Cruz Ro­ja pi­de unas ins­ta­la­cio­nes pa­ra aten­der a mu­je­res y ni­ños

Malaga Hoy - - Málaga -

Cruz Ro­ja es la que tie­ne la to­ma de con­tac­to ini­cial con los in­mi­gran­tes. A sus ope­ra­rios les co­rres­pon­de rea­li­zar una pri­me­ra aten­ción sa­ni­ta­ria y hu­ma­ni­ta­ria. “Les da­mos ro­pa y cal­za­do, por­que mu­chos vie­nen sin za­pa­tos...”, co­men­ta­ba Sa­muel Li­na­res. Su­pe­ra­da es­ta fa­se, el pro­ce­so con­ti­núa ba­jo com­pe­ten­cia de la Po­li­cía Na­cio­nal, en es­pe­cial en el ca­so de los va­ro­nes. Por­que en el de mu­je­res y ni­ños, la pro­pia Po­li­cía de­ri­va su aten­ción a es­ta or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal. El pro­ble­ma con el que se to­pa es que no cuen­ta con un es­pa­cio ade­cua­do don­de aten­der­los. Y eso ha­ce que en oca­sio­nes sean lle­va­dos a la co­mi­sa­ría, pa­san­do la no­che de en los ca­la­bo­zos. Por ello, la en­ti­dad vie­ne de­man­dan­do un acuer­do pa­ra dis­po­ner de un in­mue­ble don­de ac­tuar. Una de las op­cio­nes fue el par­que de bom­be­ros de Cam­pa­ni­llas, “pe­ro la fal­ta de acuer­do ha he­cho im­po­si­ble con­tar con ese es­pa­cio”. El pa­sa­do vier­nes, 75 mu­je­res y ni­ños lle­ga­dos al puer­to fue­ron lle­va­dos al Cen­tro de Ba­ja Exi­gen­cia del Ayun­ta­mien­to, pe­ro Cruz Ro­ja ya advierte de que ese uso es pro­vi­sio­nal, ya que cuan­do ba­jen las tem­pe­ra­tu­ras au­men­ta­rá el nú­me­ro de in­di­gen­tes que acu­da a es­tas de­pen­den­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.