Re­pi­te­con­mi­go: "Ommm..."

Men's Health (Spain) - - 100% Útil -

1

Res­pi­ra tran­qui­lo

Si eso de re­pe­tir man­tras has­ta el in­fi­ni­to y más alla no va con­ti­go, la res­pi­ra­ción cons­cien­te pue­de ser tu me­jor alia­da a la ho­ra de en­con­trar tu es­pa­cio de me­di­ta­ción.

Los be­ne­fi­cios son ins­tan­tá­neos. Es­ta téc­ni­ca cal­ma la an­sie­dad re­ba­jan­do los ni­ve­les de cor­ti­sol, ade­más de es­ti­mu­lar la li­be­ra­ción de óxi­do ni­tri­co. ¿Te ape­te­ce pro­bar­la? Ins­pi­ra du­ran­te cua­tro se­gun­dos. Man­tén el ai­re cua­tro más. Aho­ra, dé­ja­lo ir du­ran­te los cua­tro úl­ti­mos. Re­pi­te... y re­lá­ja­te.

2

Lán­za­te de ca­be­za

Si to­do lo an­te­rior no ha con­se­gui­do ha­cer sal­tar tus re­ti­cen­cias por los ai­res, lo me­jor que pue­des ha­cer es lan­zar­te de ca­be­za a la pis­ci­na: ve­te tres se­ma­nas a un re­ti­ro me­di­ta­ti­vo. Se­gún di­fe­ren­tes es­tu­dios, ese es el tiem­po que se ne­ce­si­ta pa­ra que la en­zi­ma te­lo­me­ra­sa inun­de tu or­ga­nis­mo, y te ayu­de a re­cons­truir y a alar­gar los te­ló­me­ros de tu sis­te­ma in­mu­ne. ¿El re­sul­ta­do? Vol­ve­rás de tu re­ti­ro más jo­ven, más sano.... y qui­zá car­ga­do de ba­rri­tas de in­cien­so.

3

Duerme co­mo nun­ca

Gra­cias a la res­pi­ra­ción cons­cien­te, man­ten­drás las hor­mo­nas del es­trés bajo con­trol y en­tra­rás en un es­ta­do de cal­ma per­fec­to pa­ra que tu ce­re­bro eche el cie­rre por la no­che. Un es­tu­dio pu­bli­ca­do en JAMA In­ter­nal Me­di­ci­ne con­fir­ma que 20 mi­nu­tos dia­rios de me­di­ta­ción re­du­cen las ve­ces que te des­pier­tas por la no­che. Pa­ra po­ten­ciar el efec­to, bé­be­te una ti­la an­tes de me­ter­te en el so­bre.

4

Sé aún más lis­to

Me­di­tar de for­ma re­gu­lar no só­lo te ayu­da­rá a des­can­sar me­jor. Tam­bién pro­te­ge­rá a tu ce­re­bro del te­mi­do de­cli­ve cog­ni­ti­vo. Un es­tu­dio pu­bli­ca­do en Fron­tiers in Hu­man Neu­ros­cien­ce de­mues­tra que los me­di­ta­do­res no só­lo pue­den pro­ce­sar más rá­pi­do la in­for­ma­ción, si no que es­tan más pro­te­gi­dos fren­te a en­fer­me­da­des co­mo el Alz­hei­mer.

5

Pier­de pe­so

Me­di­tar te ayu­da a crear nue­vas co­ne­xio­nes neu­ro­na­les y a dar­les una vuel­ta a las ya exis­ten­tes pa­ra con­se­guir, por ejem­plo, per­der pe­so. Una ra­ma del mind­ful­ness lla­ma­da des­cen­tra­mien­to en­se­ña a desaso­ciar los pen­sa­mien­tos de la reali­dad. Ejem­plo: tu de­seo de ham­bur­gue­sa no es ham­bre, es un sim­ple pen­sa­mien­to fá­cil de ig­no­rar. Y lo me­jor es que la téc­ni­ca fun­cio­na...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.