Die­ta AN­TI­MI­CHE­LÍN

Un pa­trón ali­men­ta­rio in­sano es uno de los res­pon­sa­bles de que se for­me un plie­gue gra­so en la cin­tu­ra. Lí­bra­te de él con es­tas pau­tas de efec­to ‘li­po’.

Mía - - EN POR­TA­DA - POR SO­NIA CO­RO­NEL

die­ta an­ti­mi­che­lín pa­ra afi­nar tu cin­tu­ra.

En la apa­ri­ción del mi­che­lín in­flu­yen di­ver­sos fac­to­res. La pre­dis­po­si­ción ge­né­ti­ca, los li­ga­dos a la edad y tam­bién otras cau­sas de las que so­mos ple­na­men­te res­pon­sa­bles co­mo el es­ti­lo de vi­da o los há­bi­tos ali­men­ti­cios. ¿Dis­pues­ta a in­ter­ve­nir en lo que de­pen­de de ti?

CO­ME EN CLA­VE VER­DE

El 50 % de la ali­men­ta­ción in­ge­ri­da a lo lar­go del día tie­ne que ser fru­ta y ver­du­ra (apor­tan to­dos los nu­trien­tes y fi­bra). En cuan­to a las pro­teí­nas, cui­da la fuen­te. “En las de ori­gen ani­mal pri­ma el pes­ca­do azul de pe­que­ño ta­ma­ño, las es­pe­cies gran­des con­tie­nen me­ta­les pe­sa­dos. Es­te apor­ta áci­dos gra­sos que re­du­cen pro­ce­sos in­fla­ma­to­rios (la

obe­si­dad se con­si­de­ra una en­fer­me­dad in­fla­ma­to­ria cró­ni­ca,)”, ex­pli­ca Al­fon­so Ro­me­ro, die­tis­ta-nu­tri­cio­nis­ta del cen­tro Car­men Mon­tal­bán (car­men­mon­tal­ban.com). En cuan­to a las ve­ge­ta­les, to­ma fru­tos se­cos al na­tu­ral, se­mi­llas y le­gum­bres que no so­lo equi­li­bran co­les­te­rol y tri­gli­cé­ri­dos, tam­bién tie­nen ac­ción an­ti­in­fla­ma­to­ria. ¿Un ejem­plo de me­nú? Mi­ra los dos re­cua­dros y con­viér­te­los en ru­ti­na, pe­ro, se­gún ad­vier­te el ex­per­to, se lo­gra­ría ma­yor efec­ti­vi­dad si la die­ta es­tu­vie­ra per­so­na­li­za­da. Hay que con­tem­plar va­ria­bles co­mo se­xo, edad, ge­né­ti­ca, es­ti­lo de vi­da, ac­ti­vi­dad fí­si­ca y pa­to­lo­gías.

¿QUÉ ELI­MI­NAR DEL PLA­TO?

En la ba­ta­lla con­tra la lor­za es cla­ve evi­tar el azú­car re­fi­na­do. Se ha de­mos­tra­do que las re­ser­vas de gra­sa del ab­do­men se dis­pa­ran con su con­su­mo. Tam­bién re­sul­tan pro­ble­má­ti­cos los ali­men­tos ul­tra­pro­ce­sa­dos y las be­bi­das ga­seo­sas. “Las bur­bu­jas de es­tas úl­ti­mas dan sen­sa­ción de ple­ni­tud y al­te­ran las ga­nas de co­mer”, ex­pli­ca el ex­per­to.

ME­JO­RA TU PER­FIL GRA­SO

Aun­que 1 g de gra­sa pro­ce­den­te de una nuez o del to­cino apor­te las mis­mas ca­lo­rías, en con­cre­to nue­ve, no tie­nen los mis­mos efec­tos so­bre el or­ga­nis­mo. “Los lí­pi­dos del fru­to se­co son an­ti­in­fla­ma­to­rios, dis­mi­nu­yen los ni­ve­les de co­les­te­rol y me­jo­ran la com­po­si­ción gra­sa de las cé­lu­las, mien­tras que los que pro­ce­den del to­cino tie­nen el efec­to con­tra­rio”.

DIS­FRU­TA DEL MO­MEN­TO

Co­mer con ra­pi­dez y an­sie­dad no so­lo te lle­va a en­gu­llir sin mi­ra­mien­tos, crea pro­ce­sos di­ges­ti­vos len­tos y pe­sa­dos y ge­ne­ra ga­ses que au­men­tan la dis­ten­sión ab­do­mi­nal. “Hay que mas­ti­car muy bien y so­lo cuan­do la co­mi­da ha­ya ad­qui­ri­do con­sis­ten­cia de pa­pi­lla, pro­ce­der a tra­gar, si no el es­tó­ma­go tie­ne que ha­cer el tra­ba­jo que no se ha he­cho en la bo­ca”.

CUI­DA EL SUE­ÑO Y EL RE­LAX

Dor­mir bien y es­tar re­la­ja­da es vi­tal pa­ra ‘sol­tar’ el flo­ta­dor. “Re­ti­ra de la al­co­ba cual­quier es­tí­mu­lo lu­mí­ni­co, ya que se se­gre­ga me­nos me­la­to­ni­na, la hor­mo­na que in­du­ce al sue­ño”. Ade­más, se sa­be que es­ta in­flu­ye di­rec­ta­men­te en otras hor­mo­nas (glu­ca­gón, in­su­li­na, gre­li­na y lep­ti­na) que re­gu­lan los ni­ve­les de azú­car en san­gre, la sen­sa­ción del ham­bre y el me­ta­bo­lis­mo de las gra­sas. ¿Y si es­tás de los ner­vios? “La an­sie­dad se re­fle­ja en la in­ges­ta, ge­ne­ral­men­te au­men­tán­do­la o ha­cien­do que se to­men ma­las de­ci­sio­nes”.

EL ME­JOR EJER­CI­CIO

Ni son los clá­si­cos ab­do­mi­na­les ni los hi­po­pre­si­vos. Ro­me­ro re­co­mien­da en­du­re­cer el ab­do­mi­nal con un en­tre­na­mien­to in­ter­vá­li­co de al­ta in­ten­si­dad. “Una ac­ti­vi­dad que bus­ca el má­xi­mo ren­di­mien­to en po­co tiem­po y que de­be ser adap­ta­da y su­per­vi­sa­da por un en­tre­na­dor”.

¿Quie­res li­brar­te del flo­ta­dor de for­ma de­fi­ni­ti­va? Apren­de a co­mer bien y evi­ta las os­ci­la­cio­nes de pe­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.