El ero­tis­mo de Capricornio

Mas alla Horoscopo - - Capricornio -

Es­te signo es­tá re­gi­do por Sa­turno, el mis­mo pla­ne­ta que aho­ra le es­tá tran­si­tan­do, y el in­flu­jo de es­te as­tro tan te­mi­ble y se­ve­ro no ar­mo­ni­za bien con los go­ces y pla­ce­res se­xua­les, por ello es as­pec­to sue­le ser com­pli­ca­do pa­ra los na­ti­vos de es­te signo. Es­tos po­seen un enor­me au­to­con­trol que les im­pi­de re­la­jar­se y aban­do­nar­se, y, a me­nu­do, tien­den a re­pri­mir sus im­pul­sos por una u otra ra­zón. Ba­jo es­te signo han na­ci­do mu­chos gran­des as­ce­tas que aho­ra es­tán en el san­to­ral. Sin em­bar­go, en al­gu­nos ca­sos, son las des­gra­cias o la ac­ción del des­tino lo que im­pi­de, blo­quea o re­tra­sa su rea­li­za­ción en es­te te­rreno, la cual lle­ga­rá ya en la ma­du­rez o la se­gun­da mi­tad de la vi­da. Pe­ro tras todo es­to se es­con­de una de las na­tu­ra­le­zas más lu­ju­rio­sas y se­xua­les del Zo­dia­co, ya que es­tos na­ti­vos es­tán do­ta­dos de una li­bi­do cer­ca­na a lo ani­mal y son ca­pa­ces de desa­rro­llar el la­do más pri­mi­ti­vo de su na­tu­ra­le­za. No es ca­sual que las más ba­jas pasiones y todo lo dia­bó­li­co sue­le sim­bo­li­zar­se me­dian­te la fi­gu­ra del ma­cho ca­brío, ani­mal que re­pre­sen­ta a es­te signo. Pe­ro pa­ra sa­car ple­na­men­te su na­tu­ra­le­za an­tes tie­ne que rom­per una gran co­ra­za lle­na de mie­dos, in­hi­bi­cio­nes, in­se­gu­ri­da­des, re­ce­los y bloqueos emo­cio­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.