Avan­ces co­nec­ta­dos y “en ver­de”

Cons­truc­to­res y pro­vee­do­res au­men­tan es­fuer­zos en sos­te­ni­bi­li­dad

Logística Profesional - - LOGÍSTICA DE LA AUTOMOCIÓN - Tex­to: Jor­ge Me­gías y Luis Mi­guel Gon­zá­lez

El per­fec­cio­na­mien­to de la co­nec­ti­vi­dad lo­gís­ti­ca en el sec­tor de la au­to­mo­ción, así co­mo la mi­ni­mi­za­ción del impacto me­dioam­bien­tal, se han plas­ma­do en di­fe­ren­tes ejem­plos y men­sa­jes en los úl­ti­mos me­ses. Vehícu­los de guia­do au­to­má­ti­co, chips de iden­ti­fi­ca­ción RFID, pan­ta­llas elec­tró­ni­cas en sus­ti­tu­ción del pa­pel, ro­bó­ti­ca co­la­bo­ra­ti­va, drones pa­ra rea­li­zar las la­bo­res de in­ven­ta­rio, soft­wa­res pre­dic­ti­vos pa­ra me­jo­rar el trans­por­te, reali­dad au­men­ta­da... Es­tas son al­gu­nas de las nue­vas tec­no­lo­gías que la lo­gís­ti­ca ya po­ne a dis­po­si­ción de la in­dus­tria au­to­mo­triz pa­ra me­jo­rar sus pro­ce­sos en las fá­bri­cas, los al­ma­ce­nes y los pro­ce­sos de trans­por­te.

Den­tro de su vi­sión de “la fá­bri­ca del fu­tu­ro”, Re­nault con­si­de­ra que uno de los as­pec­tos es­pe­cial­men­te re­le­van­tes de la trans­for­ma­ción que ex­pe­ri­men­ta­rán to­das sus plan­tas se ha­ya en la ges­tión de la tra­za­bi­li­dad pa­ra to­das las pie­zas. Es­te pro­ce­di­mien­to, jun­to a la de­fi­ni­ción de la in­for­ma­ción útil y ne­ce­sa­ria, en tiem­po real, se ex­tien­de tan­to a los vehícu­los co­mo a los mo­to­res, de los que se pro­du­cen más de 7700 dia­rios en la factoría de Va­lla­do­lid, uno de las fá­bri­cas pi­lo­to de la mul­ti­na­cio­nal ga­la en es­te pro­ce­so.

Des­de Re­nault re­mar­can que la uti­li­za­ción de có­di­gos QR (de res­pues­ta rá­pi­da) y de chips de iden­ti­fi­ca­ción por ra­dio­fre­cuen­cia RFID en las pie­zas, aso­cia­dos a una ba­se de da­tos, per­mi­te con­tro­lar la ca­li­dad de ca­da pie­za a lo lar­go de to­do el pro­ce­so. La lo­gís­ti­ca in­ter­na se apo­ya en el full kit­ting pa­ra que el ope­ra­rio dis­pon­ga so­lo de las pie­zas ne­ce­sa­rias pa­ra ca­da vehícu­lo y evi­te así des­pla­za­mien- tos im­pro­duc­ti­vos. Por otro la­do, en las plan­tas de mon­ta­je y mo­to­res cre­ce el nú­me­ro de vehícu­los au­to­guia­dos.

Sus­ti­tu­yen­do los do­cu­men­tos en pa­pel en ca­rros y es­tan­te­rías, Volks­wa­gen Na­va­rra, en una prue­ba pi­lo­to que arran­có en abril de 2017, ha ins­ta­la­do eti­que­tas elec­tró­ni­cas; es de­cir, pan­ta­llas con tin­ta elec­tró­ni­ca que con­tie­nen la re­la­ción en­tre pie­zas y vehícu­los. To­man­do una idea de las gran­des su­per­fi­cies, las eti­que­tas elec­tró­ni­cas se ase­me­jan a un li­bro elec­tró­ni­co.

“Te­nía­mos dos ob­je­ti­vos: re­du­cir el pa­pel co­mo me­di­da me­dioam­bien­tal y de aho­rro eco­nó­mi­co y op­ti­mi­zar el pro­ce­so evi­tan­do los des­pla­za­mien­tos a las im­pre­so­ras y eli­mi­nan­do los erro­res de fac­tor hu­mano”, ex­pli­ca el res­pon­sa­ble en IT de Sis­te­mas ATP, Pro­duc­ción, Lo­gís­ti­ca y Ca­li­dad de VW Na­va­rra, Héc­tor Mo­reu.

Los ope­ra­rios de pro­duc­ción con­sul­tan el con­te­ni­do de es­tas ho­jas in­for­ma­ti­vas, que se en­car­gan de su man­te­ni­mien­to úni­ca­men­te cuan­do hay al­gu­na emer­gen­cia. La pri­me­ra fa­se, que su­pon­drá sus­ti­tuir el pa­pel de to­das las se­cuen­cias de mo­to­res, se pon­drá en mar­cha en abril de es­te año. Des­de al fabricante ale­mán afir­man que al­gu­nas de las ven­ta­jas que se han con­fir­ma­do en la prue­ba pi­lo­to han si­do el aho­rro en los con­su­mi­bles de las im­pre­so­ras, la re­duc­ción del ín­di­ce de erro­res, la me­jo­ra de la lim­pie­za, su ins­ta­la­ción inalám­bri­ca y, ade­más, que no re­quie­ren de la aten­ción per­ma­nen­te del ope­ra­rio. La ba­te­ría tam­bién su­po­ne otra ven­ta­ja: so­lo se con­su­me cuan­do se car­ga la in­for­ma­ción de la se­cuen­cia, por lo que pue­de du­rar más de seis me­ses.

Por su par­te, Seat ce­le­bró re­cien­te­men­te unas Jor­na­das de In­no­va­ción Lo­gís­ti­ca de­di­ca­das a las úl­ti­mas tec­no­lo­gías y so­lu­cio­nes, den­tro de la es­tra­te­gia Pro­duc­ti­vi­dad, Ca­li­dad y Equi­po (PQT) del

área de pro­duc­ción de la com­pa­ñía.

Seat des­ta­có la apues­ta por los ro­bots au­tó­no­mos (VGA 3.0), que in­te­gran las tec­no­lo­gías más avan­za­das pa­ra ha­cer un su­mi­nis­tro óp­ti­mo y to­tal­men­te au­to­má­ti­co de ma­te­ria­les. La ro­bó­ti­ca co­la­bo­ra­ti­va tam­bién fue uno de los avan­ces que más so­bre­sa­lió en es­tas jor­na­das, en las que se mos­tra­ron dis­tin­tas in­no­va­cio­nes de tec­no­lo­gías hom­bre-má­qui­na en­fo­ca­das, por ejem­plo, a me­jo­rar la er­go­no­mía de los em­plea­dos.

Las prin­ci­pa­les in­no­va­cio­nes mos­tra­das por los pro­vee­do­res es­tu­vie­ron en­fo­ca­das ha­cia ám­bi­tos in­ter­nos, re­la­cio­na­das con medios de al­ma­ce­na­mien­to y ma­nu­ten­ción, su­mi­nis­tro de ma­te­ria­les a lí­nea o ges­tión de exis­te­ni­cas, en­tre otros; y el out­bound, vin­cu­la­das a la tra­za­bi­li­dad del trans­por­te del vehícu­lo com­ple­to. Así, se han pre­sen­ta­do drones pa­ra rea­li­zar el in­ven­ta­rio de con­te­ne­do­res o un soft­wa­re pre­dic­ti­vo de simulación que per­mi­te to­mar de­ci­sio­nes sobre si­tua­cio­nes fu­tu­ras pa­ra me­jo­rar los flu­jos lo­gís­ti­cos.

“La lo­gís­ti­ca es­tá en el cen­tro de la aten­ción al clien­te. Que­re­mos agi­li­zar el pro­ce­so de fa­bri­ca­ción y de en­tre­ga de los vehícu­los”, co­men­tó el vi­ce­pre­si­den­te de Pro­duc­ción de Seat, An­dreas Tost­mann. EX­PE­RIEN­CIAS CONTRASTADAS

Los re­co­ve­cos de la lo­gís­ti­ca in­vi­tan a ve­ces a rea­li­zar con­tras­te con las prác­ti­cas de otros sec­to­res. Des­de es­ta pers­pec­ti­va, el Clús­ter de Au­to­mo­ción de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na (AVIA) reunió en una jor­na­da téc­ni­ca, en­tre otros, al di­rec­tor ge­ne­ral de Lo­gís­ti­ca de Mer­ca­do­na, Oriol Mon­tan­yà, y al ge­ren­te de Lo­gís­ti­ca de Ford Es­pa­ña, Luis Ra­fe­cas. El pri­me­ro des­ta­có la importancia del apro­ve­cha­mien­to de es­pa­cios y re­cur­sos, así co­mo la automatización de al­ma­ce­nes. Por su par­te, el re­pre­sen­tan­te de Ford trans­mi­tió un men­sa­je muy li­ga­do a la efi­cien­cia eco­ló­gi­ca: “El 30% del trans­por­te es ac­tual­men­te de ai­re, el re­to es re­du­cir ese por­cen­ta­je”. Por su par­te, el Clús­ter de Au­to­mo­ción de Cas­ti­lla y León (Facyl) tam­bién ha bus­ca­do re­ca­bar ex­pe­rien­cias sobre la evo­lu­ción de los pro­ce­sos de lo­gís­ti­ca in­ter­na del sec­tor de la au­to­mo­ción gra­cias a las tec­no­lo­gías aso­cia­das a la in­dus­tria 4.0. Pa­ra ello con­tó con el apo­yo de dos de sus so­cios en una jor­na­da téc­ni­ca.

Por un la­do, des­de la fir­ma As­ti, en ca­li­dad de an­fi­trión del en­cuen­tro, ex­pu­so la in­te­gra­ción de una lí­nea de mon­ta­je en una plan­ta de au­to­mo­ción “a bor­do” de vehícu­los au­to­guia­dos uti­li­zan­do un sis­te­ma de easy­bots pa­ra el su­mi­nis­tro au­to­má­ti­co de com­po­nen­tes just in ti­me. Por su par­te, des­de la fir­ma Ma­vi­va ex­pli­ca­ron la fia­bi­li­dad y la tra­za­bi­li­dad de los pro­ce­sos lo­gís­ti­cos en la ges­tión de al­ma­cén uti­li­zan­do pic­king por voz.

El Clús­ter de Au­to­mo­ción de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid tam­bién de­di­có un es­pa­cio a la lo­gís­ti­ca en la in­dus­tria 4.0. En una jor­na­da ce­le­bra­da ha­ce unos me­ses, el res­pon­sa­ble del área de tec­no­lo­gía de la fir­ma Di­po­le RFID, San­tia­go De­pa­res, des­ta­có que “las eti­que­tas RFID se uti­li­zan en to­da la ca­de­na de pro­duc­ción, des­de los pro­vee­do­res y las fá­bri­cas, has­ta la lo­gís­ti­ca y la pos­ven­ta. Por ejem­plo, unos 280 pro­vee­do­res for­man par­te del pro­yec­to VW RFID”.

Por su par­te, el Clús­ter Ga­lle­go de Au­to­mo­ción (Cea­ga) es­tá im­par­tien­do el programa for­ma­ti­vo “La trans­for­ma­ción de la lo­gís­ti­ca en un entorno de in­dus­tria 4.0”, organizado por la Uni­ver­si­dad Cor­po­ra­ti­va de Cea­ga (UCC). El programa se en­fo­ca a una me­to­do­lo­gía en la que se com­bi­nan las úl­ti­mas téc­ni­cas de apren­di­za­je en la ma­te­ria com­ple­men­ta­das con se­sio­nes di­ná­mi­cas y ca­sos prác­ti­cos, si­mu­la­cio­nes y gru­pos de dis­cu­sión que apo­yan un en­fo­que de apren­di­za­je ex­pe­ri­men­tal. LO­GÍS­TI­CA VI­SUAL

Ale­jan­dro Ro­drí­guez Vi­lla­lo­bos, con­sul­tor del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de In­for­má­ti­ca (ITI) y pro­fe­sor e in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­tat Po­li­tèc­ni­ca de Va­lèn­cia, ex­pli­ca que la in­dus­tria 4.0 o cuar­ta re­vo­lu­ción in­dus­trial es el nue­vo pa­ra­dig­ma que pro­me­te re­vo­lu­cio­nar la for­ma de ser y de ha­cer en nues­tras em­pre­sas. “Ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se, tra­yen­do con­si­go nue­vas tec­no­lo­gías (in­ter­net in­dus­trial de las co­sas, los ro­bots au­tó­no­mos y co­la­bo­ra­ti­vos, la compu­tación en la nu­be, la simulación de pro­duc­to y de pro­ce­sos, la fa­bri­ca­ción adi­ti­va o impresión 3D, los sis­te­mas de in­te­gra­ción horizontales y verticales, la ci­ber­se­gu­ri­dad, la reali­dad au­men­ta­da, el Big Data)”. Con­cep­tos in­no­va­do­res que ya es­tán apli­cán­do­se a la lo­gís­ti­ca e in­clu­so pa­ra la crea­ción de nue­vos mo­de­los de ne­go­cio.

Ro­drí­guez Vi­lla­lo­bos ex­pli­ca que, en nues­tro entorno cam­bian­te, los clien­tes hi­per­co­nec­ta­dos con nue­vos há­bi­tos de con­su­mo de­man­dan cons­tan­te­men­te nue­vos pro­duc­tos y so­lu­cio­nes, que hay que sa­tis­fa­cer “con in­me­dia­tez, fle­xi­bi­li­dad y ubi­cui­dad”. Así que el nue­vo re­to al que nos en­fren­ta­mos es “có­mo adap­tar los medios y pro­ce­sos de di­se­ño, pro­duc­ción y ser­vi­cio pa­ra po­ner el fo­co en el clien­te al tiem­po que au­men­ta­mos la fle­xi­bi­li­dad, per­so­na­li­za­ción, va­lor aña­di­do, efi­cien­cia y com­pe­ti­ti­vi­dad” de las em­pre­sas.

En es­te sen­ti­do, con­si­de­ra que una de las tec­no­lo­gías emer­gen­tes de la in­dus­tria 4.0 que pro­me­te fa­ci­li­tar es­tos ob­je­ti­vos es el Big Data, que “trans­for­ma­rá tam­bién la pla­ni­fi­ca­ción y la ges­tión de pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y lo­gís­ti­cos”. Con el Big Data se trans­for­ma el mo­de­lo de pro­duc­ción y ser­vi­cio; los clien­tes son fuen­tes va­lio­sas de in­for­ma­ción e

in­no­va­ción, y a lo lar­go de la ca­de­na de va­lor to­dos los ele­men­tos es­tán co­nec­ta­dos a tra­vés de los pro­pios pro­duc­tos, que son por­ta­do­res de in­for­ma­ción sobre los pro­ce­sos. “Ten­dre­mos re­cur­sos in­te­li­gen­tes e in­te­gra­dos que se co­mu­ni­ca­rán en­tre sí de for­ma au­tó­no­ma pa­ra po­der res­pon­der rá­pi­da­men­te a las de­man­das del mer­ca­do”, re­sal­ta el pro­fe­sor. Sin em­bar­go, aler­ta de que el pro­ble­ma no se­rá la fal­ta de da­tos, sino to­do lo con­tra­rio: “Co­rre­mos el ries­go de ser inun­da­dos por un tsu­na­mi de da­tos pro­ve­nien­tes de mul­ti­tud de sis­te­mas de in­for­ma­ción (ERP, CRM, SGA, TMS, SCM, MES, PLM, SCADA), de sen­so­res, de re­des, y de di­fe­ren­tes áreas de la em­pre­sa (pro­duc­ción, man­te­ni­mien­to, fac­tu­ra­ción, clien­tes, pro­vee­do­res, al­ma­cén, con­trol, pre­vi­sión, etc.)”.

Así, des­de su pun­to de vis­ta, de po­co o na­da ser­vi­rá ana­li­zar la in­for­ma­ción “a fi­nal de mes, cuan­do el pro­ble­ma ya ha su­ce­di­do, al­go más pro­pio de un aná­li­sis fo­ren­se. Por el con­tra­rio, la in­for­ma­ción de­be fluir en tiem­po real co­nec­tan­do a los miem­bros del equi­po sin im­por­tar su ubi­ca­ción. Pe­ro ¿có­mo pro­ce­sar, trans­for­mar y ana­li­zar efi­cien­te­men­te la in­gen­te can­ti­dad de da­tos en tiem­po real? ¿Có­mo ha­cer que es­ta in­gen­te can­ti­dad de da­tos sean real­men­te úti­les pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes de for­ma ágil y fle­xi­ble?

UN NUE­VO CON­CEP­TO

Ale­jan­dro Ro­drí­guez Vi­lla­lo­bos ex­pli­ca que es en es­te pun­to don­de en­tra en jue­go un nue­vo con­cep­to: la lo­gís­ti­ca vi­sual, que ha­ce uso de nue­vos dis­po­si­ti­vos po­ni­bles y tec­no­lo­gías co­mo la reali­dad vir­tual (útil pa­ra la simulación de pro­ce­sos y pro­duc­tos, la for­ma­ción y en­tre­na­mien­to de ope­ra­rios y la te­le­pre­sen­cia en una factoría vir­tual) y la reali­dad au­men­ta­da y mix­ta, que su­per­po­ne in­for­ma­ción di­gi­tal sobre la ima­gen y vi­sua­li­za­ción del entorno real (per­mi­te una in­ter­ac­ción na­tu- ral con el sis­te­ma, gran usa­bi­li­dad y ba­jo cos­te de apren­di­za­je) pa­ra cam­biar la for­ma de in­ter­ac­tuar con da­tos e in­for­ma­ción pro­ve­nien­te de los pro­ce­sos pro­duc­ti­vos y lo­gís­ti­cos.

La lo­gís­ti­ca vi­sual es la pró­xi­ma in­no­va­ción tras el Big Data de la in­dus­tria 4.0, que, en opi­nión de es­te ex­per­to, “per­mi­ti­rá fu­sio­nar el mun­do fí­si­co y el mun­do di­gi­tal en una nue­va reali­dad mix­ta”. De es­ta hi­bri­da­ción apa­re­ce­rá una nue­va for­ma de en­ten­der y de ges­tio­nar los pro­ce­sos (mo­ni­to­ri­za­ción, di­se­ño y simulación, for­ma­ción y en­tre­na­mien­to, se­gu­ri­dad in­dus­trial, efi­cien­cia pro­duc­ti­va y op­ti­mi­za­ción de re­cur­sos, re­duc­ción del con­su­mo ener­gé­ti­co, etc.). Y to­do ello en tiem­po real.

Así, po­drá ha­blar­se de ges­to­res au­men­ta­dos (aug­men­ted ma­na­gers) y de per­so­nas hi­per­co­nec­ta­das a la in­for­ma­ción en tiem­po real pro­ve­nien­te de un entorno hí­bri­do (real y di­gi­tal), que se­rán ca­pa­ces de in­ter­ac­tuar y to­mar de­ci­sio­nes in­ter­cam­bian­do da­tos a un ni­vel des­co­no­ci­do has­ta aho­ra. “Es­ta nue­va re­la­ción en­tre las per­so­nas, su entorno, la in­for­ma­ción y las má­qui­nas da­rá lu­gar a una factoría au­men­ta­da”.

Las apli­ca­cio­nes son “in­fi­ni­tas” y la uti­li­dad pa­ra las em­pre­sas enor­me. Por ejem­plo, un en­car­ga­do po­drá ver en tiem­po real mien­tras pa­sea por una factoría el es­ta­do del in­ven­ta­rio “co­mo si tu­vie­ra ra­yos X en la mi­ra­da”, de­tec­tan­do hue­cos li­bres o pro­duc­tos ob­so­le­tos y to­man­do de­ci­sio­nes de mo­vi­mien­tos in­ter­nos, de agru­pa­ción, de reapro­vi­sio­na­mien­to y de asig­na­ción efi­cien­te de es­pa­cios a par­tir de in­for­ma­ción vi­sual y da­tos de ro­ta­ción (cla­si­fi­ca­ción ABC), co­ber­tu­ra, exis­ten­cias de se­gu­ri­dad, ur­gen­cia, etc. El pro­ce­so de pre­pa­ra­ción de pe­di­dos y ex­pe­di­cio­nes se con­ver­ti­ría en un pic­king vi­sual, con lo que se ga­na en pro­duc­ti­vi­dad, se re­du­cen los erro­res y au­men­ta la op­ti­mi­za­ción de re­co­rri­dos den­tro del al­ma­cén.

Ade­más, el aná­li­sis de la actividad y de la efi­cien­cia po­drá rea­li­zar­se in si­tu o me­dian­te te­le­pre­sen­cia: ma­pas de actividad, flu­jos lo­gís­ti­cos y pro­duc­ti­vos, con­ges­tión y cue­llos de bo­te­lla, in­di­ca­do­res de pro­duc­ti­vi­dad y cos­tes, etc.

“Es­te fu­tu­ro es­tá más cer­cano de lo que po­de­mos pen­sar”, su­bra­ya Ro­drí­guez Vi­lla­lo­bos. De he­cho, ya exis­ten en el mer­ca­do mul­ti­tud de dis­po­si­ti­vos co­mo las ga­fas de reali­dad au­men­ta­da de Goo­gle, Ep­son, Me­ta, Vu­zix, Mi­cro­soft Ho­lo­lens, Daq­ri, Ave­gant, Ma­gic Leap One, y “las pro­me­te­do­ras pa­ten­tes de Ap­ple”. Al­gu­nas em­pre­sas au­to­mo­vi­lís­ti­cas (y de otros sec­to­res) ya han co­men­za­do a rea­li­zar pro­yec­tos y prue­bas pi­lo­to con el ob­je­ti­vo de va­lo­rar es­tas nue­vas opor­tu­ni­da­des de me­jo­ra y de desa­rro­llar el len­gua­je vi­sual del fu­tu­ro. “Es­ta­mos vi­vien­do un mo­men­to de trans­for­ma­ción di­gi­tal apa­sio­nan­te, que no de­pen­de del ta­ma­ño de la em­pre­sa y don­de las per­so­nas son par­te fun­da­men­tal. Lo in­tere­san­te de una tec­no­lo­gía no es lo que se pue­de ha­cer con ella, aque­llo pa­ra lo que fue crea­da, sino la gran can­ti­dad de co­sas que se po­drán ha­cer y que to­da­vía no he­mos ima­gi­na­do”, re­su­me Ro­drí­guez Vi­lla­lo­bos.

EXOES­QUE­LE­TOS

Ford ha anun­cia­do re­cien­te­men­te que su plan­ta en Al­mus­sa­fes (Valencia) se ha con­ver­ti­do en la pri­me­ra en el mun­do en in­te­grar, de ma­ne­ra total, exoes­que­le­tos en su pro­ce­so de pro­duc­ción. Des­de la fir­man ex­pli­can que, aun­que se han rea­li­za­do prue­bas de es­ta tec­no­lo­gía en otras fá­bri­cas de au­to­mó­vi­les, la ini­cia­ti­va en la factoría (en la que se fa­bri­can los mo­de­los Ku­ga, Mon­deo, S-MAX, Ga­laxy y Tran­sit Con­nect) es la pri­me­ra en apli­car­la a es­te ni­vel.

Los exoes­que­le­tos per­mi­ten a los tra­ba­ja­do­res le­van­tar y ma­ne­jar ob­je­tos pe­sa­dos de ma­ne­ra más fá­cil. Aho­ra, por pri­me­ra vez, han si­do in­te­gra­dos en una lí­nea de mon­ta­je en mo­vi­mien­to, sub­ra­yan fuen­tes de la factoría va­len­cia­na. “Tra­ba­jar en la lí­nea de mon­ta­je re­quie­re co­no­ci­mien­tos, ha­bi­li­dad y pue­de re­sul­tar fí­si­ca­men­te exi­gen­te. Pue­de que pa­rez­ca que los exoes­que­le­tos son al­go sa­li­do de una pe­lí­cu­la de cien­cia fic­ción, pe­ro pue­den ayu­dar a re­du­cir el es­trés en nues­tros em­plea­dos y fa­ci­li­tar la eje­cu­ción de tra­ba­jos fí­si­ca­men­te exi­gen­tes”, se­ña­la el vi­ce­pre­si­den­te de Fa­bri­ca­ción de Ford Eu­ro­pa, Da­le Wish­nousky.

Los nue­ve exoes­que­le­tos que se uti­li­zan ac­tual­men­te en la plan­ta es­tán fa­bri­ca­dos con ti­ta­nio y fi­bra de car­bono y ayu­dan a los ope­ra­rios de la lí­nea de mon­ta­je a le­van­tar, mo­ver o car­gar cual­quier ele­men­to, co­mo un de­pó­si­to de com­bus­ti­ble, que pe­se más de tres ki­los cuan­do es­tán de pie en una pos­tu­ra for­za­da. Los exoes­que­le­tos ofre­cen pro­tec­ción y apo­yo con­tra el can­san­cio y las le­sio­nes. Más de vein­te tra­ba­ja­do­res co­men­za­rán a pro­bar los exoes­que­le­tos a par­tir de abril.

Pa­ra Ford, es­te avan­ce for­ma par­te de las in­ver­sio­nes de la com­pa­ñía ha­cia el ob­je­ti­vo de ser una em­pre­sa 4.0. Des­de el fabricante apun­tan que gra­cias a otros pro­yec-

tos en el te­rreno de la er­go­no­mía han re­gis­tra­do un des­cen­so del 90% en pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con la la­bor de los ope­ra­rios. FOR­MA­CIÓN

Des­de me­dia­dos de di­ciem­bre del pasado año, el Clús­ter Ga­lle­go de Au­to­mo­ción (Cea­ga) es­tá im­par­tien­do el programa for­ma­ti­vo “La trans­for­ma­ción de la lo­gís­ti­ca en un entorno de in­dus­tria 4.0”, organizado por la Uni­ver­si­dad Cor­po­ra­ti­va de Cea­ga (UCC). A lo lar­go de to­do el programa, se es­tá tra­ba­jan­do con una me­to­do­lo­gía en la que se com­bi­nan las úl­ti­mas téc­ni­cas de apren­di­za­je en la ma­te­ria com­ple­men­ta­das con se­sio­nes di­ná­mi­cas y ca­sos prác­ti­cos, si­mu­la­cio­nes y gru­pos de dis­cu­sión que apo­yan un en­fo­que de apren­di­za­je ex­pe­ri­men­tal.

Des­de Cea­ga sos­tie­nen que la nue­va fá­bri­ca del fu­tu­ro o in­dus­tria 4.0 re­quie­re tam­bién de una lo­gís­ti­ca 4.0 que ha­ga po­si­ble que el pro­ce­so de trans­for­ma­ción al­can­ce a to­dos los ac­to­res que in­ter­vie­nen en la ca­de­na de su­mi­nis­tro. Es­te programa ha si­do di­se­ña­do de acuer­do al ter­cer Plan Es­tra­té­gi­co pa­ra la Me­jo­ra Com­pe­ti­ti­va del Sec­tor de Au­to­mo­ción de Galicia 2016-2020 y es­tá co­fi­nan­cia­do por el Iga­pe, la Xun­ta de Galicia y el FSE.

Otra ini­cia­ti­va de for­ma­ción im­pul­sa­da por la UCC se plas­ma en una nue­va edición del programa for­ma­ti­vo Team Lea­der Lean, que se im­par­ti­rá ín­te­gra­men­te en Oren­se, en el Par­que Tecnolóxico de Galicia (Tec­nó­po­le). Es­te programa pre­ten­de do­tar a los par­ti­ci­pan­tes de las he­rra­mien­tas y las ha­bi­li­da­des ne­ce­sa­rias pa­ra apo­yar el des­plie­gue lean en sus em­pre­sas, me­jo­ran­do su entorno y pro­ce­sos de for­ma con­ti­nua y re­for­zan­do su com­pro­mi­so con la ca­li­dad y la se­gu­ri­dad. Es­ta for­ma­ción es­tá di­ri­gi­da tan­to a po­ten­cia­les lí­de­res de equi­po, mo­ni­to­res o ani­ma­do­res co­mo a res­pon­sa­bles que ya cuen­tan con experiencia en el pues­to y que coor­di­nan a un gru­po re­du­ci­do de ope­ra­rios. SMART POKA YOKE

La fir­ma Sche­ne­llec­ke Lo­gis­tic ha im­ple­men­ta­do una so­lu­ción smart Poka Yoke desa­rro­lla­da por la fir­ma ara­go­ne­sa Iny­com pa­ra el se­cuen­cia­do de lu­nas a Volks­wa­gen Na­va­rra.

Des­de Iny­com se­ña­lan que, gra­cias a es­te dis­po­si­ti­vo, se re­du­cen los erro­res en las en­tre­gas. Ade­más de mi­ni­mi­zar in­co­rre­cio­nes, el sis­te­ma de ca­li­dad evi­ta el uso de pa­pel du­ran­te to­do el pro­ce­so de se­cuen­cia­ción de lu­nas de vehícu­los (tra­se­ras, de­lan­te­ras, etc.) en la plan­ta que la com­pa­ñía tie­ne en Or­koien (Na­va­rra), ase­gu­ran fuen­tes de Iny­com.. En es­te ca­so es­pe­cí­fi­co, una cá­ma­ra fi­ja y unas ba­li­zas de va­li­dad­ción que se ilu­mi­nan co­mo un se­má­fo­ro ase­gu­ran que el ope­ra­rio es­tá se­cuen­cia­do co­rrec­ta­men­te e in­di­ca la lu­na si­guien­te que tie­ne que co­ger pa­ra con­ti­nuar con la se­cuen­cia­ción. La so­lu­ción se ha im­plan­ta­do en cua­tro is­las de se­cuen­cia­ción de las plan­ta de Sch­ne­llec­ke Lo­gis­tic en Or­koien, El smart Poka Yoke es­tá do­ta­do de sen­so­res, cá­ma­ras de re­co­no­ci­mien­to OCR y sis­te­mas se­ma­fó­ri­cos que in­for­man y aler­tan an­te erro­res. Asi­mis­mo, se co­mu­ni­ca con el ERP de la com­pa­ñía pa­ra re­ci­bir la se­cuen­cia de pre­pa­ra­ción pa­ra ca­da is­la. PRO­DUC­CIÓN 2017

En lo que res­pec­ta a la pro­duc­ción de vehícu­los (el re­sul­ta­do fi­nal de to­das es­tas in­no­va­cio­nes lo­gís­ti­cas en la in­dus­tria), de las fá­bri­cas es­pa­ño­las sa­lie­ron el pasado año 2 848 335 uni­da­des, lo que su­po­ne una caí­da del 1,5% res­pec­to al ejer­ci­cio an­te­rior.

Des­de An­fac re­sal­tan que “dis­tin­tas cir­cuns­tan­cias im­pi­die­ron al­can­zar el ob­je­ti­vo del Plan 3 Mi­llo­nes” de la aso­cia­ción, pe­ro el vo­lu­men con­jun­to de pro­duc­ción se que­dó “muy cer­ca de esa ci­fra”, que podría ha­cer­se fac­ti­ble en el cor­to pla­zo. No obs­tan­te, en el úl­ti­mo mes del año pasado se pro­du­je­ron en las fac­to­rías es­pa­ño­las 174 426 vehícu­los, un 22% más en com­pa­ra­ción con el mis­mo mes del ejer­ci­cio an­te­rior.

Des­de An­fac atri­bu­yen es­te li­ge­ro des­cen­so a di­fe­ren­tes cau­sas. Tras un pri­mer tri­mes­tre al al­za con un 4,7% de cre­ci­mien­to, el res­to del año se desa­rro­lló con continuos des­cen­sos de la pro­duc­ción, so­lo re­ver­ti­dos en el ci­ta­do mes de di­ciem­bre. En­tre los mo­ti­vos que han he­cho dis­mi­nuir el vo­lu­men de fa­bri­ca­ción de vehícu­los en Es­pa­ña se ha­llan, se­gún An­fac, la con­trac­ción del mer­ca­do en Reino Uni­do, in­flui­do por el bre­xit y la de­va­lua­ción de la libra es­ter­li­na, así co­mo la caí­da de ven­tas en Tur­quía. Por otro la­do, los nue­vos lan­za­mien­tos en plan­tas es­pa­ño­las han ra­len­ti­za­do los rit­mos de fa­bri­ca­ción por la ne­ce­sa­ria adap­ta­ción de las lí­neas de pro­duc­ción, que en al­gu­nos ca­sos han re­que­ri-

do su total de­ten­ción. Asi­mis­mo, al­gu­nos mo­de­los tam­bién de­ja­ron de fa­bri­car­se.

En la pro­duc­ción acu­mu­la­da del año 2017, se fa­bri­ca­ron 2.243.220 tu­ris­mos, un 3% me­nos en com­pa­ra­ción con ci­fras del año 2016. Los vehícu­los co­mer­cia­les e in­dus­tria­les to­ta­li­za­ron en el pasado año 556.843 uni­da­des fa­bri­ca­das, can­ti­dad que re­pre­sen­ta una subida del 4,7% fren­te al ejer­ci­cio an­te­rior. Res­pec­to a las ex­por­ta­cio­nes, la ci­fra de vehícu­los en­via­dos más allá de las fron­te­ras es­pa­ño­las al­can­zó las 2.435.336 uni­da­des, lo que su­po­ne un au­men­to del 0,1% res­pec­to año 2016.

Las ven­tas al ex­te­rior tam­bién cre­cie­ron en di­ciem­bre, gra­cias a las ci­fras co­se­cha­das en los mer­ca­dos fran­cés (34%), ale­mán (+%) e ita­liano (15,7%). Tam­bién cre­cie­ron los en­víos ha­cia el con­ti­nen­te ame­ri­cano, con un 12,3% de subida. En con­jun­to, Ale­ma­nia, Fran­cia, el Reino Uni­do, Ita­lia y Tur­quía re­pre­sen­tan el 65% de las ex­por­ta­cio­nes es­pa­ño­las de vehícu­los. UNIÓN EUROPEA

Aun­que los da­tos del mes de di­ciem­bre en cuan­to a ma­tri­cu­la­cio­nes en la UE fue­ron ne­ga­ti­vos (dis­mi­nu­ye­ron un 4,9%), el cómpu­to ge­ne­ral de to­do el año ha arro­ja­do un sal­do po­si­ti­vo, con una UE que ha co­mer­cia­li­za­do un 3,4% más o, lo que es lo mis­mo, 15 137 732 vehícu­los nue­vos matriculados du­ran­te to­do el ejer­ci­cio 2017. Los da­tos, publicados por la pa­tro­nal de fa­bri­can­tes eu­ro­peos ACEA, arro­jan un es­ce­na­rio que invita al op­ti­mis­mo, ya que Es­te es el cuar­to año con­se­cu­ti­vo que las ma­tri­cu­la­cio­nes eu­ro­peas cie­rran con cre­ci­mien­to y esos más de 15 mi­llo­nes de au­to­mó­vi­les si­túan las ci­fras en nú­me­ros an­te­rio­res a la cri­sis.

En el cómpu­to anual por mer­ca­dos, los ma­yo­res cre­ci­mien­tos en 2007 los ex­pe­ri­men­ta­ron los mer­ca­dos de Ita­lia (7,9%) y Es­pa­ña (7,7%), se­gui­dos de le­jos por Fran­cia (4,7%) y Ale­ma­nia (2,7%). Por el con­tra­rio, el úni­co de los cin­co gran­des mer­ca­dos que re­gis­tra una pro­nun­cia­da caí­da es Reino Uni­do, que des­cen­dió un 5,7%, su pri­me­ra caí­da en seis años.

Res­pec­to al mes de di­ciem­bre de 2017, la caí­da del 4,9% en las ma­tri­cu­la­cio­nes su­pu­so el re­gis­tro de 1.088.498 nue­vas uni­da­des (en di­ciem­bre de 2016 fue­ron 1.144.098 uni­da­des ma­tri­cu­la­das), aun­que es ne­ce­sa­rio se­ña­lar que, en 2017, di­ciem­bre tu­vo un día la­bo­ra­ble me­nos que el mis­mo mes del año an­te­rior. Ca­si to­dos los prin­ci­pa­les mer­ca­dos de la UE se con­tra­je­ron, a ex­cep­ción del es­pa­ñol, que cre­ció un 6,2%. Por su par­te, el Reino Uni­do re­gis­tró su no­veno mes con­se­cu­ti­vo de des­cen­so, con re­gis­tros que ca­ye­ron un 14,4% en di­ciem­bre.

Los tra­ba­ja­do­res de Ford de Al­mus­sa­fes (Valencia) han co­men­za­do a uti­li­zar exoes­que­le­tos en su pro­ce­so de pro­duc­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.