LA NUE­VA CA­RA DE FA­CE­BOOK

LA MÁ­XI­MA RES­PON­SA­BLE DE LA APLI­CA­CIÓN DE FA­CE­BOOK, FIDJI SIMO, TIE­NE LA MI­SIÓN DE CAM­BIAR LA FOR­MA EN QUE OPE­RA LA COM­PA­ÑÍA. ¿PO­DRÁ AYU­DAR A FA­CE­BOOK A RE­CU­PE­RAR LA CON­FIAN­ZA DEL PÚ­BLI­CO?

Marie Claire España - - COOLTURA - por Ge­ne­vie­ve Field

En Si­li­con Va­lley la tem­pe­ra­tu­ra es de 38 gra­dos, pe­ro den­tro de una sa­la de con­fe­ren­cias en el com­ple­jo de Men­lo Park de Fa­ce­book, el ai­re po­ne la piel de ga­lli­na. Fidji Simo, de 33 años, en­tra en la ha­bi­ta­ción con unos ta­co­nes de agu­ja de Kurt Gei­ger y un ves­ti­do tu­bo. Des­de que fue pro­mo­cio­na­da pa­ra li­de­rar la app mó­vil de la red so­cial en mar­zo, se ha con­ver­ti­do en una de las mu­je­res más po­de­ro­sas de la com­pa­ñía, res­pon­sa­ble de ca­si to­do con lo que los 2.400 mi­llo­nes de usua­rios de Fa­ce­book in­ter­ac­túan des­de el mó­vil. La es­tre­lla de Simo ha subido en la em­pre­sa en unos tiem­pos más que tur­bu­len­tos. A prin­ci­pios de 2017, mien­tras Zuc­ker­berg se dis­cul­pa­ba por la di­fu­sión de fa­ke news, Simo fue as­cen­di­da de di­rec­to­ra de ges­tión de pro­duc­tos a vi­ce­pre­si­den­ta de ví­deo, jue­gos y mo­ne­ti­za­ción. Lan­zó Fa­ce­book Li­ve y Fa­ce­book Watch y con­vir­tió la pu­bli­ci­dad en ví­deo en la lí­der de in­gre­sos de la com­pa­ñía en 2018. No fue una sor­pre­sa cuan­do Zuc­ker­berg re­cu­rrió a ella pa­ra li­de­rar Fa­ce­book mó­vil y su equi­po de más de 4.000 ge­ren­tes e in­ge­nie­ros de pro­duc­to. Na­ci­da en Sè­te, una ciu­dad cos­te­ra en el sur de Fran­cia, Simo cre­ció en una fa­mi­lia de pes­ca­do­res. Fue el pri­mer miem­bro de su fa­mi­lia en gra­duar­se en la es­cue­la se­cun­da­ria. Más tar­de, mien­tras es­tu­dia­ba en la pres­ti­gio­sa es­cue­la de ne­go­cios HEC de Pa­rís, hi­zo prác­ti­cas co­mo lob­bis­ta pa­ra la industria pes­que­ra. En Fa­ce­book, don­de el 63 por cien­to de la fuerza la­bo­ral son hom­bres, Simo es una lí­der. Se unió a la com­pa­ñía en 2011, tras cua­tro años en eBay Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos. Lue­go, dio el sal­to a la di­vi­sión de mar­ke­ting y pu­bli­ci­dad de pro­duc­to de Fa­ce­book y, en 2014, pa­só a ser di­rec­to­ra de desa­rro­llo de pro­duc­to, lan­zan­do video ads.

En su tiem­po en Fa­ce­book, tam­bién se ha en­fren­ta­do a desafíos per­so­na­les, in­clui­da una lu­cha con­tra su sín­dro­me del im­pos­tor. "Cre­cí en una fa­mi­lia de pes­ca­do­res; no hay nin­gu­na ra­zón por la que de­be­ría es­tar li­de­ran­do la app de Fa­ce­book. Ca­si se­ría ex­tra­ño que no tu­vie­ra el sín­dro­me del im­pos­tor", cuen­ta. A pe­sar de esa in­se­gu­ri­dad, con­fía en el es­pe­cial po­ten­cial crea­ti­vo de las mu­je­res.

Aho­ra, apro­ve­cha esa in­ven­ti­va pa­ra ha­cer de Fa­ce­book un lu­gar más ín­ti­mo, cen­trán­do­se en la co­mu­ni­ca­ción pri­va­da en­tre ami­gos y fa­mi­lia­res con pro­yec­tos co­mo una he­rra­mien­ta de re­cau­da­ción de fon­dos y Fa­ce­book Da­ting, que se lan­za­rá en Es­ta­dos Uni­dos es­te oto­ño. Pe­ro el gran ob­je­ti­vo es "man­te­ner a las per­so­nas y su in­for­ma­ción a sal­vo". ¿Ten­drá éxi­to Simo don­de Zuc­ker­berg no ha lo­gra­do ga­nar­se al pú­bli­co?

EN UNA EM­PRE­SA EMI­NEN­TE­MEN­TE MAS­CU­LI­NA, SIMO ES UNA LÍ­DER

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.