FA­CE TO FA­CE

Marie Claire España - - VISAGES & PAYSAGES -

Su co­lec­ción de re­tra­tos tie­ne un in­men­so va­lor. Las ca­ras y cuer­pos más ce­le­bres mues­tran gus­to­sos su in­ti­mi­dad an­te la len­te del Kái­ser de la mo­da. En el sen­ti­do de las agu­jas del re­loj el mo­de­lo Brad Kroe­ning, Be­ni­cio del To­ro, Mick Jag­ger y Vi­cent Cas­sel. «Karl tie­ne una gra­cia in­ne­ga­ble pa­ra los des­nu­dos; son fotos mo­des­tas, nun­ca in­de­cen­tes.

Es­te fo­tó­gra­fo no tie­ne ga­nas de pro­vo­car», di­ce su co­mi­sa­rio Jean Luc Mon­te­ros­so.

arl La­ger­feld t i ene ca­si 75.000 se­gui­do­res en Twit­ter, una ci­fra re­la­ti­va­men­te ma­ne­ja­ble. A cam­bio, él mis­mo con­fie­sa se­guir so­la­men­te a 24 usua­rios, la ma­yo­ría son em­pre­sas re­la­cio­na­das con el mun­do de la mo­da: ma­tri­mo­nios de con­ve­nien­cia. Has­ta aquí, nin­gu­na sor­pre­sa. El asom­bro lle­ga cuan­do, ras­trean­do por la red, des­cu­bri­mos que la ga­ta de La­ger­feld, su que­ri­da Chou­pet­te La­ger­feld, su­pera los 19.000 se­gui­do­res. El hom­bre que no usa re­loj, ni te­lé­fono mó­vil, ni e-mail; el hom­bre que cuan­do tie­ne al­go que de­cir es­cri­be una car­ta en pa­pel, ha de­ci­di­do nom­brar por­ta­voz a un fe­lino. Re­co­mien­do la ex­pe­rien­cia. «Hay tres co­sas que me in­tere­san: la mo­da, la fotografía y la li­te­ra­tu­ra». ¿Aca­so es­te hom­bre eli­tis­ta y es­nob es un in­te­lec­tual? Él mis­mo ha di­cho en va­rias oca­sio­nes que no, pe­se a que a la vis­tan es­tán, co­mo prue­bas acu­sa­to­rias, los 300.000 vo­lú­me­nes de su enor­me bi­blio­te­ca. «Leo pa­ra apren­der » . ¿ En­ton­ces, es La­ger­feld un ar­tis­ta? Ha­ble­mos de su fotografía.

DES­NU­DOS Y EX­CLU­SI­VOS

El mun­do de las imá­ge­nes de La­ger­feld es­tá cir­cuns­cri­to a la mo­da, con al­gu­nas ex­cep­cio­nes. Las mu­je­res y los hom­bres que fotografía – apo­yán­do­se en las fa­ci­li­da­des y los pre­su­pues­tos que le dan su ex­tra­or­di­na­ria po­si­ción co­mo mo­dis­to– son lo me­jor del cir­cui­to. No hay pro­ble­ma de cas­tings. El es­cán­da­lo tam­bién apo­ya su ca­rre­ra. Co­mo cuan­do apro­ve­chó el nú­me­ro 23 de la re­vis­ta « Vi­sio­nai­re » pa­ra des­nu­dar al mo­de­lo sud­afri­cano Da­vid Mi­ller. O cuan­do el año pa­sa­do abrió las puer­tas del fa­mo­sí­si­mo ca­len­da­rio Pi­re­lli a los pri­me­ros hom­bres que – ves­ti­dos de di­vi­ni­da­des– hi­cie­ron la com­pe­ten­cia a los po­sa­dos fe­me­ni­nos más es­pe­ra­dos del año. Ha­ce unos años, La­ger­feld pre­sen­tó dos ex­qui­si­tos li­bros con sus fo­to­gra­fías –uno con can­tos de pla­ta y el otro, con bor­des de oro–, que re­su­men per­fec­ta­men­te su mun­do y su fi­lo­so­fía co­mo fo­tó­gra­fo. En uno, Clau­dia Schif­fer te mi­ra con un pei­na­do Luis XVI des­de la cu­bier­ta con son­ri­sa bur­lo­na; en el otro, Ra­quel Zim­mer­mann es­ca­pa es­ca­le­ras arri­ba con un pre­cio­so abri­go de Fen­di, mar­ca de la ca­sa. En am­bos, el ac­tor es­te­lar era el mo­de­lo Brad Kroe­nig. Los dos li­bros in­cluían dos tex­tos más que du­do­sos, con un al­tí­si­mo pun­to de cur­si­le­ría, es­cri­tos y fir­ma-

PASIÓN POR EL PA­PEL

«Pa­ra mu­chos fo­tó­gra­fos, to­mar una fo­to es arries­gar­se (...). Pa­ra ellos el pa­pel es fun­da­men­tal. Dis­pa­rar es so­lo el pri­mer pa­so de un lar­go pro­ce­so de crea­ción que in­vo­lu­cra al la­bo­ra­to­rio, a la im­pre­sión y al en­mar­ca­do. La­ger­feld es uno de ellos»,...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.