Vir­go

Lo gran­dio­so de lo co­ti­diano

Mas Alla - - MÁS ALLÁ DE LA ASTROLOGÍA -

Es­te signo es­tá re­pre­sen­ta­do por la úni­ca fi­gu­ra fe­me­ni­na del Zo­dia­co. Sus orí­ge­nes más le­ja­nos ha­bría que bus­car­los en la dio­sa Ni­da­ba de Ba­bi­lo­nia, que era pro­tec­to­ra de las co­se­chas y pre­si­día so­bre la es­cri­tu­ra.

ma­dre tie­rra

No en vano, es­te signo siem­pre ha es­ta­do re­pre­sen­ta­do por dio­sas de la tie­rra vin­cu­la­das a las co­se­chas, y, en­tre ellas, sin du­da, la más im­por­tan­te es la grie­ga De­mé­ter, a la que tam­bién se re­pre­sen­ta­ba con una es­pi­ga en la mano. Es­te es el sím­bo­lo fe­me­nino del Zo­dia­co, la ma­dre uni­ver­sal, dio­sa de las co­se­chas y las plan­tas, la ini­cia­do­ra en los mis­te­rios y ar­ca­nos del Más Allá. Ma­dre de la vi­da y tam­bién de la muer­te, ya que tam­bién pro­te­ge a los di­fun­tos y los re­su­ci­ta, co­mo ha­cía la dio­sa Isis. Es la dio­sa del so­co­rro, la ma­dre ayu­da­do­ra.

el re­na­ci­mien­to del hé­roe

Por su par­te, De­mé­ter ins­tau­ró los mis­te­rios de Eleu­sis, que se ce­le­bran pre­ci­sa­men­te en la épo­ca de Vir­go. Es­ta fue una de las dio­sas más po­pu­la­res de Gre­cia y el mis­mo Hér­cu­les se ini­ció en sus mis­te­rios. Es­ta­mos an­te la ma­dre cós­mi­ca que pro­te­ge al hé­roe y que per­mi­te el re­na­ci­mien­to.

No es ca­sual que la tra­di­ción cris­tia­na ce­le­bra la su­pues­ta fe­cha de na­ci­mien­to de la Vir­gen Ma­ría el 8 de sep­tiem­bre, jus­to en la mi­tad del signo de Vir­go. Y, en efec­to, en­con­tra­mos en la Vir­gen Ma­ría mu­chas si­mi­li­tu­des con De­mé­ter o con Ce­res, que era la mis­ma dio­sa pe­ro en Ro­ma. Tam­bién mu­chos ras­gos ico­no­grá­fi­cos y mi­to­ló­gi­cos de la Vir­gen Ma­ría se to­ma­ron de la dio­sa egip­cia Isis. En Ro­ma la dio­sa Isis tu­vo fuer­te arrai­go, co­mo pos­te­rior­men­te lo ten­dría la Vir­gen Ma­ría.

El sím­bo­lo de Vir­go se aso­cia con la tie­rra y con la ma­dre, y am­bos es­tán pro­fun­da­men­te re­la­cio­na­dos con lo fe­me­nino (el sue­lo fér­til). La mu­jer co­no­ce el mis­te­rio de la crea­ción, el ori­gen de la vi­da y la muer­te, y tam­bién el pro­ce­so de ali­men­ta­ción. La Vir­gen tam­bién se­ría la ini­cia­do­ra de los mis­te­rios de la muer­te (la lle­ga­da del oto­ño). Es­te signo exal­ta la hu­mil­dad.

Otro mi­to de Vir­go en Gre­cia tie­ne por pro­ta­go­nis­ta a la dio­sa As­trea, que go­ber­na­ba la Tie­rra en la edad de oro, con el tiem­po los hom­bres de­ge­ne­ra­ron y se vol­vie­ron mal­va­dos, en­ton­ces ella se vol­vió al cie­lo y se con­vir­tió en la cons­te­la­ción de Vir­go. Tam­bién era co­no­ci­da co­mo So­fía o la Vir­gen di­vi­na. Con Vir­go el hé­roe des­cien­de a la tie­rra y se aden­tra en sus en­tra­ñas, lo gran­dio­so des­cien­de a lo co­ti­diano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.