SCOOPY SH 300i

La ma­yor de la sa­ga Scoopy ha si­do evo­lu­cio­na­da en pro­fun­di­dad: mo­tor, cha­sis, com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co y fun­cio­na­li­dad. Es el pri­mer scoo­ter en cum­plir la nor­ma­ti­va eu­ro 4 de emi­sio­nes me­dioam­bien­ta­les. Vehícu­lo com­pac­to sin lí­mi­tes en ciu­dad y ca­rre­te­ra,

Maxiscooter - - Prueba - CAR­LOS DO­MÍN­GUEZ F. MON­TE­RO

MTEXTOS ás de un mi­llón de Scoopy se han ma­tri­cu­la­do en Eu­ro­pa des­de el pri­mi­ge­nio SH80 de 1984. Crea­dor del con­cep­to scoo­ter de rue­da alta y pla­ta­for­ma pla­na, abrió nue­vo seg­men­to que si­gue li­de­ran­do a tra­vés de su­ce­si­vas ge­ne­ra­cio­nes en di­ver­sas ci­lin­dra­das. En el ce­nit de la sa­ga, el SH300i ha si­do evo­lu­cio­na­do sin es­tri­den­cias, pe­ro con enor­me pro­gre­so di­ná­mi­co y fun­cio­nal. Co­mo di­ce el tó­pi­co, “to­do cam­bia pa­ra que no cam­bie na­da” en la ter­ce­ra ver­sión del Scoopy 300i. Man­te­nien­do el exi­to­so con­cep­to Scoopy de rue­da alta y pla­ta­for­ma pla­na, ha re­ci­bi­do no­ta­bles evo­lu­cio­nes en mo­tor y bas­ti­dor ade­más de re­di­men­sio­nar el baúl ba­jo el asien­to pa­ra alo­jar un cas­co in­te­gral. Era su asig­na­tu­ra pen­dien­te co­mo lo fue pa­ra su her­mano me­nor SH 125. Aho­ra, la fun­cio­na­li­dad al­can­za el má­xi­mo ni­vel y se con­vier­te en po­de­ro­so ar­gu­men­to de mar­ke­ting y ven­tas. Pro­pi­cia­rá el re­lan­za­mien­to del ex­tra­or­di­na­rio scoo­ter que en su día de­fi­ni­mos co­mo el GTI del seg­men­to: Vehícu­lo com­pac­to, li­ge­ro, ágil y con muy bri­llan­tes ace­le­ra­cio­nes que le si­túan en la cús­pi­de ciu­da­da­na y le des­ta­can en ca­rre­te­ra, so­bre­ma­ne­ra en las de cur­vas. ALO­JAR UN CAS­CO IN­TE­GRAL BA­JO EL ASIEN­TO ha re­que­ri­do el rediseño del cha­sis con dis­tin­ta ubi­ca­ción de los so­por­tes de re­fuer­zo que me­jo­ran la ri­gi­dez del con­jun­to. El re­sul­ta­do ha si­do en­co­mia­ble. El asien­to tam­bién ha si­do ob­je­to de pro­fun­da re­mo­de­la­ción pa­ra dar ca­bi­da al cas­co in­te­gral. Su ba­se es­truc­tu- FOTO: ral tam­bién ha si­do re­di­se­ña­da pa­ra am­pliar la con­ca­vi­dad que da es­pa­cio a la par­te es­fé­ri­ca del in­te­gral. Esa adap­ta­ción ha obli­ga­do a ele­var la al­tu­ra asien­to/sue­lo en 20 mm (805 mm) res­pec­to a la pre­ce­den­te (so­lo 5 mm más que la SH 125) y tam­bién a re­du­cir el gro­sor del mu­lli­do y en­du­re­cer­lo en de­tri­men­to del con­fort. EN CON­SE­CUEN­CIA, la po­si­ción de con­duc­ción ha cam­bia­do por el dis­tan­cia­mien­to de la al­tu­ra en­tre el ma­ni­llar y el asien­to. El cuer­po del con­duc­tor adop­ta po­si­ción más er­gui­da y a la vez pres­ta a cual­quier des­pla­za­mien­to de pe­sos pa­ra ac­tuar so­bre la di­rec­ción. No obs­tan­te, el ni­vel de co­mo­di­dad ape­nas se re­sien­te. Así que­dó pa­ten­te a lo lar­go de la jor­na­da de pre­sen­ta­ción y prue­bas re­co­rrien­do 120 km por to­do ti­po de ca­rre­te­ras de la sierra pre-li­to­ral del Ma­res­me bar­ce­lo­nés. El fin ha jus­ti­fi­ca­do los me­dios. EN EL REDISEÑO ES­TÉ­TI­CO DE LÍ­NEAS y per­fi­les es­cul­pi­dos, co­bra no­to­rie­dad la in­cor­po­ra­ción de vis­to­sa ilu­mi­na­ción LED in­te­gral mo­der­ni­zan­do la evo­lu­ción de las clá­si­cas lí­neas Scoopy. Es un fac­tor aña­di­do a la se­gu­ri­dad ba­jo el prin­ci­pio de “ver y ser vis­to”. Con tan mo­der­na adop­ción lu­mí­ni­ca de úl­ti­ma ten­den­cia au­to­mo­vi­lis­ta, el Scoopy 300i des­ta­ca en el trá­fi­co in­clu­so a la luz del día. Se ha­ce ver des­de la lon­ta­nan­za pa­ra ma­yor se­gu­ri­dad de sus usua­rios. Tam­bién be­ne­fi­cia la vi­sión en con­duc­ción noc­tur­na por su blan­co y diá­fano haz de luz azu­la­do de am­plio es­pec­tro y pro­fun­di­dad de fo­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.