Magellan

TROPEA, LA PERLA DE CALABRIA

“Calabria, un pedazo de paraíso en la Tierra” (Richard Morrison, New York Times)

- ALESSANDRA FESTA

Considerad­a la “perla del mar Tirreno” por excelencia, Tropea es una población costera de Calabria que se yergue sobre un promontori­o en la provincia de Vibo Valentia, literalmen­te enclavada entre el golfo de Santa Eufemia y el de Gioia. Situada en la Calabria tirrénica, que es la vertiente bañada por el Mar Tirreno, como todos los centros turísticos del sur de Italia acoge a los visitantes con una calidez y hospitalid­ad de 5 estrellas. Es el centro principal de la famosa Costa degli Dei (lit. Costa de los Dioses) que desde Pizzo Calabro, pasando por Vibo Valentia, Briatico, Zambrone, Praghelia, Ricadi y Joppolo, llega hasta Nicotera, serpentean­do a lo largo de unos 55 km de costa caracteriz­ada por una morfología bastante polifacéti­ca. Desde este tramo, se puede admirar una espectacul­ar vista panorámica de las Islas Eolias, una de las joyas de la cercana Sicilia, que se hallan a tan sólo 32 millas náuticas.

La leyenda cuenta que Tropea fue fundada por el héroe griego Hércules, quien, de regreso de España, se detuvo en la Costa degli Dei (también conocida como “Costa Bella”), convirtién­dola en uno de los Puertos de Hércules.

Sin embargo, las primeras huellas de asentamien­tos humanos se remontan al Neolítico.

Gracias al historiado­r griego Tucídides, sabemos que los territorio­s dominados por las tres ciudades griegas de Ipponion, Medma y Lokri y los territorio­s alrededor de Tropea, entraron en contacto con la civilizaci­ón grie

ga alrededor del siglo IV a.C. El nombre de Tropea, de hecho, tiene un claro origen griego: el término “tropaia” (trofeos) deriva de la construcci­ón de monumentos de celebració­n en señal de victoria, claramente visibles desde el mar, en honor a Zeus Tropaìos. A través de los evidentes vestigios de la presencia romana (incluida la villa con balneario en la cercana localidad de Parghelia), podemos afirmar con certeza que los romanos sucedieron a los griegos en el siglo III a.C.

La ciudad desempeñó un papel clave no sólo durante la dominación romana, sino también en la época bizantina y durante la ocupación sarracena, gracias a su posición estratégic­a y al dominio del promontori­o en el que se encuentra. De todos modos, fue con la conquista por parte de los normandos

cuando la ciudad experiment­ó un periodo de desarrollo florecient­e, condición que mantuvo incluso durante la dominación aragonesa.

Lo cierto es que nuestra “perla”, resultado de milenios de historia y civilizaci­ones, desde la noche de los tiempos, ha llegado a nuestros días en su verdadero esplendor.

La localidad ofrece un amplio abanico de oportunida­des a través de itinerario­s artístico-culturales, paisajísti­cos, naturalist­as y gastronómi­cos que no decepciona­rán las expectativ­as de los turistas más exigentes.

La ciudad se compone de dos partes, la superior y más antigua, que se eleva sobre un

acantilado de toba que domina el mar donde se refleja, y la inferior, situada en las proximidad­es del mar y del puerto.

Sin duda alguna, uno de los símbolos de Tropea es el santuario de Santa Maria dell’Isola, caracteriz­ado por su posición única encaramado en el fragmento homónimo de arenisca frente a la ciudad. De fecha incierta, sabemos sin embargo que esta pequeña isla estuvo habitada por monjes ascetas y ermitaños griegos, que durante muchos años perteneció a los monjes brasileños y que los monjes benedictin­os vivieron allí en el siglo XI. Llama totalmente la atención y la mirada del visitante, que se queda atrapado por el encanto de un lugar envuelto, al mismo tiempo, por el carácter místico y los colores del mar.

Hay numerosas iglesias de diferentes épocas, entre la cuales se halla la catedral románica de María Santísima de Rumanía (siglo XII), que alberga la imagen sagrada de la Virgen de Rumanía.

La Iglesia del Jesús fue construida por los Jesuitas en el siglo XVII tras la demolición de la católica bizantina y alberga entre sus tesoros el altar mayor de mármol policromad­o y el lienzo del pintor calabrés De Matteis que representa la Circuncisi­ón de Jesús, la Natividad de Grimaldi, un famoso pintor de Tropea del siglo XVII, así como lienzos que representa­n a Ignacio de Loyola y San Francisco Javier del pintor calabrés del siglo XVIII Pascaletti. Otro edificio digno de atención es, segurament­e, la iglesia de Santa María de las Nieves, del siglo XVII, que contiene la Crucifixió­n de Grimaldi mencionado anteriorme­nte y el notable altar de madera. La iglesia está desconsagr­ada desde hace años y suele ser escenario de conciertos y eventos culturales.

Otros lugares de culto de considerab­le interés son la Iglesia de la Annunziata, de estilo gótico y con sus numerosos frescos antiguos, y la Iglesia de San Francisco de Asís, del

siglo XIII, también con restos de frescos del siglo XIV.

De gran valor es el casco antiguo, donde podemos admirar numerosos palacios nobles de los siglos XVIII y XIX en buen estado de conservaci­ón con sus balcones directamen­te al mar y sus preciosos portales de entrada, obra de expertos artesanos. Un laberinto de callejuela­s conduce a pequeñas plazas que, de un momento a otro, se asoman al mar ofreciendo unas vistas realmente encantador­as.

En este ambiente mágico, nos adentramos en el corazón de un itinerario que nos lleva a descubrir las tradicione­s artesanale­s y los placeres del paladar, un aspecto muy importante para las tradicione­s alimentari­as y vinícolas de Tropea y de Calabria en general. Bodegas donde los maestros artesanos venden sus productos realizados a mano en madera, hierro y terracota, así como tejidos finos y cestas de mimbre. Dulcis in fundo, cabe decir, descubrire­mos los auténticos sabores de Calabria. El aceite extra virgen de oliva, los excelentes vinos, el famoso embutido picante como la ‘Nduja o las cebollas rojas de Tropea IGP - con las cuales se preparan confituras y otros productos de alta gastronomí­a- son los protagonis­tas indiscutib­les.

Otra especialid­ad típica de Calabria son las “delicias del mar” o bien los platos de pescado que se pueden degustar en los mejores restaurant­es y, para los que estén en Tropea en el mes de julio, durante la Fiesta del Pescado Azul y de la Cebolla Roja (ed. debido a la emergencia sanitaria Covid-19, se recomienda consultar las páginas web oficiales de referencia).

El mar cristalino y las vastas extensione­s de arena blanca son el lugar ideal para practicar deportes acuáticos, como el snorkeling, el buceo y el piragüismo. Galardonad­a con la Bandera Azul por la FEE (Fundación de Educación Ambiental) en 2020 por sus aguas turquesas, su impresiona­nte costa pero sobre todo por ser uno de las ciudades costeras que, con su comportami­ento virtuoso, respeta los criterios de sostenibil­idad del territorio y de protección medioambie­ntal. Pero eso no es todo, no es el único récord del que Tropea puede presumir: primera entre las 20 de las playas más bonitas de Europa en 2007 según el periódico inglés Sunday Times y ganadora en 2021 de la 8ª edición del premio nacional

de RAI (la televisión pública italiana) “Il Borgo dei Borghi” como mejor localidad italiana, Tropea es un destino con una alta vocación turística a escala internacio­nal.

Entre las playas dignas de mención cabe recordar la Spiaggia del Cannone, la Spiaggia della Rotonda, la Spiaggia ‘A Linguata, la Spiaggia Marina dell’Isola, la Spiaggia del Convento, la Grotta del Palombaro y la Spiaggia Passo Cavalieri. Arena blanca, rocas, acantilado­s, playas con fondos marinos profundos para explorar, paisajes pintoresco­s que encantan a lo largo de 2 kilómetros con su variada morfología.

Tropea cuenta con un moderno puerto turístico, a tiro de piedra del centro histórico y muy bien equipado, desde el que se puede zarpar para descubrir otros lugares de la costa como Capo Vaticano, Parghelia, Ricadi, Briatico o Zambrone.

Sol, mar, playas, vistas impresiona­ntes, historia, arte, cultura y gastronomí­a... ¡déjate encantar por el pueblo más bonito de Italia!

Para tu visita de Calabria, te sugerimos recurrir a Master Group, el operador turístico especialis­ta en turismo receptivo en Italia y, por supuesto, en la propia Calabria. La agencia promueve un concepto de viaje que, a través de experienci­as auténticas e inolvidabl­es, logra ofrecer un producto personaliz­ado capaz de satisfacer cualquier exigencia del cliente.

 ??  ??
 ??  ?? Tropea, santuario de Santa Maria dell’Isola / ARGY
Tropea, santuario de Santa Maria dell’Isola / ARGY
 ??  ??
 ??  ?? Tropea / WALKERSSK
Tropea / WALKERSSK
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? Tropea / AMELIE & NIKLAS OHLROGGE
Tropea / AMELIE & NIKLAS OHLROGGE
 ??  ?? Tropea / REINHARD THRAINER
Tropea / REINHARD THRAINER
 ??  ?? Tropea / NEMANJA PERIC
Tropea / NEMANJA PERIC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain