ES­TA­CIÓN DE RE­JU­VE­NE­CI­MIEN­TO

Men's Health (Spain) - - Motor -

Aho­ra que tie­nes el ce­re­bro y el cuer­po ac­ti­va­dos, es ho­ra de re­fres­car­se. Pe­ro no te des la clá­si­ca du­cha ca­lien­te. Com­bi­na­das con una ac­ti­vi­dad fí­si­ca nor­mal, las du­chas que al­ter­nan el agua ca­lien­te y fría re­du­cen las ba­jas la­bo­ra­les en un 54%.

Ba­ja la tem­pe­ra­tu­ra

Me­te un par de cu­cha­ras lim­pias en el con­ge­la­dor (lue­go las re­cu­pe­ra­re­mos). A con­ti­nua­ción, pon la tem­pe­ra­tu­ra del agua a me­dio ca­mino en­tre el frío y el ca­lor. Ca­da 15 se­gun­dos, bá­ja­la un pun­to. Cuan­do em­pie­ces a ti­ri­tar, aguan­ta tres mi­nu­tos. Así ac­ti­va­rás el sis­te­ma ner­vio­so, li­be­ran­do no­re­pi­ne­fri­nas.

Cos­mé­ti­ca a cu­cha­ra­das

Pa­ra sen­tir­te car­ga­do de ener­gía, es esen­cial pa­re­cer­lo. Cuan­do es­tás can­sa­do, tus ojos te de­la­tan. Así que, cuan­do sal­gas de la du­cha, aga­rra esas cu­cha­ras, lá­va­las con agua fría y apó­ya­te­las ba­jo los ojos 60 se­gun­dos pa­ra mi­ni­mi­zar esas bol­sas. A con­ti­nua­ción, cú­bre­te el ros­tro con un tra­po frío.

El com­ple­men­to

Ho­ra de qui­tar­se la ca­ra de sue­ño. Cam­bia el ja­bón que usas nor­mal­men­te pa­ra la­var­te la ca­ra por uno con más sus­tan­cia. Prue­ba uno con gin­seng, que te ac­ti­va la piel y el ce­re­bro. Por otra par­te, un buen con­torno de ojos pe­ne­tra­rá rá­pi­da­men­te y le da­rá un bri­llo a la piel que te ha­rá pa­re­cer más des­pier­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.