BE­LÉN HO­YO

Marie Claire España - - MAGAZINE -

Valencia es la co­mu­ni­dad que li­de­ra el reini­cio con el que el PP es­pe­ra re­cu­pe­rar y en­san­char su elec­to­ra­do, y esa es pre­ci­sa­men­te la cir­cuns­crip­ción de Be­lén Ho­yo (Valencia, 1984), una de las per­so­na­li­da­des que mar­can la nue­va eta­pa del PP va­len­ciano. Des­de allí, im­pul­sa la adop­ción por par­te de su or­ga­ni­za­ción de nue­vas con­di­cio­nes de es­tar y par­ti­ci­par en los par­ti­dos po­lí­ti­cos, co­mo las lis­tas abier­tas, las pri­ma­rias o la li­mi­ta­ción de man­da­tos. Re­for­mis­ta de es­pí­ri­tu, se la jue­ga en pos de un gran con­sen­so en el pró­xi­mo con­gre­so na­cio­nal. Hablemos de re­ge­ne­ra­ción en­ton­ces... Sí, por­que no es igual a re­ju­ve­ne­cer, que es lo que de­fien­de mu­cha gen­te. Pa­ra esa nue­va po­lí­ti­ca de la que ha­blas en el PP no pe­di­mos el DNI. Todo el mun­do, sea cual sea su edad, pue­de apor­tar. En mi par­ti­do se es­cu­cha a los jó­ve­nes y son im­por­tan­tes, pe­ro sin re­le­gar a la gen­te ma­yor. Eso nos di­fe­ren­cia mu­cho de otros par­ti­dos.

¿Y en qué con­sis­te? No con­sis­te en rom­per el sis­te­ma. Al­gu­nos creen que hay que em­pe­zar des­de ce­ro, pe­ro creo que te­ne­mos un gran sis­te­ma de­mo­crá­ti­co, el que na­ció de nues­tra cons­ti­tu­ción, que fun­cio­na. Aun­que, es cier­to, se pue­de me­jo­rar.

¿En qué? Ten­dre­mos que es­cu­char a los ciu­da­da­nos. Las en­cues­tas nos di­cen que los po­lí­ti­cos so­mos un pro­ble­ma y no­so­tros te­ne­mos que dar res­pues­ta a to­dos los pro­ble­mas, in­clui­do ese. Te­ne­mos que me­jo­rar nues­tro sis­te­ma, por­que en 30 años la so­cie­dad ha cam­bia­do y he­mos de avan­zar al tiem­po, o más rá­pi­do. Acer­car la po­lí­ti­ca y los po­lí­ti­cos a los ciu­da­da­nos. Es­tos creen que es­ta­mos mu­cho más ale­ja­dos de lo que es­ta­mos en reali­dad. Hoy, a tra­vés de las re­des, te­ne­mos con­tac­to con todo el mun­do. Yo me reúno con per­so­nas que me lo pi­den en re­des y atien­do cual­quier con­sul­ta.

¿Y la co­rrup­ción? A ni­vel ins­ti­tu­cio­nal y a ni­vel in­terno del par­ti­do, he­mos de pro­fun­di­zar en la lu­cha con­tra la co­rrup­ción. Ca­da co­rrup­to que apa­re­ce me pro­du­ce un as­co to­tal: te­ne­mos que apar­tar las man­za­nas po­dri­das. Al fi­nal, los que te­ne­mos vo­ca­ción de ser­vi­cio público ve­mos có­mo unos po­cos echan nues­tro tra­ba­jo por tie­rra. Se vie­ne a la po­lí­ti­ca a ser­vir, no a ser­vir­se a uno mis­mo.

¿Al­gu­na vez la han in­cre­pa­do por la ca­lle? Sí, sí... Nos me­ten a to­dos en el mis­mo sa­co y es in­jus­to. La ma­yo­ría de los po­lí­ti­cos so­mos hon­ra­dos. Nos po­de­mos equi­vo­car en de­ci­sio­nes, pe­ro so­mos hon­ra­dos. ¿Es­pe­ra re­sis­ten­cias al cam­bio en el pró­xi­mo con­gre­so? A los que no les pa­rez­ca bien, ten­drán que adap­tar­se. Aquí, co­mo te de­cía an­tes, no im­por­ta la edad, sino las ideas. Quien no se adap­te a los nue­vos tiem­pos y no se dé cuen­ta de que el par­ti­do ha de adap­tar­se... Te­ne­mos que re­cu­pe­rar la con­fian­za de mu­chos ciu­da­da­nos que se han que­da­do en ca­sa en las úl­ti­mas elec­cio­nes. Pe­ro pa­ra eso hay que es­tar bien por den­tro, es muy im­por­tan­te que en el par­ti­do ha­ga­mos las co­sas bien y nos adap­te­mos a lo que pi­de la mi­li­tan­cia. Si la mi­li­tan­cia es­tá con­ten­ta po­drá con­ven­cer a los que es­tán fue­ra. Nos en­fren­ta­mos al mo­men­to en que to­dos te­ne­mos que de­ci­dir có­mo que­re­mos que se adap­te el par­ti­do a es­tos nue­vos tiem­pos.

«A LA PO­LÍ­TI­CA SE VIE­NE A SER­VIR, NO A SER­VIR­SE A UNO MIS­MO»

Dipu­tada na­cio­nal y coor­di­na­do­ra del PP en Valencia, li­de­ra la re­ge­ne­ra­ción en una co­mu­ni­dad es­pe­cial­men­te afec­ta­da por la co­rrup­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.