Cuen­to de ha­das mu­si­Cal

EL TRA­BA­JO NOC­TURNO ES­TÁ RO­DEA­DO DE TÓ­PI­COS. TO­DOS SE ROM­PEN CUAN­DO BEA­TRIZ MAR­TÍ­NEZ EN­TRA EN CA­BI­NA CON­VER­TI­DA EN B JO­NES, SU 'AL­TER EGO' 'DJ'.

Marie Claire España - - NOVIEMBRE SUMARIO - por Cla­ra Au­ñón

La DJ es­pa­ño­la (y ma­dre) que rom­pe tó­pi­cos a ba­se de rit­mo.

Na­ci­da en Jaén en una fa­mi­lia de cin­co her­ma­nos y de ma­dre sol­te­ra, su ado­les­cen­cia trans­cu­rrió de ma­ne­ra to­tal­men­te aje­na a los pri­vi­le­gios que hoy dis­fru­ta. Des­cu­brió el uni­ver­so DJ cuan­do su her­ma­na ma­yor em­pe­zó a sa­lir con un as­pi­ran­te al tí­tu­lo y, des­de en­ton­ces, tu­vo cla­ro que su lu­gar es­ta­ba en una ca­bi­na.

Aho­ra re­co­rre el mun­do sal­tan­do en­tre me­sas de mez­clas de Ibi­za, Tai­lan­dia, Ca­na­dá, Pa­kis­tán o Du­bái, des­de don­de con­tes­ta a nues­tras pre­gun­tas tras una no­che de tra­ba­jo en el lu­jo­so Ho­tel Ar­ma­ni. An­tes, se em­pleó co­mo lim­pia­do­ra (mien­tras es­tu­dia­ba la ESO), ca­ma­re­ra ( en Ibi­za, don­de se mu­dó con 15 años) y cap­ta­do­ra de res­tau­ran­tes en Madrid, don­de ate­rri­zó con 20 años, un di­vor­cio y un be­bé de seis me­ses.

Fue en la ca­pi­tal don­de co­men­zó su ca­rre­ra gra­cias a la ayu­da de Ja­vier Coe­llo, ar­tis­ta re­si­den­te en una co­no­ci­da dis­co­te­ca. Tras ho­ras de prác­ti­ca en un es­tu­dio, en­vió su ma­te­rial a un club y con­si­guió su pri­mer con­tra­to. Pron­to lle­ga­ron otros en Pa­chá, To­mo­rrow­land o Hï Ibi­za, me­jor club del mun­do en 2018, don­de se co­dea con ído­los co­mo Idris El­ba o Da­vid Guet­ta.

Más allá de su adic­ti­va com­bi­na­ción de hou­se, groo­ve y pop ac­tual, su éxi­to re­si­de en su es­pon­ta­nei­dad y su ca­pa­ci­dad pa­ra im­pro­vi­sar las se­sio­nes en fun­ción de la reac­ción del pú­bli­co. Cuan­do sa­le de la ca­bi­na, su men­te vue­la ha­cia as­pi­ra­cio­nes pa­ra­le­las. En unos me­ses im­par­ti­rá un ci­clo de con­fe­ren­cias con ado­les­cen­tes pa­ra en­se­ñar­les a dis­fru­tar de la no­che de una ma­ne­ra sa­na y, so­bre to­do, pa­ra trans­mi­tir­les lo que ella ha apren­di­do a ba­se de prác­ti­ca: que, an­te las pa­sio­nes, no hay ba­rre­ras ni tó­pi­cos que val­gan.

■ B JO­NES IM­PAR­TE LEC­CIO­NES DE SU­PERA­CIÓN PER­SO­NAL DES­DE UNA CA­BI­NA DE 'DJ'

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.