Libra: re­co­gien­do los fru­tos.

Mas alla Horoscopo - - Sumario -

To­do lo bueno ter­mi­na pron­to. A lo lar­go del pa­sa­do 2017 el me­jor de los pla­ne­tas, Jú­pi­ter, ha tran­si­ta­do por vues­tro signo atra­yen­do suer­te, si­tua­cio­nes fa­vo­ra­bles o un cam­bio po­si­ti­vo, o en otros ca­sos ha pues­to las ba­ses pa­ra que to­das es­tas co­sas su­ce­dan al­go más ade­lan­te.

Pe­ro el gi­gan­te del sis­te­ma so­lar ya se ha mar­cha­do y a lo lar­go de 2018 es­ta­rá en la Ca­sa II de Libra, una zo­na mu­cho más ma­te­rial y rea­li­za­do­ra, de ma­ne­ra que mu­chas de las ini­cia­ti­vas y los pro­yec­tos que ha­béis ido ger­mi­nan­do a lo lar­go del pa­sa­do 2017 aho­ra se van a ha­cer reali­dad, es­pe­cial­men­te en te­mas la­bo­ra­les y eco­nó­mi­cos.

Es­te va a ser un año muy rea­li­za­dor y mu­cho más con­cre­to, el mo­men­to ideal pa­ra que den fru­to los es­fuer­zos pa­sa­dos. Es­pe­cial­men­te muy bueno pa­ra quie­nes os de­di­quéis a los ne­go­cios y tra­ba­jos re­la­cio­na­dos con las fi­nan­zas. Un año de ex­pan­sión ma­te­rial o cam­bios fa­vo­ra­bles por una u otra ra­zón en el ám­bi­to fi­nan­cie­ro. Sin em­bar­go, el re­ver­so de es­te pa­no­ra­ma de tin­tes ro­sa­dos es­ta­rá en la vi­da fa­mi­liar y el ho­gar, don­de no vais a ser tan afor­tu­na­dos co­mo en el res­to de te­rre­nos.

Y es que de nue­vo vais a te­ner al te­mi­ble pla­ne­ta Sa­turno en­vian­do una du­ra cua­dra­tu­ra al signo de Libra des­de la Ca­sa IV, lo que va a atraer nu­me­ro­sas di­fi­cul­ta­des en la vi­da ín­ti­ma, y más con­cre­ta­men­te, so­bre to­do, en el en­torno de la fa­mi­lia y el ho­gar.

Es­tos pro­ble­mas van a ser de una ma­yor in­ten­si­dad en los na­ci­dos en la pri­me­ra mi­tad del signo, es de­cir, en­tre el 23 de sep­tiem­bre y el 7 de oc­tu­bre, que re­ci­bi­réis de un mo­do di­rec­to la in­fluen­cia adversa de Sa­turno, pe­ro se­gu­ra­men­te es­ta­rá más ate­nua­da pa­ra los na­ci­dos en­tre el 8 y el 22 de oc­tu­bre, el se­gun­do de­can­ta­to.

Así pues, to­do in­di­ca que os irán mu­cho me­jor las co­sas en el ám­bi­to ma­te­rial y vi­da pro­fe­sio­nal que en los asun­tos del co­ra­zón, y aún más si lu­cháis y po­néis de vues­tra par­te. Lo ideal es cen­trar las ener­gías en el tra­ba­jo y fi­nan­zas, y de­jar el te­rreno sen­ti­men­tal en un dis­cre­to y si­len­cio­so se­gun­do plano pa­ra no en­tur­biar el pro­me­te­dor fu­tu­ro que os es­pe­ra en 2018 en el mun­do la­bo­ral y en el ám­bi­to eco­nó­mi­co.

Y es que, una vez ha­yáis con­se­gui­do rea­li­zar vues­tros ob­je­ti­vos en es­tos dos te­rre­nos, vais a te­ner la po­si­bi­li­dad de me­jo­rar los asun­tos del co­ra­zón que tan­to os preo­cu­pan. La suer­te en es­te pun­to va a lle­gar en­ton­ces. To­maos las co­sas con cal­ma y cau­te­la, y to­do sal­drá a pe­dir de bo­ca. No ol­vi­déis que la suer­te va a es­tar a vues­tro la­do a lo lar­go de los pró­xi­mos me­ses.

Es­te se­rá, sin du­da, un año mu­cho más con­cre­to y efec­ti­vo que el an­te­rior. No en vano, se tra­ta­rá del mo­men­to per­fec­to pa­ra re­co­ger lo sem­bra­do en el pa­sa­do gra­cias a la ayu­da de los as­tros y de vues­tro es­fuer­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.