EN­TRE­VIS­TA A ‘77

Res­plan­de­cien­te os­cu­ri­dad

Metal Hammer (Spain) - - CONTENTS - TEX­TO: CLA­RA RI­CO FO­TO­GRA­FÍA: OFI­CIAL

¡Bue­nas tar­des, Ar­mand! hoy va­mos a ha­blar de vues­tro nue­vo dis­co ‘Bright Gloom’.

¡Per­fec­to!

En pri­mer lu­gar, la por­ta­da es pro­ta­go­ni­za­da por una mon­ja… ¿de dón­de sur­ge la idea?

La por­ta­da fue idea de Pol de Bran­ca Stu­dio. Ya ha­bía­mos ha­bla­do con él… En su día que­da­mos que te­nía que ha­cer­nos la por­ta­da de es­te dis­co, así que le pa­sa­mos to­do: las le­tras, los te­mas… to­do ter­mi­na­do y le di­mos un po­co de car­ta blan­ca, a ver qué se le ocu­rría. La pri­me­ra idea que sur­gió fue es­ta, nos pa­só es­ta por­ta­da y di­ji­mos ‘Bueno, no sé…’. Lue­go le di­mos un par de vuel­tas y le di­mos otro con­cep­to. Lue­go le di­mos las dos op­cio­nes a la gen­te, al ma­na­ger, a la pro­duc­to­ra… y to­do el mun­do pre­fe­ría la por­ta­da de la mon­ja.

En­ton­ces, ¿bus­ca­bais pre­sen­tar un dis­co más bien con­cep­tual?

Bueno, más que con­cep­tual… sí que tie­ne un ro­llo co­mo de con­cep­to por el tí­tu­lo ‘Bright Gloom’ y tal, yo po­dría de­cir que… sí. Co­mo aman­te de lo clá­si­co y de dis­cos con­cep­tua­les, te voy a de­cir que sí po­dría ser una es­pe­cie de con­cep­to por­que al re­vi­sar el dis­co nos di­mos cuen­ta de que te­nía­mos te­mas que iban ha­cia un ro­llo más os­cu­ri­llo y lue­go ha­bía otros que des­ta­ca­ban por ser más bri­llan­tes, ¿no?, más happy, más roc­kan­ro­le­ro, más lo que ve­nía­mos ha­cien­do con los an­te­rio­res [dis­cos]. En­ton­ces, lo em­pe­za­mos a ana­li­zar y bueno… yo lo em­pe­cé a com­pa­rar con el Queen II que hay la ca­ra blan­ca y la ca­ra ne­gra y di­je ‘Os­tras, mo­la­ría se­pa­rar­lo por ca­ras y tal’ y fui­mos mi­ran­do eso po­co a po­co has­ta que a nues­tro má­na­ger se le ocu­rrió lo de ‘Bright Gloom’ y fue co­mo que te­nía­mos una ca­ra co­mo más bri­llan­te y la otra más os­cu­ra, de pe­num­bra. Y así sa­lió, que Pol lo es­cu­chó y nos pa­só eso.

Ni tan mal, ¿no?

Nos gus­ta, nos gus­ta (Ri­sas)

El pro­ce­so de com­po­si­ción de es­te nue­vo dis­co, ¿có­mo ha si­do? ¿Ha­céis jam ses­sions?

Nor­mal­men­te tra­ba­ja­mos un po­co por se­pa­ra­do, se nos van ocu­rrien­do nues­tras co­sas y se va al lo­cal con lo que hay y ahí se in­ten­ta desa­rro­llar al­go más un riff, una idea, un te­ma con la gui­ta­rra… Y en ca­sa, an­tes, co­mo que ya le vas dan­do vuel­tas, te ima­gi­nas có­mo en­ca­ja­ría el res­to, por dón­de po­dría ir el rit­mo del ba­te­ría y cuan­do lle­gas al lo­cal aca­ba de co­ger for­ma. Y en es­te dis­co se­gui­mos ade­lan­te siem­pre, fue­ra lo que fue­ra… era co­mo ‘¡Es­to es ro­llo Sab­bath! Da igual’, ‘Es­to es más swing, jazz… Da igual’ íba­mos tra­ba­jan­do. Lo pri­mor­dial de es­to es que nos he­mos de­ja­do de his­to­rias y he­mos ido ha­cia don­de nos ha in­tere­sa­do in­ten­tan­do se­guir un ca­mino. En con­jun­to, una vez ter­mi­na­do, es­ta­mos con­ten­tos.

Eso te iba a de­cir, que vues­tro te­ma ‘It’s near’ re­fle­ja un po­co ese es­ti­lo se­ten­te­ro pe­ro de una ma­ne­ra apa­sio­na­da y de­ca­den­te.

(Ri­sas)

Pe­ro de­ca­den­te en plan bien, eh (Ri­sas)

Es co­mo el te­ma de tran­si­ción que va de la ca­ra más os­cu­ri­lla de pe­num­bra ha­cia la otra. Por­que la pri­me­ra ca­ra del dis­co, en plan vi­ni­lo, se­ría la os­cu­ri­lla y la ca­ra dos se­ría la más cla­ra. Tie­ne pin­ce­la­das de una co­sa y de otra. Sí que hay te­mas que tie­nen unos riffs más pe­sa­dos, otros me­dio Sto­ner, otros Heavy más pri­me­ri­zo de los se­ten­ta con gi­ros que no te es­pe­ras, me­lo­días di­fe­ren­tes… y lue­go hay otros que son más ro­can­ro­le­ros, más lo que ve­nía­mos ha­cien­do has­ta aho­ra.

Tam­bién te que­ría co­men­tar que el so­ni­do… el so­ni­do de la can­ción se no­ta muy de la épo­ca, muy se­ten­te­ro. Así que he es­ta­do in­da­gan­do un po­qui­to y he des­cu­bier­to que lo ha­béis gra­ba­do en analó­gi­co.

Sí, sí, sí. He­mos gra­ba­do el dis­co co­mo se ha­cía an­tes, con una gra­ba­do­ra 24 pis­tas, to­do ahí por pis­tas de voz y tal, de ahí mez­cla­do a una cin­ta de dos pis­tas… Con to­dos ahí en la me­sa pen­dien­tes de si hay que su­bir un vo­lu­men, ba­jar… to­do al mo­men­to. Y lue­go, que si la ca­ra se tie­ne que vol­ver a re­pe­tir por­que no se pue­de vol­ver atrás. De ahí a la mas­te­ri­za­ción tam­bién en cin­ta. Aquí no ha ha­bi­do or­de­na­dor. De he­cho, hay una pe­que­ña “fra­se” de­trás del dis­co en la que lo po­ne­mos, que du­ran­te to­do el pro­ce­so de gra­ba­ción y mas­te­ri­za­ción no ha in­ter­ve­ni­do na­da di­gi­tal. Es al­go que no­so­tros he­mos ama­do siem­pre. La mú­si­ca de los 60 y los 70 es lo que más he­mos es­cu­cha­do, aun­que in­fluen­cias y gus­tos te­ne­mos mu­chí­si­mos. A mí me gus­ta des­de el Soul y el Rock and Roll más pri­mi­ti­vo has­ta el Death Me­tal, pe­ro en cuan­to lo que nos gus­ta ha­cer es lo que tú di­ces, se­ten­te­ro, pe­ro por­que que­re­mos ha­cer lo que más nos ha mar­ca­do, en­ton­ces… si en los se­ten­ta so­na­ba así y se gra­ba­ba de es­ta for­ma ¿por qué no ha­cer­lo?

¡Cla­ro! ¿Y en qué mo­men­to sur­ge la idea de me­ter­se a gra­bar en analó­gi­co?

Bueno, es una co­sa que yo hu­bie­ra he­cho siem­pre. Lo que pa­sa que es una co­sa que, por tiem­po, por di­ne­ro… no he­mos po­di­do. Aun­que gra­bá­ba­mos co­mo en hí­bri­do por­que ha­bía co­mo mu­cha co­sa analó­gi­ca, pe­ro siem­pre ha­bía al­gún ele­men­to di­gi­tal. Y con es­te dis­co di­ji­mos ‘Va­mos a ha­cer­lo bien, por lo me­nos, por una vez’, lue­go se­gu­ra­men­te re­pi­ta­mos, pe­ro, por si aca­so, ya lo ha­bre­mos he­cho. Es co­mo que, si tie­ne que ser la úl­ti­ma, que lo sea pa­ra bien.

An­tes ha­bla­bas del dis­co co­mo un vi­ni­lo, ¿te­néis pen­sa­do sa­car vi­ni­los de ‘Bright Gloom’?

¿Vi­ni­los? Sí, evi­den­te­men­te. Des­de el pri­mer dis­co he­mos he­cho vi­ni­los, siem­pre. Una co­sa bue­na que he­mos vi­vi­do en es­tos úl­ti­mos años es el re­sur­gir del vi­ni­lo, ha vi­vi­do un cre­ci­mien­to ex­po­nen­cial. Con el pri­mer dis­co ya nos plan­tea­ron la po­si­bi­li­dad de sa­car vi­ni­los y no­so­tros di­ji­mos ‘Hom­bre, si exis­te la po­si­bi­li­dad, que­re­mos un vi­ni­lo’. Es que, en ca­sa de mis pa­dres, de to­da la vi­da, ha ha­bi­do siem­pre cien­tos de vi­ni­los que no han ido a la ba­su­ra, ni se han ti­ra­do los to­ca­dis­cos ni na­da. De he­cho, yo ha­ce mu­chos años que só­lo com­pro vi­ni­los, ni CDS, ni na­da. Es… pues eso.

(Ri­sas) Es la pa­sión que sien­tes tú ya por el for­ma­to.

Exac­to.

Va­le, aho­ra te voy a pe­dir que me ha­gas un pe­que­ño ejer­ci­cio. Es­co­ge una de las can­cio­nes de es­te nue­vo tra­ba­jo y me ex­pli­cas un po­co la re­la­ción que ha­béis crea­do en­tre la mú­si­ca de la can­ción y la his­to­ria que con­táis.

Bueno, pues em­pe­zan­do por el prin­ci­pio…

Pe­ro un te­ma, no me cuen­tes el dis­co en­te­ro (Ri­sas)

(Ri­sas) Sí, sí, pe­ro eso, des­de el prin­ci­pio, te di­ría ’Who’s hi­ding who’ que es de la ca­ra más os­cu­ra. Es­tá ins­pi­ra­do en el uno de oc­tu­bre. Es­tá ins­pi­ra­do en una… ma­ni­fes­ta­ción no, es más bien una res­pues­ta por am­bas par­tes que se pue­de ex­tra­po­lar a cual­quier ma­ni­fes­ta­ción o tri­ful­ca que pue­da ha­ber en cual­quier par­te del mun­do, no me voy a me­ter en po­lí­ti­ca.

Cual­quier mo­vi­mien­to so­cial que de­fien­da unos de­re­chos.

Por así de­cir­lo, sí. La le­tra ha­bla de unas co­sas, pe­ro no se di­ce ni que sea el uno de oc­tu­bre, ni que sea en Ca­ta­lun­ya, ni en Ru­sia, ni na­da. Es una co­sa abs­trac­ta, pe­ro ex­plí­ci­ta. Creo que es uno de los te­mas me­jor ela­bo­ra­dos por­que la mú­si­ca… pues era la mú­si­ca que ha­bía y a la ho­ra de ela­bo­rar una le­tra hi­ce lo que me trans­mi­tió la mú­si­ca, que era eso, ha­bla­ba de eso. Y una vez com­pues­ta la le­tra me sa­lió la me­lo­día so­la. Lo bueno de es­te te­ma es que es­tá co­mo di­vi­di­do: la pri­me­ra par­te es más len­ta, apa­lan­ca­da, lue­go hay un po­co más de ca­ña y fi­nal­men­te vie­ne otra par­te len­ta. Me pa­re­ce que es un te­ma muy bien es­truc­tu­ra­do, por eso des­ta­ca­ría es­te co­mo can­ción des­ta­ca­da del dis­co. Si ha­bla­mos un po­co de la otra ca­ra, te di­ría el te­ma de ‘It’s Near’ por lo de que se tra­ta de una pie­za de tran­si­ción. Lue­go hay otro cor­te que no es que sea de­nun­cia so­cial pe­ro sí ex­pli­ca lo que es­tá pa­san­do con un riff, con un ro­llo más roc­ke­ro. En lu­gar de ser di­vi­di­do, con par­tes di­fe­ren­cia­das, es un te­ma muy Rock’n’roll co­mo lo que ve­nía­mos ha­cien­do, aun­que sí que es ver­dad que lo ha­ce­mos con una me­lo­día y un te­ma to­tal­men­te di­fe­ren­te a lo que ve­nía­mos ha­cien­do has­ta aho­ra. Sien­do lo mis­mo, pe­ro sin ser­lo. Y aho­ra me vie­ne a la men­te el te­ma que cie­rra el dis­co, real­men­te es un te­ma que no ha­bla de na­da. Es muy Jazz pe­ro so­bre 50, 60 y que tie­ne su Groo­ve. No es que ten­ga una le­tra muy es­pe­cial, ni di­ga na­da con­cre­to, pe­ro pen­sa­mos que po­día en­ca­jar muy bien ahí. Así que aca­ba­mos con es­te dis­co con tres par­tes su­per di­fe­ren­cia­das: la zo­na os­cu­ra, la tran­si­ción y el la­do ese más happy.

In­ter­pre­to que es un dis­co que te exi­ge más de una es­cu­cha pa­ra ter­mi­nar de com­pren­der la idea que pre­sen­táis.

Sí, en eso es­ta­mos de acuer­do. Igual no es un dis­co que en­tre su­per rá­pi­do y en­tien­das des­de el prin­ci­pio, que tam­bién por­que ca­da uno ten­drá sus te­mas que le en­tren más rá­pi­do, pe­ro sí es ver­dad que, pa­ra apre­ciar­lo y aca­bar de que­dar­se con los de­ta­lles y el hi­lo, sí que hay que dar­le bas­tan­tes es­cu­chas. Aun así, yo creo que es un dis­co que en­tra bas­tan­te rá­pi­do, pe­ro con las es­cu­chas vas vien­do pin­ce­la­das nue­vas den­tro de una mis­ma co­sa, ¿no? Vas vien­do los ma­ti­ces den­tro de la os­cu­ri­dad o de la ca­ra más bri­llan­te y creo que es una ex­pe­rien­cia so­no­ra in­tere­san­te.

¿Y có­mo ves vues­tra evo­lu­ción si po­ne­mos es­te dis­co fren­te al an­te­rior? O fren­te al pri­me­ro, que po­dría ser mu­cho más in­tere­san­te.

(Ri­sas) Cla­ro, es que el pri­me­ro ha­ce nue­ve años que sa­lió. Lo tí­pi­co de éra­mos jó­ve­nes (Ri­sas), pe­ro es eso, no de­ja de ser ese ro­llo de pri­mer dis­co de ju­ven­tud, las ga­nas que tie­nes cuan­do em­pie­zas con un gru­po, cuan­do em­pie­zas a com­po­ner, sa­lir de gi­ra a to­pe ¿no? Te­nía­mos muy cla­ro lo que que­ría­mos, nos mo­la­ba el Hard Rock y ese ro­llo mar­ca­do por el fi­nal de los se­ten­ta, AC/DC. Con el se­gun­do ya em­pe­za­mos a mo­de­lar un po­co me­jor y te­nía­mos ya un pro­duc­tor, Nic­ke An­ders­son, y eso nos ayu­dó a va­riar un po­qui­to. Lue­go ya has­ta el quin­to… han pa­sa­do nue­ve años de gi­ras, ex­pe­rien­cias bue­nas y ma­las y el cre­ci­mien­to y va­lo­ra­ción per­so­nal de ca­da uno. No es lo mis­mo có­mo tra­ba­já­ba­mos en 2008, que es cuan­do gra­ba­mos el pri­me­ro, y yo ten­dría 27 y mi her­mano 23, que no aho­ra que te­ne­mos más de 30 años. Al fi­nal to­dos aca­ba­mos evo­lu­cio­nan­do.

¿Eso lo ha­béis no­ta­do en el so­ni­do de es­te dis­co fren­te al an­te­rior, por ejem­plo?

Sí, por­que en el an­te­rior sa­lió… co­mo sa­lió. No aca­ba­mos de que­dar del to­do sa­tis­fe­chos. En es­ta oca­sión he­mos te­ni­do un pro­duc­tor, Raúl, con quien íba­mos to­tal­men­te a la par. En­ton­ces, ha sa­li­do un dis­co que, en cuan­to a so­ni­do, más ho­nor nos pue­de ha­cer.

Eso es muy po­si­ti­vo por­que cuan­do de­fien­des al­go so­bre el es­ce­na­rio de lo que no es­tás muy con­ven­ci­do… a ve­ces se no­ta.

Exac­to, exac­to (Ri­sas)

An­tes me ha­bla­bas de gi­ras y he vis­to que las pri­me­ras fe­chas que te­néis con­fir­ma­das pa­ra cuan­do sa­quéis es­te dis­co son en Ale­ma­nia y no en la pe­nín­su­la.

Bueno, es que co­mo to­da­vía es­tá­ba­mos muy pen­dien­tes de la fe­cha de sa­li­da del dis­co y pre­pa­rar una pre­sen­ta­ción bien he­cha exi­ge ha­cer­lo con mu­chos me­ses de an­te­la­ción… pues nos co­gía tar­de. En­ton­ces, la idea del se­llo y de la agen­cia fue que em­pe­zá­ra­mos una pri­me­ra gi­ra del dis­co por Ale­ma­nia que es el prin­ci­pal mer­ca­do, hoy en día, en Eu­ro­pa, y ha­cer unas cuan­tas fe­chas cla­ve y al­gún fes­ti­val en ve­rano. Lue­go ya, en oto­ño, ha­cer una gi­ra más lar­ga por Eu­ro­pa y a fi­na­les de año pre­sen­tar­lo en España.

Aun­que aquí en España sí que he vis­to que ha­béis si­do con­fir­ma­dos en el Down­load.

Sí, sí. Es to­do un pla­cer, es­ta­mos en­can­ta­dí­si­mos. A par­te, nos ha­ce es­pe­cial ilu­sión es­tar con Cri­six, An­ge­lus Apa­tri­da… que son ban­das de aquí y ya nos co­no­ce­mos to­dos, so­mos co­mo her­ma­nos. Y co­mo fes­ti­val na­cio­nal, en­can­ta­dí­si­mos de es­tar ahí, a ver si sa­len más.

Bueno, pues creo que lo he­mos ha­bla­do prác­ti­ca­men­te to­do y que no me he de­ja­do na­da en el tin­te­ro, pe­ro si crees que fal­ta al­go o quie­res en­viar un men­sa­je a tus fans, es­te es el mo­men­to.

Pues, co­mo men­sa­je, que os es­cu­chéis el dis­co. Me da igual có­mo lo ha­gan, que lo com­pren, que no lo com­pren, que lo des­car­guen, pe­ro que lo es­cu­chen y se que­den sa­tis­fe­chos con el re­sul­ta­do. Les gus­ta­rá se­gu­ro. Y lue­go, que nos ven­gan a ver, no hay me­jor ma­ne­ra de apre­ciar un dis­co que ver­lo en di­rec­to. El dis­co es­tá muy bien, pe­ro el di­rec­to… el do­ble o el tri­ple (Ri­sas).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.