La cor­ba­ta afec­ta a tu ce­re­bro

ES HO­RA DE EN­FREN­TAR­SE A LA REALI­DAD: A VE­CES, UNA COR­BA­TA ES TAN RE­CO­MEN­DA­BLE CO­MO UNA SO­GA. NO TE AHORQUES.

Men's Health (Spain) - - 100% Útil - / POR JU­LIO C. OR­TE­GA

Siem­pre se ha di­cho que hay que ves­tir de ma­ne­ra acor­de con el pues­to al que se as­pi­ra, y por eso pue­de que pien­ses que un buen tra­je te ayu­da­rá a as­cen­der en el es­ca­la­fón la­bo­ral. De he­cho, en es­tas mis­mas pá­gi­nas he­mos abo­ga­do al­gu­na vez por el re­gre­so de la cor­ba­ta al atuen­do mas­cu­lino. En reali­dad, en con­tex­tos so­cia­les es un com­ple­men­to muy acer­ta­do, pe­ro un gru­po de cien­tí­fi­cos aman­tes de las ca­mi­se­tas creen aho­ra que ese nu­do Wind­sor tan bo­ni­to que apren­dis­te a ha­cer es­tá cons­tri­ñen­do tu avan­ce pro­fe­sio­nal.

IMI­TA A LOS ME­JO­RES

Pa­ra tu pró­xi­ma pre­sen­ta­ción en la ofi­ci­na, lo más in­te­li­gen­te es que adop­tes el dress co­de in­for­mal de los eje­cu­ti­vos de Si­li­con Va­lley. Se­gún un es­tu­dio re­cien­te pu­bli­ca­do en la re­vis­ta Neu­ro­ra­dio­logy, la com­pre­sión yu­gu­lar cau­sa­da por la cor­ba­ta aho­ga la ca­pa­ci­dad intelectual. Un gru­po de in­ves­ti­ga­do­res ale­ma­nes ob­tu­vo imá­ge­nes por re­so­nan­cia mag­né­ti­ca de un equi­po de vo­lun­ta­rios, al­gu­nos de los cua­les lle­va­ban cor­ba­ta y otros no.

Re­sul­tó que los en­cor­ba­ta­dos pre­sen­ta­ban una dis­mi­nu­ción del 7,5% en el flu­jo de san­gre al ce­re­bro.

Cual­quier co­sa que obs­ta­cu­li­ce el flu­jo de nu­trien­tes y oxí­geno al ce­re­bro va en de­tri­men­to de la pro­duc­ción de ideas y la ra­pi­dez de pen­sa­mien­to. Ade­más, un gru­po de es­pe­cia­lis­tas de Nue­va York ha ob­ser­va­do que las cor­ba­tas pue­den in­cre­men­tar la pre­sión in­tra­ocu­lar, y ha en­con­tra­do re­la­ción en­tre su uso y da­ños per­ma­nen­tes en los ner­vios óp­ti­cos.

Pa­ra lle­var la tran­si­ción con es­ti­lo, prue­ba a com­bi­nar tu tra­je azul ma­rino con una ca­mi­se­ta blan­ca de cue­llo re­don­do. Suél­ta­te un po­co... y empieza a ha­cer pla­nes de di­rec­ti­vo.

No per­mi­tas que la in­du­men­ta­ria de ofi­ci­na des­in­fle tus po­si­bi­li­da­des de as­cen­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.