Car­ving Co­lours

No­che de pro­gre­si­vo

Metal Hammer (Spain) - - ATRAPADOS - LUIS MONGE

+ Tri

LA BÓ­VE­DA - MA­DRID

Tres años nos se­pa­ran de la pri­me­ra vi­si­ta a Ma­drid de los se­vi­lla­nos Car­ving Co­lours, una de las ban­das más no­ta­bles de me­tal pro­gre­si­vo que han sur­gi­do en el Sur de la pe­nín­su­la en los úl­ti­mos años. Y al fin re­gre­sa­ron, pre­sen­tan­do su más re­cien­te tra­ba­jo de es­tu­dio, The De­so­la­te Pro­cess, que fue pu­bli­ca­do a co­mien­zos del año pa­sa­do. En es­ta ci­ta les acom­pa­ña­ron los ma­dri­le­ños Tri, la ban­da de rock pro­gre­si­vo li­de­ra­da por el mul­ti­ins­tru­men­tis­ta, vo­ca­lis­ta y com­po­si­tor Pa­blo Abar­ca.

El con­cier­to de Tri es­tu­vo mar­ca­do por la par­ti­ci­pa­ción de dos ba­jis­tas, Pa­blo de Me­ga­ra y Ro­dri­go de Co­bal­ti­de, quie­nes se fue­ron tur­nan­do al ba­jo a lo lar­go de la ve­la­da. Por lo de­más, fue una ac­tua­ción muy in­ter­ac­ti­va y es­tu­vo re­ple­ta de pe­que­ñas re­fe­ren­cias y gui­ños a la es­ce­na mu­si­cal pro­gre­si­va: La in­tro de “My God” de Jeth­ro Tull pa­ra abrir el con­cier­to; el riff de ba­jo de “Schism” de Tool en me­dio de la ver­sión de Bou­rée... y re­ci­bi­mos una cla­se ma­gis­tral so­bre la in­tro de “YYZ” de Rush, en la que Abar­ca mos­tró sus do­tes co­mo do­cen­te. Hi­zo al pú­bli­co can­tar el pa­trón mor­se del co­no­ci­do ins­tru­men­tal de los ca­na­dien­ses, y to­do ello pa­ra ter­mi­nar to­can­do “Tom Saw­yer”.

Ade­más de una se­lec­ción de te­mas de su de­but,

My Own Way, pu­di­mos es­cu­char en ex­clu­si­va una com­po­si­ción nue­va ti­tu­la­da “The Wrong Way”, así co­mo de su ya ha­bi­tual co­ver de “Fi­gu­re it Out” de Ro­yal Blood. Abar­ca es­ta­ba en su sal­sa. Pu­di­mos ver­le to­can­do la flau­ta con una so­la mano mien­tras con la otra pul­sa­ba las cuer­das de su gui­ta­rra; eje­cu­tan­do el piano con una mano, la gui­ta­rra con la otra y can­tan­do a la par… Ya va sien­do co­no­ci­da la pos­tu­ra del mú­si­co so­bre sam­plear pis­tas de so­ni­do.

Y tras una bre­ve es­pe­ra lle­gó el turno de Car­ving Co­lours. Tu­ve la opor­tu­ni­dad de ver­les en 2015 pre­sen­tan­do su es­pec­ta­cu­lar pri­mer tra­ba­jo de es­tu­dio, “No Way But Ford­wards” y me su­po a po­co, me que­dé con ga­nas de más. Pe­ro no ha­bía trans­cu­rri­do ni un mi­nu­to des­de que em­pe­za­ron a to­car cuan­do uno de los al­ta­vo­ces del sis­te­ma de PA de­jó de fun­cio­nar. Po­co des­pués se per­dió la se­ñal del te­cla­do, y no vol­vió has­ta ca­si dos can­cio­nes des­pués.

El quin­te­to se­vi­llano, des­pro­vis­to de gui­ta­rra rít­mi­ca tras la sa­li­da de Ál­va­ro del gru­po, ofre­ció una atrac­ti­va se­lec­ción de can­cio­nes de su ya men­ta­do úl­ti­mo lan­za­mien­to, res­ca­tan­do “Martyr”, pie­za per­te­ne­cien­te a su de­but, y ce­rran­do con un su­cu­len­to med­ley que fu­sio­nó “Iso­la­ted In­ci­dents”, pri­mer cor­te de No Way But Forwards, con “Le­ga­do”, te­ma que cie­rra The De­so­la­te Pro­cess. Los Se­vi­lla­nos es­ta­ban in­mer­sos en su mú­si­ca, su­mi­dos en un mar de pre­ci­sión y téc­ni­ca des­bor­dan­te, qui­zá ig­no­ran­tes de lo po­co dis­fru­ta­ble que es­ta­ba re­sul­tan­do pa­ra los asis­ten­tes de­bi­do a los pro­ble­mas de so­ni­do. Éra­mos va­rios los que nos des­pla­zá­ba­mos por la sa­la en bus­ca de al­gún rin­cón en que la acús­ti­ca fue­se me­dia­na­men­te bue­na.

Ten­go im­pre­sio­nes en­con­tra­das con es­te even­to, no pue­do es­con­der mi de­cep­ción. Desea­ría po­der de­cir que fue una no­che so­bre­sa­lien­te tal y co­mo aven­tu­ra­ba el car­tel, pe­ro no fue así. Y des­de lue­go no por cul­pa de las ban­das, sino por la acús­ti­ca y el equi­po del lu­gar. Lo de Car­ving no tu­vo per­dón. Con­fío en que pron­to ten­ga­mos oca­sión de vol­ver a ver a es­tos gran­dí­si­mos mú­si­cos to­can­do en una sa­la en con­di­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.