RE­GUS­TO FA­MI­LIAR Al­bert Fe­nouil com­par­te su re­ce­ta de pa­té tra­di­cio­nal fran­cés.

EN­TRE EU­RO­PA, AMÉ­RI­CA LA­TI­NA Y ÁFRI­CA SE EDUCÓ EL PA­LA­DAR DE AL­BERT FE­NOUIL, AMAN­TE DE LA CO­CI­NA FA­MI­LIAR CON AL­MA IN­TER­NA­CIO­NAL.

Marie Claire España - - JULIO SUMARIO - rea­li­za­ción y fo­tos Ge­ma Ló­pez

Co­mo buen fran­cés, Al­bert Fe­nouil siem­pre ha apre­cia­do la gas­tro­no­mía. Por eso, cuan­do el mar­se­llés cam­bió la cos­ta por el frío Pa­rís en su eta­pa uni­ver­si­ta­ria, de­ci­dió asu­mir el pa­pel de cocinero del gru­po de ami­gos, to­man­do pres­ta­das pa­ra ello al­gu­nas re­ce­tas de su ma­dre. Fue en­ton­ces cuan­do su afi­ción por el buen co­mer, su ca­pa­ci­dad au­to­di­dac­ta y su am­plio ba­ga­je de sa­bo­res in­ter­na­cio­na­les (cons­trui­do du­ran­te una in­fan­cia iti­ne­ran­te en­tre Ar­ge­lia, Amé­ri­ca La­ti­na y Eu­ro­pa) em­pe­za­ron a ha­cer de él el cocinero que es hoy. Sus pro­duc­tos de con­fian­za: las hier­bas aro­má­ti­cas. Sus re­fe­ren­cias: su co­ci­na pa­tria, la vas­ca y la ca­ta­la­na.

Tras ti­tu­lar­se co­mo in­ge­nie­ro, el amor le tra­jo a Es­pa­ña en los años 60. Aquí creó la pri­me­ra em­pre­sa na­cio­nal de ca­za­ta­len­tos, mien­tras se­guía prac­ti­can­do tras los fo­go­nes. Ha­ce años, su hi­jas edi­ta­ron un li­bro de co­ci­na con to­das sus re­ce­tas, des­de las que él mis­mo es­cri­be has­ta aque­llas que ha ido ate­so­ran­do de la tra­di­ción fa­mi­liar des­de 1900. Aho­ra, ya ju­bi­la­do, dis­fru­ta pre­pa­ran­do pla­tos pa­ra sus nie­tos, a quie­nes in­cul­ca los va­lo­res y el po­der so­cial de una bue­na co­mi­da.

AMAN­TE DE CO­CI­NAR PA­RA LOS SU­YOS, AL­BERT FE­NOUIL PA­SA AHO­RA EL TES­TI­GO A SUS NIE­TOS

Al­bert Fe­nouil dis­fru­ta co­ci­nan­do pa­ra sus nie­tos, in­cul­cán­do­les el va­lor so­cial de una bue­na co­mi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.