PE­RROS CÓ­MO­DOS Y A LA MO­DA

SI QUIE­RES VES­TIR A TU MAS­CO­TA, TEN EN CUEN­TA SU CO­MO­DI­DAD Y NE­CE­SI­DA­DES Y LA­VA SU ROPA CON UN PRO­DUC­TO ES­PE­CÍ­FI­CO.

Marie Claire España - - GASTRO NEWS -

El víncu­lo afec­ti­vo que te une a tu pe­rro tam­bién sa­be de ten­den­cias. Cor­tes de pe­lo ex­tra­va­gan­tes o tin­tes pa­ra su pe­la­je se han su­ma­do a las pren­das de ves­tir, que pro­du­cen una hu­ma­ni­za­ción de las mas­co­tas que no es nue­va pe­ro sí se ha in­ten­si­fi­ca­do y si­gue ge­ne­ran­do de­ba­te. Mar­cas de lu­jo co­mo Mos­chino en colaboraci­ón con H&M han la­na­do co­lec­cio­nes cáp­su­la pa­ra pe­rros, pen­sa­das pa­ra que afron­ten ca­len­ti­tos las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras del in­vierno. Ca­da mas­co­ta es un mun­do y que, por tan­to, tam­bién lo es su to­le­ran­cia al frío. Si quie­res ves­tir a tu mas­co­ta, hay cla­ves que de­bes te­ner en cuen­ta.

¿Có­mo y cuán­do ves­tir a la mas­co­ta?

Por mu­cho que nos gus­te la mo­da, no te de­jes lle­var por ella a la ho­ra de ves­tir a tu pe­rro o ga­to: lo im­por­tan­te es que es­té có­mo­do. Si tie­nes cla­ro que ne­ce­si­ta una pren­da de ropa, ten en cuen­ta es­tas cla­ves:

En­cuen­tra una pren­da que le cu­bra has­ta jus­to en­ci­ma de la co­la. La par­te tra­se­ra del lo­mo tie­ne me­nos gra­sa y es más sen­si­ble al frío, por lo que es la que más con­vie­ne ta­par. Si, ade­más, tu mas­co­ta tie­ne pro­ble­mas de cer­vi­ca­les, bus­ca un abri­go que le cu­bra el cue­llo.

La pren­da tie­ne que ser de un ma­te­rial apro­pia­do y de bue­na ca­li­dad. Así no le pro­du­ci­rá pi­co­res, mo­les­tias ni alergias. Ma­te­ria­les co­mo el al­go­dón son una muy bue­na op­ción, pues es pa­ra ellos co­mo una se­gun­da piel. An­tes de com­prar cual­quier pren­da de ropa, prué­ba­se­la a tu mas­co­ta pa­ra ob­ser­var que no di­fi­cul­ta sus mo­vi­mien­tos, ade­más de pa­ra ase­gu­rar­te de que es de su ta­lla.

Pe­rros arrro­pa­dos

Los pe­rros que más se pres­tan a lle­var ropa son los de pe­lo cor­to o po­co abun­dan­te que pue­den sen­tir un frío ex­ce­si­vo en in­vierno, los ca­cho­rros o los más an­cia­nos, ya que son más vul­ne­ra­bles a las tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­mas, y los ti­pos de pe­rri­to que tiem­blen cuan­do se que­dan quie­tos, co­mo ocu­rre con los chihuahuas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.