PA­RIS RI­VE DROI­TE

YVES SAINT LAU­RENT CE­LE­BRA ES­TE AÑO EL 30 ANIVER­SA­RIO DE SU PER­FU­ME «PA­RIS».

Marie Claire España - - HOMENAJE - Por Isa­bel Va­que­ro

YVES QUE­RÍA REA­LI­ZAR UN HO­ME­NA­JE A LA CIU­DAD QUE LE HI­ZO LI­BRE.

Aún era el tiem­po de las ri­sas y la vida ne­gro, Yves Saint Lau­rent ex­plo­ra­ba to­dos los ba­rrios de la ciu­dad, ca­lle­jue­las con­cu­rri­das de ma­dru­ga­da, clu­bes de jazz o ca­ba­rés en la ori­lla iz­quier­da del Se­na, y de la jet set coin­ci­día con Fran­cis Ba­con o Saint Lau­rent te­nía en­ton­ces 47 años y tra­ta­ba de re­cu­pe­rar la ju­ven­tud per­di­da. Se des­de prin­ci­pios de los se­sen­ta, rei­na­ba en la mo­da co­mo un gi­gan­te. No te­nía ri­val. En que con­quis­tó la ca­lle y vis­tió a mu­je­res pro­fe­sio­na­les y mo­der­nas, co­mo las que le ro­dea­ban.

Y LA MO­DA SE HI­ZO AR­TE

quin, las trans­pa­ren­cias, los ves­ti­dos Mon­drian, los ins­pi­ra­dos en el pop art, Pi­cas­so, ves­cen­cia, y aún te­nían que lle­gar sus obras

Grojs­man, aban­de­ra­da de una al­qui­mia de nue­va ge­ne­ra­ción, ca­paz de crear com­po­si­cio­nes com­ple­jas con me­nos in­gre­dien­tes y acor­des más sen­ci­llos. Se­du­ci­da por la co­lec­ción «Los Ba­llets Ru­sos», de 1976, Grojs­man acu­dió de in­me­dia­to a su lla­ma­da. Una no­che, an­te la Tour Eif­fel ro­dea­da de un ha­lo vio­le­ta, su­po qué ha­cer. «Sin de­cir­me que se lla­ma­ría “Pa­ris”, Saint Lau­rent me pi­dió un ju­go ex­tre­ma­da­men­te fran­cés, una oda al amor. En­se­gui­da pen­sé en un acor­de de ro­sa y vio­le­ta pa­ra crear un bou­quet cre­mo­so y car­nal, y aña­dí un to­que de ber­ga­mo­ta pa­ra con­se­guir una bru­ma re­fres­can­te de sa­li­da, co­mo una ma­ña­na pri­ma­ve­ral, so­bre un fon­do de sán­da­lo, pa­chu­li y al­miz­cles. La es­truc­tu­ra de es­ta qué ar­qui­tec­tó­ni­co.»

UN RE­GRE­SO A LOS ORÍ­GE­NES

Saint Lau­rent, na­ci­do en Orán ( Ar­ge­lia), que­ría que su per­fu­me fue­ra una de­cla­ra­ción de amor a la ciu­dad que le hi­zo li­bre y al mi­to de la mu­jer pa­ri­sien­se, in­de­pen­dien­te y osa­da. El nom­bre pro­vo­có es­cán­da­lo: na­die se ha­bía atre­vi­do an­tes a lla­mar Pa­rís a una fra­gan­cia por los al­tos ro­yal­ties que su­po­nía el uso del nom­bre. Pe­ro Saint Lau­rent y al ca­bo, des­pués de po­sar des­nu­do pa­ra la cam­pa­ña del per­fu­me «Pour Hom­me», en 1971 y lla­mar «Opium» al de mu­jer de 1977, usar el nom­bre de Pa­rís ase­gu­ra­ba tan so­lo un cier­to al­bo­ro­to. Con « Pa­ris » , Yves vol­vía a la ori­lla de­re­cha del Se­na, a la ciu­dad mo­nu­men­tal de Mar­cel Proust, de la ópe­ra y de su co­lec­ción maes­tra, «Los Ba­llets Ru­sos». Re­gre­sa­ba, de al­gu­na ma­ne­ra, a sus orí­ge­nes: la cos­tu­ra, el ar­te, su in­fan­cia ro­dea­do de ro­sas orien­ta­les, y la fas­ci­na­ción que siem­pre ejer­cie­ron so­bre él las mu­je­res li­bres.

EL PER­FU­ME «PA­RIS» ES CO­MO UNA MA­ÑA­NA DE PRI­MA­VE­RA.

Mo­de­los de las co­lec­cio­nes de­di­ca­das a Mon­drian (1965), al pop art (1967) y a Bra­que (1988). El di­se­ña­dor en su es­tu­dio (1977). Iz­da., el ves­ti­do lla­ma­do «Pa­ris», co­mo el per­fu­me, de la co­lec­ción de in­vierno de 1983.

Yves Saint Lau­rent en su ca­sa de Ma­rra­kech (1983), con su pe­rro «Mu­jik II» y su maî­tre d’ho­tel, Omar.

El per­fu­me, que cum­ple aho­ra 30 años, per­ma­ne­ce tal co­mo fue crea­do, en 1983, por Sop­hia Grosj­man.

Arri­ba, vi­sua­les de Da­vid Seid­ner (1983), Jean Paul Gou­de (1997) y Mert Alas y Mar­cus Pig­gott (2013). Aba­jo, las fe­li­ci­ta­cio­nes de Na­vi­dad de Saint Lau­rent. MU­JE­RES YROSAS Bo­ce­to de un mo­de­lo de la co­lec­ción «Los Ba­llets Ru­sos», O/I 1976-77. La...

PA­RI­SI­NAS Yves Saint Lau­rent man­tu­vo siem­pre gran amis­tad con un plan­tel de no­ta­bles mu­je­res que le apor­ta­ron tan­ta ins­pi­ra­ción co­mo co­la­bo­ra­ción.

Aba­jo, con Betty Ca­troux y Lou­lou de la Fa­lai­se en la inau­gu­ra­ción de la bou­ti­que Ri­ve Gau­che (1966); Ines de la Fres­san­ge se ca­sa ves­ti­da de YSL (1990); Cat­he­ri­ne De­neu­ve en «Be­lle de Jour», (1967); la mo­de­lo Ka­tou­cha en ho­me­na­je al Pi­cas­so cu­bis­ta,...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.