SA­BOR RE­DON­DO

LA EXI­GEN­CIA DE AVAN­ZAR ES PU­RA MO­TI­VA­CIóN PA­RA EL RE­POS­TE­RO ORIOL BA­LA­GUER, QUE NO CE­SA EN SU EM­PE­ÑO DE LLE­GAR A LA EX­CE­LEN­CIA.

Marie Claire España - - GASTRO - rea­li­za­ción y fo­tos Ge­ma López tex­to Celia Gi­jón

Mu­chas per­so­nas en­cuen­tran su lu­gar en el mun­do con el pa­so de los años. Pe­ro al­gu­nas afor­tu­na­das tie­nen cla­ro, des­de bien tem­prano, dón­de es­tá ese lu­gar. En­tre ellas se en­cuen­tra Oriol Ba­la­guer, un pas­te­le­ro que des­de ni­ño su­po que ha­bía na­ci­do pa­ra mi­me­ti­zar­se con la ha­ri­na y el cho­co­la­te. En vez de ju­gar al Ten­te con sus ve­ci­nos, pa­só su in­fan­cia ha­cien­do de co­ci­ni­llas.

Esa afi­ción in­na­ta y la tra­di­ción fa­mi­liar (su pa­dre era pas­te­le­ro) lo lle­va­ron don­de es­tá hoy: a la cum­bre de la re­pos­te­ría na­cio­nal. Tras 25 años en el mun­do del dul­ce y unos cuan­tos ga­lar­do­nes a sus es­pal­das, ha con­se­gui­do cum­plir el sueño de aquel cha­val de 15 años: te­ner pas­te­le­rías con su nom­bre (dos en Bar­ce­lo­na y una en Ma­drid), ade­más de otras dos tien­das, La Du­que­si­ta (Ma­drid) y Clas­sic Li­ne (Bar­ce­lo­na). Su am­bi­ción le ha lle­va­do más allá, y ha­ce diez me­ses abrió en Bar­ce­lo­na el res­tau­ran­te Qua­tre Co­ses jun­to a su mu­jer, lan­zán­do­se así tam­bién a la co­ci­na sa­la­da. Siem­pre en cons­tan­te evo­lu­ción, la cha­que­ti­lla so­lo le aprie­ta cuan­do se en­fren­ta a la rutina: "Me gus­ta que ca­da día sea dis­tin­to, que un día es­té en Ma­drid, al si­guien­te es­té ha­cien­do una prue­ba de un tu­rrón en Bar­ce­lo­na, otro día en un cur­so en otro país… Me gus­tan los cam­bios, que no to­do sea li­neal y que no to­do el año sea lo mis­mo". Vein­ti­cua­tro ho­ras al día son las que de­di­ca a su tra­ba­johobby, y ase­gu­ra que el úni­co re­to que le queda por cum­plir es el de man­te­ner la mar­ca y que los clien­tes quie­ran se­guir con­fian­do en ella. Y qui­zás, quién sa­be, po­der trans­mi­tir to­dos los co­no­ci­mien­tos de es­ta lar­ga ca­rre­ra a cha­va­les que com­par­ten su sueño de in­fan­cia. “Bueno, igual es es­te el pró­xi­mo re­to. ¿Te ima­gi­nas? Año 2021, es­cue­la Oriol Ba­la­guer. Es­ta­ría bien”, ima­gi­na en voz al­ta.

Oriol Ba­la­guer po­san­do en el es­ca­pa­ra­te de La Du­que­si­ta, una de sus pas­te­le­rías de Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.