Los re­lám­pa­gos de Jú­pi­ter

Re­suel­to el mis­te­rio.

Mas Alla - - SUMARIO -

En mar­zo de 1979 te­nía lu­gar la mi­sión Vo­ya­ger 1, que ase­gu­ró la exis­ten­cia de ra­yos en Jú­pi­ter. Aho­ra, gra­cias a la mi­sión Juno y a un es­tu­dio de la NASA, te­ne­mos nue­vos da­tos so­bre es­tos re­lám­pa­gos. En los úl­ti­mos da­tos apor­ta­dos por la son­da es­pa­cial y gra­cias a un Ra­dió­me­tro de Mi­cro­on­das ( MWR), se han re­gis­tra­do las emi­sio­nes de gas de Jú­pi­ter y se ha rea­bier­to el de­ba­te so­bre los ra­yos en el pla­ne­ta.

“Los ra­yos ac­túan co­mo ra­dio­trans­mi­so­res, en­vian­do on­das de ra­dio cuan­do emi­ten des­te­llos a tra­vés del cie­lo”, ha se­ña­la­do Shan­non Brown, del La­bo­ra­to­rio de Pro­pul­sión a Cho­rro de la Nasa. Y aña­de: “Cree­mos que la ra­zón por la que so­mos los úni­cos que po­de­mos ver­los es por­que Juno vue­la más cer­ca de la ilu­mi­na­ción que nun­ca”. Tal y co­mo han ex­pli­ca­do los au­to­res del es­tu­dio: “Los ra­yos son fre­cuen­tes en las re­gio­nes po­la­res, au­sen­tes cer­ca del ecua­dor y más ha­bi­tua­les en el he­mis­fe­rio nor­te”. Es­to sig­ni­fi­ca­ría que la dis­tri­bu­ción de la for­ma­ción de ra­yos en Jú­pi­ter es con­tra­ria a la de la Tie­rra. Lo que se de­be al lu­gar de pro­ce­den­cia del ca­lor que los pro­du­ce.

Des­de que lle­ga­ra en 2016 a es­te pla­ne­ta, el ob­je­ti­vo de Juno ha si­do es­tu­diar su es­truc­tu­ra y com­po­si­ción, pa­ra así com­pren­der el ori­gen y la evo­lu­ción de nues­tro Sis­te­ma So­lar.

6 12 16 42 67

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.