La evo­lu­ción y la esen­cia del fút­bol

Magazine Futbol Tactico - - 50 VECES MAGAZINE FÚTBOL TÁCTICO -

Se­gu­ra­men­te al­guno de los cha­va­les que par­ti­ci­pa­rán en el Mundial Sub'17 del que in­for­ma­mos en es­te nú­me­ro 2 de FT Ma­ga­zi­ne no se­pa lo que hi­zo Eu­se­bio con un ba­lón en los pies. Sus pa­dres, se­gu­ro que sí. Sus abuelos, por su­pues­to. Ellos pue­den dar fe del va­lor de la pa­la­bra del mí­ti­co ju­ga­dor por­tu­gués ha­blan­do de fút­bol. Eu­se­bio es­tá le­gi­ti­ma­do pa­ra opi­nar fut­bo­lís­ti­ca­men­te de Cristiano Ro­nal­do y Leo Mes­si. Co­mo tam­bién lo es­tá Johan Cruyff, otro de los pro­ta­go­nis­tas de es­te ejem­plar en un la­bo­rio­so re­por­ta­je so­bre el em­pren­de­dor Ajax de Ams­ter­dam del que fue al­ma y es­tre­lla. La en­tre­vis­ta a Eu­se­bio y el re­por­ta­je so­bre el Ajax de la dé­ca­da de 1970 nos sir­ven pa­ra com­pro­bar la evo­lu­ción que ha su­fri­do el de­por­te rey. Eu­se­bio re­cuer­da co­mo en la se­mi­fi­nal del Mundial de 1966 que per­dió Por­tu­gal con­tra In­gla­te­rra fue cla­ve pa­ra la de­rro­ta de su se­lec­ción que a úl­ti­ma ho­ra se de­ci­die­ra que el par­ti­do se dispu­taría en Lon­dres y no en Li­ver­pool, co­mo es­ta­ba pre­vis­to. Hoy, cuan­do aún hay se­lec­cio­nes por cla­si­fi­car­se y un sor­teo de gru­pos por rea­li­zar, se sa­be día, ho­ra y por su­pues­to se­de en la que se dispu­tará ca­da uno de los 64 par­ti­dos que da­rán vi­da al Mundial de Bra­sil 2014. Di­ga­mos que so­lo fal­ta de­jar caer en los cam­pos a los au­tén­ti­cos pro­ta­go­nis­tas, que son y siem­pre se­rán los fut­bo­lis­tas, pa­ra que co­mien­ce el es­pec­tácu­lo. No me­nos lla­ma­ti­va que la anéc­do­ta que cuen­ta Eu­se­bio re­sul­ta re­cor­dar al­gu­nas que for­ja­ron al Ajax cam­peón. El en­tre­na­dor Ri­nus Mi­chels fue un in­no­va­dor. Y lo fue en mil y un de­ta­lles, co­mo por ejem­plo que sus ju­ga­do­res de­ja­ran de la­var­se la ro­pa de los entrenamientos en ca­sa pa­ra que lo hi­cie­ran em­plea­dos del club, con­tra­tó un fi­sio­te­ra­peu­ta pa­ra cui­dar al detalle la pre­pa­ra­ción de los su­yos, se mon­tó un des­pa­cho pa­ra él don­de po­der ha­blar con los ju­ga­do­res a so­las… de­ta­lles que hoy pa­re­ce que for­man par­te del fút­bol des­de que és­te em­pe­zó a prac­ti­car­se y en los que sin em­bar­go has­ta ha­ce unas dé­ca­das na­die ha­bía pen­sa­do. El fút­bol ha evo­lu­cio­na­do ha­cia un pun­to de pro­fe­sio­na­li­dad que cual­quier com­pa­ra­ción en­tre épo­cas di­fe­ren­tes tie­ne po­co sen­ti­do. Es im­po­si­ble com­pa­rar a Mes­si con Pe­lé o a Cristiano con Di Sté­fano. Es otro fút­bol, son otros tiem­pos. Sin em­bar­go el fút­bol man­tie­ne una esen­cia que le acom­pa­ña­rá por siem­pre y que le ha­ce ser el de­por­te rey en la in­men­sa ma­yo­ría de paí­ses del mun­do. Lean por ejem­plo el re­por­ta­je que les pre­sen­ta­mos so­bre San Ma­rino, un pe­que­ño país cu­ya se­lec­ción so­lo ha ga­na­do en 30 años un par­ti­do (amis­to­so) y que ha­cía un lus­tro que no mar­ca­ba un gol. Ha­ce unas se­ma­nas per­die­ron con­tra Po­lo­nia por 1-5… y sin em­bar­go su gol lo ce­le­bra­ron co­mo si hu­bie­ran ga­na­do ese Mundial con el que sue­ñan Mes­si y Cristiano.

95

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.