ES­TO SÍ ES AC­CI­DEN­TE LA­BO­RAL

Mía - - CONSUMO -

la ley ge­ne­ral de la se­gu­ri­dad so­cial de­fi­ne el ac­ci­den­te la­bo­ral co­mo “to­da le­sión cor­po­ral que el tra­ba­ja­dor su­fra con oca­sión o por con­se­cuen­cia del tra­ba­jo que eje­cu­te por cuen­ta aje­na”. pue­de ser de mu­chos ti­pos: los su­fri­dos al ir o vol­ver del tra­ba­jo, por ejem­plo, o las en­fer­me­da­des que sur­gen co­mo con­se­cuen­cia del desem­pe­ño de una ta­rea. en mu­chos ca­sos, que se con­si­de­re o no ac­ci­den­te es algo un po­co di­fu­so y por ello de­be in­ter­ve­nir un tri­bu­nal. de he­cho, hay dos ca­sos re­cien­tes en los que el tri­bu­nal su­pre­mo ha dic­ta­do sen­ten­cia de­fi­ni­ti­va, uno de ellos se re­fie­re al des­pren­di­mien­to de re­ti­na que su­frió una ad­mi­nis­tra­ti­va mien­tras tra­ba­ja­ba de­lan­te de la pan­ta­lla del or­de­na­dor. en es­te ca­so, el ts en­tien­de que se tra­ta de “una le­sión sú­bi­ta que apa­re­ce en tiempo y lu­gar de tra­ba­jo”. el se­gun­do ca­so es el de un tra­ba­ja­dor que fa­lle­ció tras un in­far­to su­fri­do en el gim­na­sio. el ts dic­ta­mi­nó, en es­ta oca­sión, que el epi­so­dio car­dio­vas­cu­lar sur­gió en el tra­ba­jo, aun­que se des­en­ca­de­na­ra tras aca­bar la jor­na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.