea­li­zan la di­gi­tal de prin­ci­pio a fin. Así, la cuo­ta en ven­tas del co­mer­cio elec­tró­ni­co de gran con­su­mo en Es­pa­ña es del 0,8%, si­mi­lar a la de Ita­lia, pe­ro le­jos del 6% de Fran­cia o 6,4% de Reino Uni­do.

Des­de Niel­sen ex­pli­can que es­ta di­fe­ren­cia entre paí­ses se de­be a que en Es­pa­ña es­tá muy ex­ten­di­do el su­per­mer­ca­do de pro­xi­mi­dad, que per­mi­te com­pras muy fre­cuen­tes y rá­pi­das con tic­kets más re­du­ci­dos y ces­tas más pe­que­ñas. En cam­bio, en paí­ses co­mo Fran­cia o el Reino Uni­do es muy ha­bi­tual el hi­per­mer­ca­do, que con­lle­va un com­pra más vo­lu­mi­no­sa, pa­ra lo cual in­ter­net se eri­ge co­mo una al­ter­na­ti­va muy có­mo­da. En es­te uni­ver­so en lí­nea, es­tá en au­ge es la hos­te­le­ría di­gi­tal o el res­tau­ran­te en ca­sa, al que re­cu­rren ya uno de ca­da cua­tro con­su­mi­do­res: aun­que la hos­te­le­ría tra­di­cio­nal cre­ció un 6% el año pa­sa­do, el con­su­mi­dor se que­da en ca­sa y ha­ce pe­di­dos ca­da vez con más fre­cuen­cia (”hos­te­le­ría in­ter­na”).

Al mis­mo tiem­po que la dis­tri­bu­ción desa­rro­lla nue­vos ca­na­les de ven­ta pa­ra cre­cer y ya es­tán prác­ti­ca­men­te to­dos en in­ter­net, la ofer­ta de pro­duc­to al con­su­mi­dor fi­nal tam­bién tie­ne sus par­ti­cu­la­res ca­na­les de cre­ci­mien­to. Uno de los prin­ci­pa­les son los fres­cos, que, de he­cho, re­pre­sen­tan cer­ca de la ter­ce­ra par­te del gas­to anual del con­su­mi­dor en la com­pra.

Se­gún apun­tan des­de Niel­sen, sin em­bar­go, es­te

to­tal con­su­mer re­par­te su com­pra entre el ca­nal tra­di­cio­nal y la gran dis­tri­bu­ción. Y es que un 41% de su ven­ta se pro­du­ce en la tien­da tra­di­cio­nal, una ci­fra que re­pre­sen­ta na­da me­nos que el mar­gen po­ten­cial de cre­ci­mien­to pa­ra su­per­mer­ca­dos e hi­per­mer­ca­dos, que tie­nen el 59% res­tan­te, res­pec­ti­va­men­te, aun­que es cier­to que des­de ha­ce unos años am­bos for­ma­tos es­tán im­pul­san­do su ven­ta al am­pliar el sur­ti­do, tea­tra­li­zar el es­pa­cio de ven­ta pa­ra ha­cer­lo más atrac­ti­vo, im­pul­sar la pres­crip­ción del pro­fe­sio­nal (tan arrai­ga­da en las tien­das tra­di­cio­na­les), etc.

Ade­más, en el fu­tu­ro los fres­cos de­be­rán su­mar­se al ca­nal di­gi­tal a me­di­da que sean ca­pa­ces de de­rri­bar cier­tas ba­rre­ras. Y es que lo que más les preo­cu­pa a los es­pa­ño­les de la com­pra en in­ter­net es la ca­li­dad de los pro­duc­tos (64%) y la pre­fe­ren­cia de ver­los y to­car­los (63%), ac­ti­tu­des muy li­ga­das a es­tos pro­duc­tos. En cam­bio, otras de sus preo­cu­pa­cio­nes es­tán más re­la­cio­na­das con la ex­pe­rien­cia de com­pra, co­mo que el pe­di­do lle­gue a ca­sa y no ha­ya na­die pa­ra re­co­ger­lo (57%), que ha­ya erro­res y se en­tre­guen pro­duc­tos no pe­di­dos o que fal­ten (57%) y sa­ber có­mo de­vol­ver los ar­tícu­los (54%).

PAC­KA­GING.

El sec­tor ali­men­ta­rio im­pul­sa­rá el mer­ca­do del pac­ka­ging has­ta los 6000 mi­llo­nes de eu­ros en 2020, fren­te a los 5650 mi­llo­nes de be­ne­fi­cios que ge­ne­ró en 2015, de­bi­do al ma­yor con­su­mo de co­mi­da rá­pi­da tan­to en los res­tau­ran­tes ha­bi­tua­les co­mo en otros es­ta­ble­ci­mien­tos que

LA CUO­TA EN VEN­TAS DEL CO­MER­CIO ELEC­TRÓ­NI­CO DE GRAN CON­SU­MO EN ES­PA­ÑA ES DEL 0,8%, SI­MI­LAR A LA DE ITA­LIA, PE­RO LE­JOS DEL 6% DE FRAN­CIA O DEL 6,4% DEL REINO UNI­DO

es­tán adop­tan­do es­te mo­de­lo ba­jo el nom­bre de fast-ca­sual res­tau­rants. Es­tas son al­gu­nas de las con­clu­sio­nes más re­le­van­tes del in­for­me Ten­den­cias eu­ro­peas del pac­ka­ging

out-of-ho­me pa­ra 2022, de Smit­hers Pi­ra, en­car­ga­do por la pa­pe­le­ra Asia Pulp & Pa­per (APP), en el que se po­ne de re­lie­ve la im­por­tan­cia de los sec­to­res de co­mi­da rá­pi­da y de re­par­to a do­mi­ci­lio, gra­cias a los que el mer­ca­do eu­ro­peo del pac­ka­ging out-of-ho­me

(OOH) con­ti­nua­rá con su ten­den­cia al­cis­ta. Se­gún el in­for­me, los ser­vi­cios de re­par­to a do­mi­ci­lio tam­bién re­fuer­zan el cre­ci­mien­to del pac­ka­ging. Es­pa­ña, que li­de­ra el mer­ca­do ge­ne­ral del

pac­ka­ging eu­ro­peo, es es­pe­jo de am­bas. En es­te ca­so, ade­más, la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca de cri­sis es uno de los mo­to­res que ha im­pul­sa­do es­te con­su­mo a tra­vés de pe­di­dos di­gi­ta­les. En nues­tro país, el mer­ca­do del pac­ka­ging OOH re­pre­sen­ta 819 mi­llo­nes de eu­ros, con una ta­sa de cre­ci­mien­to pre­vis­to del 1%.

Aun­que en Es­pa­ña el sec­tor más des­ta­ca­do en el mun­do del em­ba­la­je pa­ra el con­su­mi­dor fi­nal es el del transporte (35% de ven­tas), el se­gun­do y ter­cer pues­tos son el sec­tor ali­men­ta­rio (34,4%) y el de los re­fres­cos (14,2%), su­man­do entre am­bos un 48,6% de las ven­tas. To­do ello ha con­tri­bui­do a que, en 2015, el 100% de las em­pre­sas de re­par­to a do­mi­ci­lio o co­mi­da pa­ra lle­var ha­yan au­men­ta­do su va­lor ac­tual a mil mi­llo­nes.

El li­de­raz­go de Es­pa­ña es com­par­ti­do con el Reino Uni­do, que de­be su po­si­ción a las cos­tum­bres lo­ca­les en ali­men­ta­ción. El po­pu­lar con­su­mo de los bri­tá­ni­cos de la co­mi­da pa­ra lle­var y los ali­men­tos en­va­sa­dos, así co­mo el au­men­to pro­gre­si­vo de los res­tau­ran­tes fast ca­sual (con un vo­lu­men de ne­go­cio de 1390 mi­llo­nes de eu­ros), ha­cen de es­te país un en­cla­ve fun­da­men­tal pa­ra el cre­ci­mien­to de es­te ti­po de pac­ka­ging.

Por ello, pe­se a que Ita­lia y Alemania son los lí­de­res eu­ro­peos del sec­tor ali­men­ta­rio, con una fac­tu­ra­ción de 70 000 mi­llo­nes en am­bos ca­sos, al ser paí­ses don­de el con­su­mo de co­mi­da rá­pi­da y co­mi­da a do­mi­ci­lio no es­tá tan ex­ten­di­do, tie­nen una me­nor pro­yec­ción de pac­ka­ging out-of-ho­me.

Por otro la­do, aun­que las pre­vi­sio­nes in­di­can un cre­ci­mien­to ge­ne­ra­li­za­do en to­da Eu­ro­pa, se es­pe­ra que sea más rá­pi­do en los paí­ses del es­te, con un rit­mo anual pre­vis­to del 3% y un va­lor ba­se de 48 100 mi­llo­nes de eu­ros en 2016. En los paí­ses del oes­te de Eu­ro­pa, se pre­vé un cre­ci­mien­to más len­to, del 2,8% anual has­ta 2020, pe­ro par­tien­do de una ba­se de 184 000 mi­llo­nes en 2016. La di­fe­ren­cia en el rit­mo de cre­ci­mien­to se ex­pli­ca fun­da­men­tal­men­te por­que el mer­ca­do de la co­mi­da rá­pi­da no es­tá tan sa­tu­ra­do en los paí­ses del es­te co­mo en los del oes­te.

EL 63% DE LOS CO­MER­CIOS ELEC­TRÓ­NI­COS CAL­CU­LA QUE SUS VEN­TAS CRE­CE­RÁN POR EN­CI­MA DEL 10% ES­TE AÑO

FO­TO: UL­MA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.