MOTORPSYCHO

Metal Hammer (Spain) - - ENTREVISTA - TEX­TO: DA­VID RO­DRI­GO YA­LIN­KU ME­LE­RO Y FO­TO­GRA­FÍA: UNAI ENDEMAÑO

Ho­la bue­nas tar­des. Ma­ña­na to­cáis en el Roadburn, ¿Có­mo os sen­tís?

Pre­pa­ra­dos la ver­dad, lis­tos pa­ra sa­lir al es­ce­na­rio a dis­fru­tar. He­mos es­ta­do va­rias ho­ras de via­je, bas­tan­te ago­ta­do­ras, pe­ro es­ta­mos en­tu­sias­ma­dos y lis­tos.

Os si­go des­de ha­ce bas­tan­te tiem­po, des­de que os des­cu­brí, me en­tu­sias­mó lo que es­cu­ché y soy muy fan, ¿Có­mo es un show de Motorpsycho?

Nos gus­ta te­ner mu­cha ener­gía, y en ca­da show, tras la ce­na, nos gus­ta po­ner­nos con el setlist y de­ci­di­mos que es lo si­guien­te que va­mos a to­car, no nos gus­ta co­piar a la exac­ti­tud lo que he he­mos to­ca­do la no­che an­te­rior, de esa ma­ne­ra ocu­rre al­go má­gi­co en ca­da uno de los con­cier­tos.

Ha­béis sa­ca­do un nue­vo ál­bum, “The To­wer”, y creo que vais a to­car al­guno de los te­mas en di­rec­to. Lo he es­cu­cha­do y me ha pa­re­ci­do muy bueno. ¿Qué re­cor­dáis de la crea­ción del dis­co?

Sí, esa es la idea, la ver­dad es que es­ta­mos muy con­ten­tos con el re­sul­ta­do. Lo hi­ci­mos en Mar­zo en Los Ángeles, con nues­tro ami­go, un téc­ni­co que ya nos ayu­dó con “Shoot­he”, fan de la ban­da ade­más. Lo hi­ci­mos en el Ran­cho de la Lu­na, y fue ge­nial la ver­dad. To­mas Järmyr, el nue­vo ba­te­ría, nos apor­ta­ba al­go nue­vo, y te­nía­mos ideas muy fres­cas. Fue muy bue­na la co­ne­xión des­de el prin­ci­pio

¿Tie­nes al­gún te­ma fa­vo­ri­to del ál­bum?

Me gus­ta to­do él, la ver­dad, pe­ro el úl­ti­mo te­ma, “Ship Of Fools”, un te­ma en el que he­mos tra­ba­ja­do mu­cho y nos en­can­ta co­mo ha que­da­do. Es al­go que no he­mos he­cho an­te­rior­men­te, me gus­ta mu­cho, es muy di­fí­cil de to­car bien y eso es un re­to.

Me gus­ta mu­cho tam­bién ese te­ma, pe­ro el dis­co tie­ne mu­chas can­cio­nes di­fe­ren­tes a lo que ha­béis com­pues­to an­te­rior­men­te, hay te­mas in­ten­sos, os­cu­ros. Pa­ra la crea­ción de la ban­da so­no­ra de la obra de Carl Fro­de Ti­ller “Begynn­nel­se”, ¿Có­mo fue el pro­ce­so de com­po­si­ción?

Nos pi­die­ron que hi­cié­ra­mos esos arre­glos y lo cier­to es que fue un tra­ba­jo muy la­bo­rio­so, tu­vi­mos que tra­ba­jar con al­gu­nos de los ac­to­res, en las es­ce­nas y hay co­sas que des­co­no­cía­mos que se ha­cen en el tea­tro. Cuan­do lo es­cri­bi­mos en ba­se al guión de la obra, hu­bo al­gu­nas co­sas que apor­tar a la obra pa­ra que que­da­ra bien. Les en­via­mos la mú­si­ca, y en­ton­ces ellos lo usa­ron pa­ra in­tro­du­cir­lo en las di­fe­ren­tes par­tes del guión. To­ca­mos ca­si ca­da no­che du­ran­te 40 shows, de más de dos ho­ras y fue fan­tás­ti­co. Es­tá­ba­mos tan con­ten­tos con el re­sul­ta­do, que in­clu­so sa­ca­mos un DVD, de edi­ción li­mi­ta­da.

Lo he in­ten­ta­do bus­car on­li­ne, ya que fí­si­co no lo he en­con­tra­do, al tra­tar­se de una obra li­mi­ta­da.

No sé cuál fue el nú­me­ro de edi­cio­nes, pe­ro si es cier­to que no fue­ron mu­chas.

La ver­dad es que ca­da dis­co de Motorpsycho es di­fe­ren­te, sin sa­ber las fe­chas de ca­da ál­bum, no sa­bes cual fue he­cho an­tes o des­pués. Pe­ro cuan­do es­cu­ché “The To­wer”, no era pa­ra na­da al­go que me es­pe­ra­se es­cu­char.

Me gus­ta es­cu­char eso. No es al­go que bus­que­mos, no pue­des es­ca­par de tu pro­pio so­ni­do o es­ti­lo, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que no pue­das ha­cer al­go nue­vo, y eso es lo que in­ten­ta­mos ca­da vez que va­mos a com­po­ner, es­ta­mos emo­cio­na­dos por crear al­go nue­vo. No nos gus­ta ha­cer es­to pa­ra co­piar lo que hi­ci­mos el año an­te­rior.

Pro­ba­ble­men­te mi dis­co fa­vo­ri­to es “The Death Def­ying Uni­corn (with Stå­le Stor­løk­ken)”, pa­ra mí una de las gran­des obras del Rock pro­gre­si­vo, lo ha­bla­ba con unos ami­gos. ¿To­ca­réis al­guno de los te­mas en el show?

Mu­chas gra­cias, lo apre­cio. La ver­dad es que son te­mas muy di­fí­ci­les y no te­ne­mos pen­sa­do in­cor­po­rar­los al show. Pe­ro mu­chas gra­cias por tus pa­la­bras.

Re­cuer­do esa gran gra­ba­ción, con las lu­ces, el ór­gano, to­do el es­ce­na­rio. Fue real­men­te im­pre­sio­nan­te.

El show en la catedral, fue emo­cio­nan­te, te­nía­mos que to­car muy rá­pi­do y es al­go que nun­ca ha­bía­mos he­cho, y ha­bía de­ma­sia­das co­sas di­fe­ren­tes. Pe­ro el re­sul­ta­do fue fan­tás­ti­co y creo que fue al­go es­pe­cial. Cuan­do ves que pue­des ha­cer ese ti­po de co­sas di­fe­ren­tes, te das cuen­ta que pue­des pro­gre­sar.

¿Te­néis pen­sa­do ha­cer al­go pa­re­ci­do o pro­bar al­go nue­vo?

Al­go es­ta­mos pla­nean­do, al­go sal­drá.

Des­pués de pre­sen­tar “The To­wer”, ¿te­néis más shows pre­pa­ra­dos?

Sí, al­gu­nos fes­ti­va­les, co­mo en No­rue­ga, y al­gu­nos con­cier­tos so­bre to­do en Ho­lan­da y Ale­ma­nia.

Se­ría emo­cio­nan­te que al­gu­na vez os acer­ca­rais por España.

He­mos ido al­gu­nas ve­ces a España, pe­ro no hay pla­nes a cor­to pla­zo. Los agen­tes son quie­nes lle­van eso, pe­ro nos en­can­ta­ría.

Te­ne­mos el fes­ti­val Be Prog de Bar­ce­lo­na. Es un fes­ti­val pe­que­ño, en el “Pue­blo Es­pa­ñol”, es pre­cio­so el lu­gar y muy es­pe­cial e ins­pi­ra­dor. Es­tá de­di­ca­do al Pro­gre­si­vo. He ha­bla­do con quie­nes lo lle­van, pro­po­nién­do­les que os trai­gan. A ver si hay suer­te.

No lo co­noz­co pe­ro es bueno sa­ber­lo.

Cuan­do ter­mi­ne la gi­ra de pre­sen­ta­ción de “The To­wer” y los shows que hay des­pués, ¿qué es lo si­guien­te pa­ra la ban­da?

Un par de co­sas. Ha­ce unos años lan­za­mos una ca­ja re­co­pi­la­to­rio con al­gu­nos shows con la for­ma­ción ori­gi­nal, en Ju­nio o Ju­lio sa­ca­re­mos un es­pe­cial con DVD de esa gi­ra y pro­ba­ble­men­te em­pe­za­re­mos a gra­bar un nue­vo dis­co tras es­to. De la gi­ra de “The Death Def­ying Uni­corn” es­tá pen­dien­te tam­bién lo que se gra­bó y su sa­li­da en edi­ción es­pe­cial. Es al­go que te­ne­mos pen­dien­te.

¿Mu­chas ideas pen­dien­tes?

Te­ne­mos uno de los me­jo­res in­vier­nos, así que ten­go mu­chas ideas guar­da­das, y en bre­ve las lle­va­re­mos a buen puer­to. Pe­ro aho­ra mis­mo te­ne­mos que cen­trar­nos en el pre­sen­te e ir tra­ba­jan­do en esos pro­yec­tos.

Ha­béis tra­ba­ja­do con or­ques­ta, con mú­si­cos de jazz, di­fe­ren­tes ma­ne­ras de en­ten­der la mú­si­ca. ¿Qué hay que no ha­yáis he­cho aún y os ape­tez­ca ha­cer o es­téis pen­san­do en lle­var a ca­bo?

No pue­do pen­sar­lo tan a la li­ge­ra. Pe­ro creo que esas co­sas que he­mos he­cho no las pla­nea­mos, sim­ple­men­te su­ce­die­ron. No es al­go que ten­ga­mos en una lis­ta, así que más bien nos man­te­ne­mos abier­tos a nue­vas pers­pec­ti­vas de qué eres o quie­res ha­cer.

¿Qué ha si­do lo más di­fí­cil que os ha pa­sa­do co­mo ban­da?

Cuan­do el pri­mer ba­te­ría se fue tras 14 años. Fue bas­tan­te du­ro. Tu­vi­mos que pa­rar­nos a pen­sar si con­ti­nuar o pa­rar del to­do. Fue muy di­fí­cil pe­ro nos su­pi­mos so­bre­po­ner. Ha­bía­mos si­do ami­gos de siem­pre, te­nía­mos in­quie­tu­des ar­tís­ti­cas muy pa­re­ci­das y ca­si nun­ca es­tá­ba­mos en desacuer­do. Es más aho­ra mis­mo te­ne­mos va­rias op­cio­nes real­men­te bue­nas en la ba­te­ría pa­ra to­car con no­so­tros.

¿Al­gu­na vez ha ha­bi­do al­go que os ha­ya asus­ta­do ha­cer, con tan­tos dis­cos tan di­fe­ren­tes, con mie­do a lo que los fans pu­die­ran opi­nar o pen­sar, de ma­ne­ra ne­ga­ti­va?

Cuan­do hi­ci­mos “De­mon Box” fue real­men­te ri­dícu­lo lo que ocu­rrió, ha­bía te­mas que iban de Reg­gae a Thrash Me­tal, y has­ta ese mo­men­to no ha­bía­mos te­ni­do tan­to éxi­to. Nos sor­pren­dió, ser co­mer­cia­les nos hi­zo sen­tir­nos ra­ros. Lle­va­mos ha­cien­do es­to más de 30 años, al fi­nal de­ci­di­mos que si es­tá­ba­mos den­tro, era den­tro del to­do.

La pa­sa­da no­che, pa­sean­do por la ciu­dad, an­tes del fes­ti­val, es­tu­ve ha­blan­do con un com­pa­ñe­ro so­bre los gru­pos que más que­ría­mos ver, y yo le di­je de Motorpsycho te­nía mu­chas ga­nas, ya que me en­can­ta­ba “The Death Def­ying Uni­corn”, y él me de­cía que era un dis­co que odia­ba. No le en­ten­día có­mo po­día odiar­lo.

(Ri­sas). Creo que es ma­ra­vi­llo­so. La ma­ne­ra di­fe­ren­te de reac­cio­nar an­te la mú­si­ca, de en­ten­der­la. No pre­ten­de­mos es­tar en es­ta­dís­ti­cas, ni na­da pa­re­ci­do. La mú­si­ca que ha­ce­mos es la que real­men­te que­re­mos ha­cer, y dis­fru­ta­mos con ello. De­bes re­pre­sen­tar­te en to­do lo que ha­ces. Es ca­si un jue­go la ma­yo­ría de las ve­ces, hay que ser ho­nes­to con lo que ha­ces o tie­nes que ha­cer. Es im­por­tan­te pa­ra no­so­tros que nos gus­te, aun­que no le gus­te a otra per­so­na, o in­clu­so a na­die.

Vol­vien­do al show de ma­ña­na, es mi pri­me­ra vez en es­te fes­ti­val, y la se­gun­da vez de la ban­da en el Roadburn .

Es un am­bien­te fan­tás­ti­co, me en­can­ta la va­rie­dad de gus­tos mu­si­ca­les que hay en­tre el pú­bli­co. La ma­yo­ría de la gen­te no es­tá por un es­ti­lo, es­tá por la mú­si­ca, no es ex­clu­yen­te.

Motorpsycho es una ban­da real­men­te ori­gi­nal, con di­fe­ren­tes es­ti­los. EL show de ma­ña­na se­rá es­pe­cial, aun­que creo que to­dos los shows de Roadburn se gra­ban, ¿cuán im­por­tan­te es la par­te vi­sual en un show de la ban­da?

No de­ma­sia­do, con­fia­mos en nues­tros téc­ni­cos y te­ne­mos un buen show de lu­ces, pe­ro te­ne­mos un es­ce­na­rio real­men­te bá­si­co. Creo que lo que no pue­de fal­tar es ener­gía.

¿Cuál es el te­ma más di­fí­cil de to­car o que ha­yáis he­cho o que siem­pre ten­gáis que to­car?

No te­ne­mos hits, así que to­dos son di­fí­ci­les y nin­guno te­ne­mos que to­car­lo siem­pre (ri­sas). No, creo que uno de los te­mas más com­pli­ca­dos que he­mos com­pues­to ha si­do “Ever­ni­ne”, del dis­co “Trust Us”, don­de to­ca­ba la gui­ta­rra y el rit­mo de la ba­te­ría era com­pli­ca­do de se­guir, y can­tar la har­mo­nía y man­te­ner el rit­mo con la ba­te­ría. Era de­ma­sia­do tra­ba­jo, pe­ro un re­to. Los me­jo­res te­mas son fá­ci­les de to­car, por­qué por muy com­ple­ja que sea la es­truc­tu­ra, son te­mas que ama­mos. Te lan­zas a ello.

Con al­gu­nas pro­duc­cio­nes de la nue­va mú­si­ca, creo que no hay ai­re en­tre las can­cio­nes, pa­san rá­pi­do y se ol­vi­dan.

Con “The To­wer” cui­da­mos eso, el con­tras­te en­tre te­mas acús­ti­cos y te­mas más agre­si­vos.

Nos que­da­mos sin tiem­po, ¿tie­nes al­go que aña­dir a la en­tre­vis­ta?

No, la ver­dad es que ha si­do una en­tre­vis­ta fan­tás­ti­ca, só­lo de­cir que se­ría un ho­nor vol­ver a España. Mu­chas gra­cias.

Gra­cias por tu tiem­po y suer­te en el show.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.