Me­jor, im­po­si­ble.

Mas Alla - - SUMARIO -

En lí­neas ge­ne­ra­les, agos­to ten­drá cier­to pa­re­ci­do con el an­te­rior mes de ju­lio, con­si­de­rán­do­lo des­de el pun­to de vis­ta as­tro­ló­gi­co. Ade­más, por for­tu­na, es­ta­mos ha­blan­do de un pa­re­ci­do res­pec­to a sus in­fluen­cias as­tra­les más po­si­ti­vas. De nuevo, nos ha­lla­re­mos ba­jo el in­flu­jo del ex­ce­len­te trí­gono en­tre Jú­pi­ter y Nep­tuno, que, ade­más, es­te mes sí lle­ga­rá a ser to­tal­men­te exac­to, en con­cre­to, el día 19. Tam­bién Sa­turno y Urano for­ma­rán otro mag­ní­fi­co trí­gono, pro­du­cién­do­se así un con­tex­to cons­truc­ti­vo y ar­mó­ni­co tan­to es­pi­ri­tual (Jú­pi­ter trí­gono Nep­tuno, en los sig­nos acuá­ti­cos de Escorpio y Piscis) co­mo te­rre­nal (Sa­turno trí­gono Urano, en los sig­nos te­rres­tres de Tauro y Capricornio).

Co­mo di­ji­mos res­pec­to al mes an­te­rior, es­to no sig­ni­fi­ca que no exis­tan problemas o con­flic­tos, pe­ro sí au­men­ta­rá la po­si­bi­li­dad de que se so­lu­cio­nen, o que de una si­tua­ción des­or­de­na­da y caó­ti­ca pu­die­ra emer­ger fi­nal­men­te al­go mu­cho más po­si­ti­vo y ar­mo­nio­so. El res­to de los as­pec­tos pla­ne­ta­rios que se pro­du­ci­rán es­te agos­to tam­bién po­drían considerarse po­si­ti­vos, en ma­yor o me­nor me­di­da, es­pe­cial­men­te un trí­gono del Sol con Sa­turno y Urano el día 25, que no trae­rá for­tu­na o fa­ci­li­da­des, pe­ro sí ayu­da­rá a ca­na­li­zar muy bien ener­gías fí­si­cas e in­te­lec­tua­les. Ade­más de es­to, el Sol for­ma­rá una se­rie de as­pec­tos con Jú­pi­ter –una cua­dra­tu­ra el día 6, un pa­ra­le­lo de opo­si­ción el día 10 o un quin­cun­ce el día 27–, que uni­dos a la in­fluen­cia de Leo, signo do­mi­nan­te en es­tos días, le da­rá al mes cla­ra­men­te una pre­dis­po­si­ción vi­tal, cons­truc­ti­va, op­ti­mis­ta y po­si­ti­va des­de un pun­to de vis­ta ge­ne­ral.

No obs­tan­te, co­mo ya se­ña­lá­ba­mos an­tes, es­to no sig­ni­fi­ca que a lo largo de es­tos días no ha­ya problemas o in­clu­so al­gu­na des­gra­cia, en oca­sio­nes pa­ra que las co­sas se aca­ben po­nien­do bien pri­me­ro tie­nen que po­ner­se muy mal. Qui­zá el ma­yor pe­li­gro de es­tos días es­ta­rá en de­jar­se lle­var por un ex­ce­si­vo op­ti­mis­mo, ig­no­rar las di­fi­cul­ta­des y lan­zar­se a la aven­tu­ra de for­ma alo­ca­da, to­do ello de­bi­do no so­lo al in­flu­jo do­mi­nan­te de Leo, sino tam­bién a as­pec­tos ad­ver­sos de Jú­pi­ter. Es­to po­dría lle­va­ros a co­rrer ries­gos o asu­mir pe­li­gros in­ne­ce­sa­rios, a apos­tar de­ma­sia­do fuer­te o que­rer ir por to­da cla­se de ata­jos. Es­ta se­rá la ra­zón por la que en es­tos días se po­drían co­me­ter erro­res a un ni­vel per­so­nal, na­cio­nal o in­clu­so mun­dial. Co­ven­drá pen­sar an­tes de ha­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.