Vi­da sen­ti­men­tal

Mas alla Horoscopo - - Géminis -

En la gran ma­yo­ría de los ca­sos en es­te pró­xi­mo 2018 os va a ir me­jor en la vi­da pro­fe­sio­nal y to­das las am­bi­cio­nes de ti­po mun­dano que en los asun­tos del co­ra­zón, aun­que es­to no sig­ni­fi­ca que de­báis con­si­de­rar a es­te pró­xi­mo año co­mo un pe­rio­do ad­ver­so o “ne­gro” pa­ra es­tos asun­tos. Pe­ro si es cier­to que los mo­men­tos de ple­na fe­li­ci­dad sen­ti­men­tal no van a ser de­ma­sia­do abun­dan­tes. El pa­so del temido Sa­turno a la Ca­sa VIII de Géminis pro­pi­cia­rá los des­en­cuen­tros y de­sen­ga­ños sen­ti­men­ta­les, ya sea por una u otra ra­zón. Las re­la­cio­nes que en es­tos úl­ti­mos años ve­nían ha­cien­do cri­sis aho­ra po­drían rom­per­se de­fi­ni­ti­va­men­te. Me­jor suer­te pue­den co­rrer aque­llas re­la­cio­nes que ini­ciéis den­tro del en­torno la­bo­ral, ya sea de for­ma di­rec­ta o in­di­rec­ta, don­de rei­na­rá el gran be­né­fi­co Jú­pi­ter. En cier­to mo­do, en lo re­fe­ren­te a la vi­da sen­ti­men­tal, el pró­xi­mo 2018 va a su­po­ner po­ner fin a un pa­sa­do muy cris­pa­do, do­lo­ro­so o ago­bian­te pa­ra así dar co­mien­zo a una nue­va eta­pa mu­cho más es­pe­ran­za­do­ra en el amor.

As­cen­den­te Aries:

Ten­dréis en­cuen­tros sen­ti­men­ta­les de gran in­ten­si­dad y fuer­te con­te­ni­do se­xual, pe­ro que al fi­nal van a te­ner un ca­rác­ter pa­sa­je­ro. Un año de gran­des trans­for­ma­cio­nes.

As­cen­den­te Tauro:

Ex­ce­len­te mo­men­to pa­ra ini­ciar un ro­man­ce que con el tiem­po se aca­ba­rá es­ta­bi­li­zan­do y os trae­rá por fin la fe­li­ci­dad o la paz que siem­pre ha­béis es­ta­do bus­can­do.

As­cen­den­te Géminis:

En ge­ne­ral se­rá un año di­fí­cil pa­ra el amor y la fe­li­ci­dad, de rom­per de­fi­ni­ti­va­men­te con una vi­da pa­sa­da y tam­bién po­ner las ba­ses de un fu­tu­ro mu­cho más fe­liz.

As­cen­den­te Cán­cer:

En es­te ca­so se in­ten­si­fi­ca el ries­go de vi­vir una in­ten­sa cri­sis o una do­lo­ro­sa rup­tu­ra en el amor. Pe­ro tam­bién se­rá ma­yor la po­si­bi­li­dad de en­con­trar otro nue­vo.

As­cen­den­te Leo:

El en­torno fa­mi­liar os trae­rá mu­cha ale­gría y fe­li­ci­dad que os com­pen­sa­rán de las cri­sis o ad­ver­si­da­des que pu­die­rais es­tar vi­vien­do en otros ám­bi­tos. Lle­ga­da de un hi­jo.

As­cen­den­te Virgo:

Gran­des ilu­sio­nes sen­ti­men­ta­les que en al­gu­nos ca­sos re­sul- ta­rán ba­na­les o no tan­to co­mo pa­re­cían. Pe­ro ten­dréis un año me­jor con nue­vas y ex­ce­len­tes re­la­cio­nes.

As­cen­den­te Libra:

Ries­go de que re­sul­te un año muy di­fí­cil o do­lo­ro­so en to­do lo re­la­cio­na­do con la fa­mi­lia y en­torno del ho­gar. Tam­bién au­men­ta­ría el ries­go de vi­vir al­gún due­lo.

As­cen­den­te Escorpio:

La be­né­fi­ca in­fluen­cia de Jú­pi­ter va a ser do­mi­nan­te en es­te ca­so y tam­bién os trae­rá suer­te en la vi­da ín­ti­ma. Es un mo­men­to ideal pa­ra ini­ciar nue­vos ro­man­ces.

As­cen­den­te Sagitario:

Ten­dréis un año me­jor dis­pues­to pa­ra “dar” que pa­ra “re­ci­bir”. Qui­zás en­con­tréis a vues­tro amor en al­guien a quien ini­cial­men­te vais a te­ner que ayu­dar mu­cho.

As­cen­den­te Capricornio:

Aquí el du­ro Sa­turno se ha­lla­rá en su má­xi­mo po­der e in­fluen­cia y es­to acen­tua­rá los mo­men­tos di­fí­ci­les o las cri­sis sen­ti­men­ta­les que os trai­ga el nue­vo año.

As­cen­den­te Acuario:

Gra­cias a la in­fluen­cia de Jú­pi­ter, en vues­tro ca­so se acen­tua­rá la po­si­bi­li­dad de que en­con­tréis una re­la­ción ex­ce­len­te den­tro del ám­bi­to la­bo­ral o en torno a él.

As­cen­den­te Piscis:

Quie­nes via­jéis con fre­cuen­cia, y so­bre to­do al ex­tran­je­ro, se­réis los más afor­tu­na­dos en lo que se re­fie­re al amor, pues hay po­si­bi­li­dad de ini­ciar un fe­liz ro­man­ce.

En el te­rreno sen­ti­men­tal, el pró­xi­mo año su­pon­drá una be­ne­fi­cio­sa rup­tu­ra con el pa­sa­do y un pa­so al fren­te de un co­mien­zo es­pe­ran­za­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.