¿LAS PER­SO­NAS POR EN­CI­MA DE LAS MÁ­QUI­NAS?

Logística Profesional - - EDITORIAL -

La tec­no­lo­gía de la ro­bó­ti­ca es­tá trans­for­ma­do el mun­do. Es fá­cil com­pren­der su uso en sec­to­res co­mo el de la au­to­mo­ción o el re­tail , pe­ro ya es­tá lle­gan­do a los sec­to­res más in­sos­pe­cha­dos, co­mo el de la agri­cul­tu­ra. Por ejem­plo, en un ar­tícu­lo, Char­lot­te Mar­tin, mar­ke­ting & re­search Co-or­di­na­tor de IDTe­chEx, plan­tea si los trac­to­res evo­lu­cio­na­rán ha­cia la au­to­no­mía no tri­pu­la­da o si po­drán uti­li­zar­se en la re­co­gi­da de fru­tas co­mo las fre­sas. “A pe­sar de que la co­se­cha de fru­ta no fres­ca es­tá en gran par­te me­ca­ni­za­da, la re­co­lec­ción de fru­ta fres­ca se ha man­te­ni­do fue­ra del al­can­ce de las má­qui­nas o los ro­bots. Ac­tual­men­te, la se­lec­ción se rea­li­za a mano y, co­mo má­xi­mo, las má­qui­nas desem­pe­ñan el pa­pel de una ayu­da que ace­le­ra el tra­ba­jo ma­nual. Pe­ro ya se es­tán pro­ban­do co­se­cha­do­ras de fre­sas fres­cas y al­gu­nas es­tán pa­san­do al mo­do co­mer­cial. Es­tos ro­bots apa­re­cen co­mo cria­tu­ras ex­tra­ñas al prin­ci­pio: son pe­que­ños, len­tos y li­via­nos y por lo tan­to, son me­nos pro­duc­ti­vos. La cla­ve del éxi­to, sin em­bar­go, ra­di­ca en el fun­cio­na­mien­to de una flo­ta”. Pron­to los ve­re­mos. Y, por su­pues­to, en la lo­gís­ti­ca no po­día ser me­nos. Ha­ce tiem­po que se co­mer­cia­li­zan vehícu­los de guia­do au­to­má­ti­co que son tan per­fec­tos que se mue­ven so­los co­mo por ar­te de ma­gia o si­guen al ope­ra­rio a tra­vés del al­ma­cén co­mo un pe­rri­to pa­ra ga­nar tiem­po y ha­cer más có­mo­do y er­go­nó­mi­co el tra­ba­jo. El mer­ca­do ya es­tá inun­da­do de ro­bots y drones que no so­lo fa­ci­li­tan y ayu­dan en el tra­ba­jo a las per­so­nas, en mu­chos ca­sos los sus­ti­tu­yen en ta­reas pe­li­gro­sas pa­ra la sa­lud, co­mo las de la pin­tu­ra de pie­zas, rea­li­zan­do cor­tes, gol­pean­do, o en ru­ti­na­rias co­mo ple­ga­dos. Ha­ce unos años (nos pa­re­ce que mu­chos, pe­ro no han si­do tan­tos), nos plan­teá­ba­mos ya con la in­for­má­ti­ca cuán­tos pues­tos de tra­ba­jo se eli­mi­na­rían con los or­de­na­do­res. En es­tos mo­men­tos, cuan­do es­ta­mos asis­tien­do a un boom en la ten­den­cia a la uti­li­za­ción de ro­bots y drones, pa­re­ce que es­tas má­qui­nas son una com­pe­ten­cia mu­cho más fe­roz, mu­chos nos pre­gun­ta­mos has­ta qué pun­to sus­ti­tui­rán a las per­so­nas. ¿En qué tra­ba­jos des­apa­re­ce­rá la pre­sen­cia hu­ma­na? O aca­so ¿lle­ga­rán a do­mi­nar­nos? Pa­re­ce cien­cia fic­ción, pe­ro ya es­tán aquí y su lí­nea de pro­gre­sión es muy rá­pi­da. En cual­quier ca­so, lo que ten­go muy cla­ro es que la tec­no­lo­gía es una gran alia­da y que me­jo­ra nues­tra ca­li­dad de vi­da y la se­gu­ri­dad de las per­so­nas en el pues­to de tra­ba­jo, Y co­mo ase­gu­ra Jor­ge García Ore­ja­na, di­rec­tor co­mer­cial de Uni­ca­rriers en Es­pa­ña, en el in­for­me sobre se­gu­ri­dad en la pá­gi­na 50 de es­ta re­vis­ta, “el ope­ra­rio es lo más va­lio­so, y no sien­do com­pa­ra­ble, tam­bién más cos­to­so que las má­qui­nas, por lo que se de­be cui­dar al ope­ra­rio”.

EL MER­CA­DO YA ES­TÁ INUN­DA­DO DE RO­BOTS Y DRONES QUE NO SO­LO FA­CI­LI­TAN Y AYU­DAN EN EL TRA­BA­JO A LAS PER­SO­NAS, EN MU­CHOS CA­SOS LOS SUS­TI­TU­YEN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.