LA RIÑONERA

DENOSTADO POR ESTETAS Y ACLA­MA­DO POR LOS MÁS PRAGMÁTICO­S, ES­TE COM­PLE­MEN­TO MI­LE­NA­RIO RE­GRE­SA CON LA IRO­NÍA QUE CA­RAC­TE­RI­ZA NUES­TRA ÉPO­CA.

Marie Claire España - - 101 IDEAS WIKIMODA - por Vio­le­ta Val­dés

Nun­ca pen­sé que vol­ve­ría a pro­nun­ciar la pa­la­bra 'riñonera', no creí que lle­ga­ría­mos a es­te pun­to, pe­ro aquí es­ta­mos. Otra vez, la cau­sa es Guc­ci", re­co­no­ce la di­rec­to­ra de mo­da de Net-a-Por­ter. En 2017, el com­ple­men­to más vi­li­pen­dia­do de la cul­tu­ra mo­der­na re­gre­só pa­ra sa­cu­dir la in­dus­tria de la mo­da, que lo ha abra­za­do con sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos. Ad­mi­tá­mos­lo: la riñonera es un must de re­par­ti­do­res, to­xi­có­ma­nos, tu­ris­tas y hip­pies con­tem­po­rá­neos, de acuer­do, pe­ro tam­bién es una hi­ja del feís­mo, des­cen­dien­te del ath­lei­su­re, uni­sex y li­be­ra­do­ra: ¿qué más que­re­mos? Guc­ci, Miu Miu y Va­len­tino fir­man las más so­na­das de las co­lec­cio­nes cru­ce­ro, aun­que la pró­xi­ma tem­po­ra­da re­ci­bi­re­mos una ava­lan­cha de pro­pues­tas del mun­do del lu­jo (Ba­len­cia­ga, Marc Ja­cobs, Sport­max...). La riñonera ha vuel­to, haz­te a la idea. ¿Pe­ro cuán­do sur­gió? ¿Qui­zá en los ochen­ta, pa­ra trans­por­tar los cro­mos o el walk­man? En realidad, no. Nues­tras pes­qui­sas si­túan la pri­me­ra riñonera en el año 3300 a. C. De esa épo­ca da­ta el cuer­po de Öt­zi, el hom­bre del hie­lo, en­con­tra­do en los Al­pes ita­lia­nos en 1991. Lle­va­ba una bol­si­ta ata­da al cin­tu­rón que ate­so­ra­ba al­gu­nos ar­ti­lu­gios.

En la obra Pur­ses in Pie­ces, so­bre los bol­sos uti­li­za­dos du­ran­te la Edad Me­dia y el si­glo XVI en los Paí­ses Ba­jos, Olaf Gou­bitz de­ta­lla unas bol­sas que pen­dían de los fa­ji­nes. Aun­que bas­ta echar un vis­ta­zo al ar­te me­die­val y re­na­cen­tis­ta pa­ra apre­ciar las bol­si­tas de cue­ro que nues­tros pre­de­ce­so­res en­ga­cha­ban al cin­tu­rón. En el si­glo XVII, los co­lo­nos re­gis­tra­ron que los na­ti­vos ame­ri­ca­nos lu­cían unos sa­qui­tos ata­dos a la pel­vis al otro la­do del char­co. Y un si­glo des­pués, el châ­te­lai­ne (un gan­cho or­na­men­tal pa­ra el cin­tu­rón del que col­ga­ban ob­je­tos de uso do­més­ti­co) se po­pu­la­ri­zó en­tre las amas de ca­sa eu­ro­peas.

Aho­ra bien, la ver­sión mo­der­na de la riñonera sur­gió du­ran­te los años se­sen­ta, al in­cor­po­rar­se a la equi­pa­ción de es­quia­do­res, al­pi­nis­tas y otros de­por­tis­tas. Des­de ese con­tex­to, dio el sal­to al gran pú­bli­co, con to­nos chi­llo­nes y es­tam­pa­dos sen­sa­cio­na­les. La al­ta mo­da prac­ti­có la apro­pia­ción (es­to tam­po­co es nue­vo), y cuan­do lle­ga­ron los ochen­ta, la mi­tad de la po­bla­ción mun­dial po­seía una. Des­de en­ton­ces, la otra mi­tad se re­sis­te a lle­var­la con to­das sus fuer­zas.

En el sen­ti­do de las agu­jas del re­loj: ima­gen de una pro­duc­ción de mo­da de 1966; de­ta­lle del por­ta­bi­dón de un al­pi­nis­ta en 1990; re­tra­to de prin­ci­pios del si­glo XX de un miem­bro de la tribu Crow; Clau­dia Schif­fer, en un shoo­ting; y una ilustració­n de...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.