Jo­yi­ta: un Bar­co Mal­di­to

Mas Alla - - TRIÁNGULO DE LAS BERMUDAS -

Bau­ti­za­do co­mo el Mary Ce­les­te del si­glo XX, el Je­wel Carmen –co­mo tam­bién se le co­no­ce– fue ha­lla­do una ma­ña­na de no­viem­bre de 1955, na­ve­gan­do a la de­ri­va al nor­te de las is­las Fi­ji de Ocea­nía, en el Pa­cí­fi­co sur, sin ras­tro de nin­guno de sus vein­ti­cin­co pa­sa­je­ros. Co­mo en el ca­so del Mary Ce­les­te no se ha­lla­ron ni el sex­tan­te ni los bo­tes sal­va­vi­das; y en­tre su tri­pu­la­ción tam­bién des­apa­re­ció una ni­ña de muy cor­ta edad…se es­pe­cu­la­ron va­rias hi­pó­te­sis pa­ra ex­pli­car qué pu­do ha­ber ocu­rri­do a bor­do del Jo­yi­ta: des­de un mo­tín has­ta el asal­to por par­te de piratas ja­po­ne­ses o so­vié­ti­cos en el con­tex­to de la Gue­rra Fría, pe­ro nin­gu­na re­sul­tó sa­tis­fac­to­ria.

Su an­te­rior pro­pie­ta­rio lo usó co­mo cu­bier­ta de re­creo pa­ra ce­le­bri­da­des del mun­di­llo holly­woo­dien­se, has­ta que va­rios incendios en sus pri­me­ras tra­ve­sías, hi­zo co­rrer el ru­mor de que aquel bar­co es­ta­ba mal­di­to. Des­pués de ser uti­li­za­do por la Ar­ma­da du­ran­te la II Gue­rra Mun­dial, la em­bar­ca­ción su­frió nu­me­ro­sos ac­ci­den­tes has­ta que, fi­nal­men­te, tu­vo que ser mal­ven­di­da, des­ti­nán­do­se al trans­por­te de mer­can­cías.

Un he­cho luc­tuo­so hil­va­na la le­yen­da vin­cu­la­da al ori­gen del Jo­yi­ta: en­tre las his­to­rias de ma­ri­ne­ros se cuen­ta que du­ran­te su bo­ta­du­ra en Los Án­ge­les (EE.UU.) en 1931, uno de los ar­ma­do­res mu­rió al pre­ci­pi­tar­se ac­ci­den­tal­men­te al va­cío des­de lo al­to de la na­ve. Cul­pan­do a las es­ca­sas me­di­das de se­gu­ri­dad pro­por­cio­na­das a los tra­ba­ja­do­res, ase­gu­ran que fue la viu­da del ope­ra­rio la que arro­jó una mal­di­ción so­bre el bar­co…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.