EL TI­PO QUE DE­TU­VO EL TIEM­PO

ADE­MÁS DE SER EL PRE­SEN­TA­DOR MÁS QUE­RI­DO DE LA TE­LE­VI­SIÓN, JESÚS VÁZ­QUEZ ES EM­BA­JA­DOR DE ROWENTA. EM­BAR­CA­DO EN UN NUE­VO PRO­YEC­TO, NOS CON­FIE­SA AL­GU­NOS DE SUS TRU­COS PA­RA VEN­CER AL RE­LOJ.

Men's Health (Spain) - - Mh By Rowenta -

Es el Rey Mi­das de la te­le­vi­sión. Jesús Váz­quez (Fe­rrol, 1965) con­vier­te en oro to­do lo que to­ca. Y lo ha­ce sin des­pei­nar­se. De he­cho, con­ser­va un as­pec­to en­vi­dia­ble. Ha­bla­mos con él de có­mo ha con­se­gui­do de­sa�iar al pa­so del tiem­po.

¿Al­gún se­cre­to con­fe­sa­ble de cui­da­do per­so­nal?

La ver­dad es que ten­go po­cos. Yo siem­pre he pa­re­ci­do más jo­ven por pu­ra ge­né­ti­ca. En ese sen­ti­do, no ten­go mu­cho mé­ri­to. Lo que sí he te­ni­do es cons­tan­cia al ha­cer de­por­te des­de la ado­les­cen­cia, y de unos diez años pa­ra acá cui­do mu­cho la ali­men­ta­ción.

En­ton­ces, ¿cuán­to tiem­po le de­di­cas ca­da día al cui­da­do de tu as­pec­to?

Si por eso en­ten­de­mos el de­por­te, en­tre una y dos ho­ras ca­da día. Y voy va­rian­do: en in­vierno es­quío, en ve­rano na­do mu­cho, co­rro, ha­go spin­ning… al me­nos cuatro o cin­co ve­ces por se­ma­na.

Pe­ro no vas a nin­gún gim­na­sio. ¿Có­mo en­tre­nas aho­ra mis­mo?

Por la ma­ña­na ha­go una ho­ra de car­dio, que voy va­rian­do pa­ra no abu­rrir­me: bi­ci, elíp­ti­ca… y des­pués una ho­ra de mus­cu­la­ción, pe­ro con el pa­so de los años voy le­van­tan­do al­go me­nos de pe­so, por lo que ti­ro más de mi pro­pio cuer­po con ejer­ci­cios ca­lis­té­ni­cos. Y, cuan­do Ro­ber­to [su ma­ri­do] y yo va­mos al pue­blo, dis­fru­to mu­chí­si­mo co­rrien­do por los ca­mi­nos.

Aho­ra lle­vas bar­ba cor­ta. ¿Có­mo la cui­das?

No sue­lo uti­li­zar la cu­chi­lla. Sí uti­li­zo la afei­ta­do­ra de Rowenta , por­que lle­vo bar­ba de tres días. En ve­rano, cuan­do es­toy de va­ca­cio­nes, pue­do lle­gar a es­tar quin­ce días sin afei­tar­me. Pe­ro nun­ca he lle­ga­do a te­ner una bar­ba lar­ga ti­po hipster; no es mi es­ti­lo.

Lue­go te lo agra­de­cen en ma­qui­lla­je, ¿no?

¡Cla­ro! De he­cho, esa es de las po­cas co­sas que ha­go por mi cuen­ta. Lue­go hay tem­po­ra­das en que me can­so de lle­var el pe­lo lar­go (y es­ta es una de ellas) y me cor­to el pe­lo yo mis­mo en ca­sa. El cor­ta­pe­los de Rowenta lo po­ne muy fá­cil, la ver­dad.

Siem­pre te di­cen que pa­re­ces más jo­ven de lo que eres. ¿Al­gu­na vez te ha sen­ta­do mal?

No. De he­cho, yo lo sue­lo uti­li­zar co­mo un ar­ma. Siem­pre que me pre­gun­tan mi edad, la di­go. A ve­ces me tra­tan co­mo si fue­se más jo­ven, cuan­do en reali­dad ten­go ya mu­chas his­to­rias vi­vi­das y 30 años de ca­rre­ra en te­le­vi­sión. Hay gen­te que no me co­no­ce mu­cho o per­so­nas que vie­nen de otros paí­ses y ha­blan de mí en plan ‘el cha­val es­te que pre­sen­ta los pro­gra­mas’. Yo de­jo que se lo crean; así pien­san que soy más in­ge­nuo de lo que soy y que sé me­nos de lo que sé.

Ade­más, siem­pre das un as­pec­to im­pe­ca­ble. ¿Có­mo lo con­si­gues?

A pe­sar de vi­vir siem­pre de­pri­sa, pro­cu­ro man­te­ner la ro­pa lo me­jor po­si­ble. En eso me ayu­da mu­cho el ce­pi­llo de va­por de Rowenta. Es muy útil por­que no ha­ce fal­ta ta­bla de plan­char y en un mo­men­to se ca­lien­ta y lo de­jas to­do lis­to, di­rec­ta­men­te en la per­cha. Va­le in­clu­so pa­ra te­ji­dos de­li­ca­dos, y así me evi­to pro­ble­mas.

Ca­li­dad so­bre can­ti­dad. Jesús Váz­quez uti­li­za po­cos pro­duc­tos,pe­ro muy bien se­lec­cio­na­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.