Así los ve­mos}

Maxiscooter - - Comparativa -

Muy si­mi­la­res en mu­chos as­pec­tos, se no­ta que el Sym quie­re ir «a por no­ta» y me­jo­rar lo que su com­pe­ti­dor ofre­ce en mu­chas fa­ce­tas. Sin em­bar­go, el Kymco, a pe­sar de ser más ve­te­rano, es un hue­so du­ro de roer en as­pec­tos tan im­por­tan­tes co­mo el com­por­ta­mien­to en ca­rre­te­ra, don­de sus me­jo­res fre­nos me­re­cen igua­lar la no­ta del ra­pi­dí­si­mo Sym. En ciu­dad, el há­bil di­se­ño del Sym le con­vier­ten en al­go más ágil, a pe­sar de que en ta­ma­ño y pe­so am­bos son muy pa­re­ci­dos. Gas­ta al­go me­nos el Kymco, aun­que los dos son bue­nos «eco­no­mis­tas» pa­ra sus pres­ta­cio­nes. En co­mo­di­dad nin­guno de los dos me­re­ce la má­xi­ma no­ta, pe­ro ca­si: son muy có­mo­dos, pe­ro el Kymco te en­ca­jo­na en el asien­to y el Sym no pro­te­ge del to­do en la zo­na de las pier­nas. Gran equi­pa­mien­to en am­bos ca­sos, el Sym, con de­ta­lles co­mo los fa­ros au­xi­lia­res o las lu­ces au­to­má­ti­cas, se sa­le. Pe­ro en vo­lu­men de car­ga, la gran bo­de­ga ba­jo el asien­to del Kymco le co­lo­ca el pri­me­ro en es­te as­pec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.