Fies­tas re­li­gio­sas y se­gla­res LEO

Mas alla Horoscopo - - Leo -

Du­ran­te la épo­ca de Leo se ce­le­bran gran­des fes­ti­vi­da­des re­li­gio­sas que coin­ci­den con las fies­tas de mu­chas ciu­da­des y pue­blos, y con el co­ra­zón del ve­rano. Fun­da­men­tal­men­te se­rían dos: la de San­tia­go, el 25 de ju­lio; y la Asun­ción de la Vir­gen, el 15 de agos­to.

El após­tol San­tia­go, tal co­mo se le re­pre­sen­ta, cons­ti­tu­ye un ver­da­de­ro hé­roe so­lar, te­nien­do la es­pa­da en al­to mien­tras es­tá a lo­mos de su ca­ba­llo. En el Evan­ge­lio, el após­tol San­tia­go es, jun­to con Pe­dro y Juan, uno de los más “tem­pe­ra­men­ta­les” y des­ta­ca­dos.

En cuan­to a la otra gran fes­ti­vi­dad, la Asun­ción de la Vir­gen, se ce­le­bra que es­ta, a la ho­ra de su muer­te, fue as­cen­di­da a los Cie­los en cuer­po y al­ma. Se tra­ta de una de las fes­ti­vi­da­des más so­lem­nes y re­pre­sen­ta­ría la glo­ri­fi­ca­ción de la Vir­gen.

Pe­ro tam­bién hay otras fies­tas que evo­can per­fec­ta­men­te el bri­llo y la glo­ria so­lar, co­mo la Trans­fi­gu­ra­ción del Se­ñor, que se ce­le­bra el 6 de agos­to y evo­ca el mo­men­to en el que Cris­to se mos­tró real­men­te tal co­mo era, se vol­vió bri­llan­te y des­pi­dien­do una in­ten­sa luz en­tre sus dis­cí­pu­los, apa­re­cía ade­más jun­to a Moi­sés y Elías, si­tua­dos a sus la­dos. Cris­to se mos­tra­ba an­te sus dis­cí­pu­los con to­do su po­der y má­xi­ma di­vi­ni­dad.

Fi­nal­men­te se­ña­la­ría­mos tam­bién que en es­tos días se con­me­mo­ra la fies­ta de dos gran­des lí­de­res de la Igle­sia y fun­da­do­res de dos de las ór­de­nes más po­de­ro­sas e im­por­tan­tes: San Ig­na­cio de Lo­yo­la, fun­da­dor y lí­der de los je­sui­tas, y San­to Do­min­go de Guz­mán, el fun­da­dor de los do­mi­ni­cos, am­bas se han si­tua­do a la van­guar­dia de la Igle­sia des­de sus orí­ge­nes y han si­do muy in­flu­yen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.