¿có­mo pue­do qui­tar­le la man­cha del la­cri­mal a mi pe­rro?

Mía - - EXPERTOS - Jo­se luis Bláz­quez Ve­te­ri­na­rio y CEO del Gru­po OPENVET, Ma­drid (openvet.es).

lo pri­me­ro que de­be­mos sa­ber so­bre es­tas man­chas es que se pro­du­cen por el la­grimeo cons­tan­te en los ojos. Son tí­pi­cos de ra­zas pe­que­ñas, pe­ro no ex­clu­si­vo, y son más vi­si­bles en los pe­rros o ga­tos de pe­lo cla­ro. Qui­tar las man­chas no es na­da fá­cil, lo me­jor es in­ten­tar que no se pro­duz­can, ya que una vez que el pe­lo ha co­gi­do esa co­lo­ra­ción so­lo po­de­mos usar pro­duc­tos blan­quean­tes pa­ra tra­tar de de­vol­ver­le el co­lor ori­gi­nal. Hay mu­chos pro­duc­tos en el mer­ca­do pa­ra es­ta fun­ción: bus­ca uno bueno (los ban­quean­tes ge­ne­ral­men­te son agre­si­vos, pe­ro si son de ca­li­dad es­tán muy tes­ta­dos pa­ra que no ge­ne­ren pro­ble­mas) y úsa­lo de ma­ne­ra re­gu­lar pa­ra con­se­guir eli­mi­nar esas man­chas a la vez que in­ten­tas fre­nar el la­grimeo.

To­das las ra­zas de bra­qui­cé­fa­los (pe­ki­nés, lha­sa ap­so o bull­dog y ga­tos co­mo el per­sa) tie­nen un pro­ble­ma de la­grimeo por sus ojos sal­to­nes y un mal dre­na­je del con­duc­to la­gri­mal ha­cia la na­riz, pe­ro pue­de pa­sar­le a cual­quier pe­rro o ga­to, y de­be­ría­mos in­ten­tar re­sol­ver­lo de ma­ne­ra tem­pra­na pa­ra que no nos dé pro­ble­mas nun­ca más. Con­sul­ta a tu ve­te­ri­na­rio el ca­so con­cre­to de tu mas­co­ta, pues en mu­chas oca­sio­nes no es so­lo un pro­ble­ma es­té­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.