De­man­da con­tra Netl­fix por el ‘Black Mi­rror’ in­ter­ac­ti­vo

Malaga Hoy - - Televisión - Re­dac­ción

La edi­to­rial de los po­pu­la­res li­bros j uve­ni­les Eli­ge tu pro­pia aven­tu­ra ha de­nun­cia­do a la pla­ta­for­ma di­gi­tal Netf lix por un pre­sun­to de­li­to de in­frac­ción de una mar­ca re­gis­tra­da con la pe­lí­cu­la in­ter­ac­ti­va Ban­ders­natch de la se­rie an­to­ló­gi­ca Black Mi­rror y que se es­tre­nó en las pa­sa­das fe­chas na­vi­de­ñas. El men­cio­na­do epi­so­dio per­mi­te al es­pec­ta­dor ir va­rian­do con sus de­ci­sio­nes lo que acon­te­ce en la pan­ta­lla y se ha con­ver­ti­do en un me­teó­ri­co fe­nó­meno in­ter­na­cio­nal.

La de­man­da, pre­sen­ta­da en un juz­ga­do de Ver­mont, al nor­te de Es­ta­dos Uni­dos, pro­nun­cia que Netf lix se ha apro­ve­cha­do y se “ha be­ne­fi­cia­do” de su crea­ción, pe­se a que no hay nin­gún acuer­do en­tre las com­pa­ñías, al aso­ciar es­ta pe­lí­cu­la a los fa­mo­sos li­bros in­fan­ti­les en los que el lec­tor pue­de es­co­ger qué rum­bo to­ma la his­to­ria.

“Está cau­san­do con­fu­sión y man­chan­do, de­ni­gran­do y de­bi­li­tan­do la dis­tin­ti­va ca­li­dad de la mar­ca Eli­ge tu pro­pia aven­tu­ra”, es­gri­me la edi­to­rial Choo­se­co, res­pon­sa­ble de esa co­lec­ción de ejemplares in­ter­ac­ti­vos que fue un gran éxi­to en los años 80 y des­de en­ton­ces tie­ne pre­sen­cia en li­bre­rías de to­do el mun­do.

Ban­ders­natch, que se es­tre­nó el pa­sa­do 28 de di­ciem­bre en Netf lix, es la úl­ti­ma en­tre­ga de la bri­tá­ni­ca Black Mi­rror an­tes de es­tre­nar­se su nue­va tem­po­ra­da. Es­ta fic­ción an­to­ló­gi­ca se cen­tra en los po­ten­cia­les pe­li­gros de las tec­no­lo­gías de ca­ra a un fu­tu­ro no muy le­jano.

Co­mo no­ve­dad en es­ta en­tre­ga na­vi­de­ña Ban­ders­natch per­mi­te a los es­pec­ta­do­res de­ci­dir en al­gu­nos pun­tos de su na­rra­ción au­dio­vi­sual có­mo quie­ren que con­ti­núe la his­to­ria. El epi­so­dio está di­ri­gi­do por Da­vid Sla­de, con cin­co po­si­bles fi­na­les y mi­llo­nes de com­bi­na­cio­nes.

La de­man­da sos­tie­ne que uno de los pro­ta­go­nis­tas de la cin­ta se re­fie­re ex­plí­ci­ta­men­te a una no­ve­la que está le­yen­do co­mo un li­bro de Eli­ge tu pro­pia aven­tu­ra. La edi­to­rial tam­bién ar­gu­men­ta que los “te­mas os­cu­ros y vio­len­tos” de Ban­ders­natch no tie­nen na­da que ver con los de sus li­bros, por lo que es­ta aso­cia­ción les per­ju­di­ca.

Asi­mis­mo, Choo­se­co ase­gu­ra que en 2016 Netf lix co­men­zó a ne­go­ciar con ellos la po­si­bi­li­dad de ob­te­ner una li­cen­cia pa­ra po­der usar los li­bros en con­te­ni­dos in­ter­ac­ti­vos co­mo pe­lí­cu­las y di­bu­jos ani­ma­dos, mien­tras que el epi­so­dio de Black Mi­rror ha­bría in­cu­rri­do en una apro­pia­ción in­de­bi­da de con­cep­tos.

Se­gún Choo­se­co las ne­go­cia­cio­nes no lle­ga­ron a buen puer­to por de­ci­sión de la pla­ta­for­ma es­ta­dou­ni­den­se.

La edi­to­rial de ‘Eli­ge tu pro­pia aven­tu­ra’ de­nun­cia in­frac­ción ha­cia su obra con el epi­so­dio ‘Ban­ders­natch’

An­to­nio Sem­pe­re

Que la vi­da es in­jus­ta y des­con­cer­tan­te ya lo sa­bía­mos. La des­apa­ri­ción a los 42 años de Pa­blo He­rre­ros fue una de las peo­res no­ti­cias que nos tra­jo el pa­sa­do año. Al di­vul­ga­dor cien­tí­fi­co le bas­ta­ron diez en­tre­gas de Yo mono pa­ra con­quis­tar­nos. El ma­yor ho­me­na­je que se le pue­de tri­bu­tar es re­cu­pe­rar­las en la web y vol­ver a apren­der con ca­da una de ellas co­mo si se tra­ta­ra del pri­mer vi­sio­na­do.

Yo mono arri­bó ca­si por sorpresa en las ali­caí­das tar­des de los do­min­gos de La 2 en 2015. Des­de su pri­me­ra en­tre­ga mar­có dis­tan­cias con Ór­bi­ta Lai­ka, otro es­pa­cio de di­vul­ga­ción cien­tí­fi­ca ade­re­za­do de hu­mor con el que al­gu­nos no co­mul­gá­ba­mos. En Yo mono los ha­bi­tua­les mo­no­lo­guis­tas re­si­den­tes en los pla­tós fue­ron sus­ti­tui­dos por es­pe­cia­lis­tas en la ma­te­ria que no ne­ce­si­ta­ban ha­cer un chis­te con ca­da una de sus apor­ta­cio­nes. Y con una de­ce­na de in­vi­ta­dos muy bien es­co­gi­dos que con­vir­tie­ron ca­da en­tre­ga en un via­je úni­co.

Dis­fru­tar de la pre­sen­cia de fi­gu­ras que­ri­das co­mo el ra­dio­fó­ni­co Juan Car­los Or­te­ga y ac­tri­ces co­mo Ro­sa­rio Par­do o Ma­ría Adá­nez siem­pre es es­ti­mu­lan­te. Pe­ro en el ca­so de Yo mono, a pe­sar de su sos­pe­cho­so tí­tu­lo, re­sul­tó de­ter­mi­nan­te por el grado de im­pli­ca­ción de ca­da uno de ellos.

Los te­mas abor­da­dos en es­te pro­gra­ma que me­re­ce la opor­tu­ni­dad de un vi­sio­na­do en rtve.es fue­ron los si­guien­tes: el va­lor de la amis­tad; las men­ti­ras y en­ga­ños; la em­pa­tía; la crea­ti­vi­dad; las emo­cio­nes; el ar­te y la es­té­ti­ca; el se­xo, el cor­te­jo y la de­pen­den­cia; los bue­nos y los ma­los; la in­te­li­gen­cia, los jue­gos y la me­mo­ria, y el li­de­raz­go y la coo­pe­ra­ción. To­do un de­cá­lo­go de asun­tos e intenciones es uno de

Es­te es­pa­cio de di­vul­ga­ción es de los más no­ta­bles de la his­to­ria re­cien­te de TVE

los es­pa­cios más no­ta­bles y a la vez más des­co­no­ci­dos de la his­to­ria re­cien­te de la ca­de­na pú­bli­ca.

La gra­cia del pro­gra­ma, y la de Pa­blo He­rre­ros en su rol de co­mu­ni­ca­dor, es­tri­ba­ba en es­ta­ble­cer nu­me­ro­sas con­co­mi­tan­cias en­tre el com­por­ta­mien­to de los pri­ma­tes y los del evo­lu­cio­na­do ho­mo sa­piens. Yo mono con­tó con un es­pec­ta­cu­lar de­co­ra­do que nos re­cor­da­ba al del con­cur­so de Chi­cho Ibá­ñez Se­rra­dor Wa­ku, wa­ku, y es­tu­vo di­ri­gi­do por Ma­nel Arranz.

RTVE

El fallecido Pa­blo He­rre­ros en el plató de su gran pro­gra­ma ‘Yo mono’.

NET­FLIX

El epi­so­dio ‘Ban­ders­natch’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.