¿LAS CA­LO­RÍAS IM­POR­TAN?

Te­nien­do en cuenta que es di­fí­cil cal­cu­lar tu gas­to ener­gé­ti­co con exac­ti­tud, pue­de que ob­se­sio­nar­te al mi­lí­me­tro con cuán­tas ca­lo­rías con­su­mes no sea lo más ló­gi­co.

Men's Health (Spain) - - 100% Útil -

Si tie­nes un ob­je­ti­vo es­pe­cí­fi­co, sí hay que te­ner en cuenta las ca­lo­rías, pe­ro sin ob­se­sio­nes. Lo más im­por­tan­te es que, ten­gas o no ten­gas un ob­je­ti­vo es­pe­cí­fi­co, a lo que debes pres­tar aten­ción no son las ca­lo­rías. Son los nu­trien­tes que acom­pa­ñan a es­tas ca­lo­rías en ca­da ali­men­to. Tu cuer­po no vi­ve só­lo a ba­se de ener­gía (ca­lo­rías), tam­po­co vi­ve só­lo a ba­se de hi­dra­tos, pro­teí­nas o gra­sas (ma­cros), sino que ne­ce­si­ta vi­ta­mi­nas, mi­ne­ra­les o fi­to­nu­trien­tes (mi­cros) pa­ra fun­cio­nar bien. No es lo mis­mo 200cal pro­ve­nien­tes de un crois­sant que de un acei­te de oli­va vir­gen ex­tra. Por tan­to, lo que más im­por­ta es la ca­li­dad de los ali­men­tos que con­su­mes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.