LA MAG­DA­LE­NA, HOY

Mas Alla Monografico (Connecor) - - Misterios | La Última Cena -

Fi­nal­men­te, en 1969, el pa­pa Pa­blo VI (1897-1978) des­min­tió la aso­cia­ción con pros­ti­tu­ta de Lu­cas, aun­que man­tu­vo la vin­cu­la­ción con Ma­ría de Be­ta­nia. Un tiem­po des­pués, en 1988, Juan Pa­blo II la vol­vió a nom­brar “Apos­to­la apos­to­lo­rum” (“após­tol de após­to­les”), tal y co­mo apa­re­cía en los Evan­ge­lios gnós­ti­cos.

Así, de pros­ti­tu­ta y pe­ca­do­ra ha pa­sa­do a ser la dis­cí­pu­la más im­por­tan­te, la ele­gi­da por Je­sús pa­ra trans­mi­tir su men­sa­je, la que me­dian­te sus lá­gri­mas de do­lor mues­tra el ca­mino de la vi­da. No ol­vi­de­mos que, pe­se a to­do, es una san­ta re­co­no­ci­da por la Igle­sia ca­tó­li­ca des­de el si­glo VI.

Ma­ría de Be­ta­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.