CRIP­TO­ZOO­LO­GÍA

Mas Alla - - ANIMALES IMPOSIBLES -

La crip­to­zoo­lo­gía se en­car­ga del es­tu­dio de to­dos los ani­ma­les de ori­gen des­co­no­ci­do que ha­bi­tan en nues­tro pla­ne­ta. En mu­chas oca­sio­nes es til­da­da de fan­ta­sio­sa, pues no se con­si­de­ra se­rio bus­car, hoy día, al mons­truo del la­go Ness –por po­ner un ejem­plo–, pe­ro lo cier­to es que ha te­ni­do al­gu­nos acier­tos co­mo pa­ra que la Cien­cia mi­ra, oca­sio­nal­men­te, sus lo­gros.

Uno de esos lo­gros fue di­vul­gar so­bre la exis­ten­cia del ce­la­can­to, un fó­sil vi­vien­te, que dé­ca­das des­pués se lo­gra­ría pes­car en aguas de Su­dá­fri­ca. Otros acier­tos fue ha­cer hi­pó­te­sis so­bre los pe­ces que pue­den po­blar las fo­sas abi­sa­les y co­mo, nues­tra Cien­cia, gra­cias a la Tec­no­lo­gía, ha ve­ri­fi­ca­do que las mis­mas es­ta­ban en lo cier­to.

Hay ani­ma­les que apa­re­cen va­ra­dos, o muer­tos, en pla­yas y la­gos, se des­co­no­cen lo que son y cau­san la ad­mi­ra­ción de los cien­tí­fi­cos. Lo más cer­cano a ellos son los ma­nua­les de crip­to­zoo­lo­gía. Uno de esos ca­sos lo en­con­tra­mos en un ani­mal que se en­con­tró en la ori­lla de un río en In­do­ne­sia y que no se pu­do iden­ti­fi­car.

El ex­tra­ño ani­mal, de 22 m de lon­gi­tud y avan­za­do es­ta­do de des­com­po­si­ción lla­mó la aten­ción de los bió­lo­gos. Nas­rul La­tu­la­nit, de la Ofi­ci­na de Ges­tión de Re­cur­sos Ma­ri­nos y Cos­te­ros de­cía: “Va­mos a to­mar mues­tras pa­ra ha­cer prue­bas en el la­bo­ra­to­rio y po­der de­ter­mi­nar qué ti­po de ani­mal es”. Po­dría ser un ca­la­mar gi­gan­te o una ba­lle­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.