¿las ho­ras de sue­ño se re­cu­Pe­ran?

Mía - - EXPERTOS - dra. cris­ti­na zun­zu­neGui. Fun­da­do­ra de Som­ni­sa (som­ni­sa.com).

sí, es lo que se co­no­ce co­mo “deu­da de sue­ño”. Si no nos va­mos a dor­mir cuan­do nos en­tra sue­ño por la no­che y nos que­da­mos más tiem­po des­pier­tos, va­mos acu­mu­lan­do ho­ras sin dor­mir que el cuer­po ne­ce­si­ta­rá re­cu­pe­rar más tar­de. Sin em­bar­go, no pa­ga­mos la deu­da 1:1, co­mo se sue­le pen­sar. De­be­mos te­ner en cuen­ta que, al dor­mir, nos en­con­tra­mos en una si­tua­ción de re­la­ti­vo pe­li­gro por­que ba­ja­mos nues­tras de­fen­sas. Por eso el ce­re­bro es­tá pre­pa­ra­do pa­ra re­cu­pe­rar el sue­ño per­di­do de una ma­ne­ra in­te­li­gen­te, sin ne­ce­si­dad de pa­sar de­ma­sia­das ho­ras dor­mi­dos y arries­gar que nos ata­que un de­pre­da­dor. ¿Có­mo lo ha­ce? Au­men­tan­do no so­lo el nú­me­ro de ho­ras, sino tam­bién la pro­fun­di­dad del sue­ño y ha­cién­do­lo así más re­pa­ra­dor. Mu­chos de nues­tros pa­cien­tes con in­som­nio pien­san que tie­nen que obli­gar­se a re­cu­pe­rar las ho­ras per­di­das de sue­ño. Es­to les ge­ne­ra an­sie­dad y se obli­gan a pa­sar tiem­po en la ca­ma, aun­que no duer­man, lo que em­peo­ra el pro­ble­ma de in­som­nio. El me­jor ejem­plo que de­mues­tra es­ta ca­pa­ci­dad ex­tra­or­di­na­ria de nues­tro ce­re­bro es la his­to­ria de Randy Gard­ner, que en 1964 con­si­guió el ré­cord mun­dial de pa­sar más tiem­po­sin dor­mir. Se que­dó des­pier­to du­ran­te 264 ho­ras (11 días). Lo cu­rio­so es que des­pués de es­te tiem­po, no dur­mió 250 ho­ras se­gui­das, sino que so­lo con 14 ho­ras la pri­me­ra no­che y 10 ho­ras la si­guien­te vol­vió a su es­ta­do nor­mal, sin con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra su sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.