SLASH

EN UNA NU­BE EL GUI­TA­RRIS­TA DE G'N'R NOS PRE­SEN­TA SU NUE­VO DIS­CO

Metal Hammer (Spain) - - PORTADA -

“Li­ving The Dream” es el tí­tu­lo del nue­vo dis­co de Slash jun­to a My­les Ken­nedy y The Cons­pi­ra­tors. Y pre­ci­sa­men­te así nos en­con­tra­mos al afa­ma­do gui­ta­rris­ta de Guns N Ro­ses: vi­vien­do un sue­ño. En­tu­sias­ma­do, lleno de ener­gía y con mu­chos pro­yec­tos a la vis­ta, Slash nos ha­bla de su pre­sen­te y su fu­tu­ro en es­ta in­tere­san­te y com­ple­ta entrevista: Vas a sa­car un nue­vo dis­co, se­rá el tercero con My­les y los chi­cos ¿Có­mo te sien­tes con es­te tra­ba­jo?

Creo que es jo­di­da­men­te bueno. To­do, des­de có­mo se gra­bó a có­mo sa­lie­ron las can­cio­nes, tie­ne una ener­gía ge­nial. Es­toy muy con­ten­to con él.

¿Có­mo lo com­pa­ra­rías con el an­te­rior?

No lo ha­go en reali­dad. Ha­ce mu­cho que no es­cu­cho el an­te­rior. Pe­ro creo que las can­cio­nes en es­te son más com­ple­tas. Creo que no­so­tros co­mo gru­po va­mos me­jo­ran­do en ca­da dis­co. Ya se no­ta­ba una evo­lu­ción de “Apo­caly­ptic Lo­ve” a “World On Fi­re” y creo que en es­te se no­ta aún más.

Des­de lue­go. Lo pen­sa­ba es­cu­chan­do el dis­co: sue­na mu­cho más com­pac­to y a gru­po.

Sí. Me en­can­tan The Cons­pi­ra­tors, por­que es una ban­da sen­ci­lla en la que to­do el mun­do disfruta to­can­do y el he­cho de que va­ya­mos me­jo­ran­do co­mo con­jun­to en ca­da dis­co, en lu­gar de em­pe­zar muy arri­ba e ir que­dán­do­nos sin ideas, me ha­ce pen­sar que va­mos a ha­cer mú­si­ca jun­tos mu­cho tiem­po.

Lo cier­to es que se no­ta que la ban­da se es­tá di­vir­tien­do gra­ban­do es­tas can­cio­nes. Es al­go que se agra­de­ce mu­cho en un dis­co. Hay al­go que re­fle­ja muy bien la pro­gre­sión de la ban­da y es que en los dis­cos an­te­rio­res su­pe in­me­dia­ta­men­te cua­les eran mis fa­vo­ri­tas: “Anas­ta­sia” y “The Un­holy”, pe­ro en es­te real­men­te no sa­bría que­dar­me con una por en­ci­ma de otra. Hay mu­cho ni­vel en el dis­co.

Me ale­gra es­cu­char he­cho, creo que es al­go bueno.

¿Qué re­cuer­das de las se­sio­nes de gra­ba­ción?

Bueno, su­ce­die­ron mu­chas co­sas. Tienes que en­ten­der que cuan­do hi­ci­mos “World On Fi­re” gi­ra­mos mu­cho, co­mo un año y me­dio des­de 2014 has­ta 2016. Mu­cho de es­te ma­te­rial lo es­cri­bi­mos du­ran­te es­ta gi­ra. Des­pués nos to­ma­mos un des­can­so y tra­ba­ja­mos en las can­cio­nes y las ideas por nues­tra cuen­ta an­tes de vol­ver a sa­lir de gi­ra, y en al­gún mo­men­to en­tre me­dias de to­do es­to Axl y yo ha­bla­mos, re­sol­vi­mos al­gu­nos asun­tos y cuan­do vol­ví de la gi­ra hi­ci­mos aque­llos con­cier­tos en Coa­che­lla que fue­ron el ger­men de la gi­ra mun­dial con Guns N Ro­ses que ya va ca­si pa­ra dos años. Así que tu­ve que po­ner el dis­co con los Cons­pi­ra­tors en pausa, pe­ro te­nien­do en men­te que en cuan­to hu­bie­ra un pa­rón mí­ni­ma­men­te con­si­de­ra­ble me pon­dría con ello. Tu­ve ese des­can­so en Enero, así que me jun­te con los chi­cos, re­vi­sa­mos aque­llas ideas, apor­ta­mos al­gu­nas nue­vas y nos pu­si­mos al tra­ba­jo. In­clui­mos a Frank (Si­do­ris) even­tual­men­te, que ha ter­mi­na­do por con­ver­tir­se en un Cons­pi­ra­tor a tiem­po com­ple­to tam­bién en es­tu­dio. Lo hi­ci­mos en un pe­que­ño es­tu­dio que me he mon­ta­do en L.A. En­tra­mos allí, hi­ci­mos al­gu­nas co­sas, fui­mos a otro es­tu­dio a gra­bar las ba­te­rías y re­gre­sa­mos pa­ra ter­mi­nar las vo­ces y las gui­ta­rras. Fue un pro­ce­so muy con­for­ta­ble, por de­cir­lo de al­gún mo­do. Muy na­tu­ral. Fue un dis­co di­ver­ti­do de ha­cer. Die­ci­séis te­mas.

Bas­tan­tes can­cio­nes. Hay una cer­ca del fi­nal, “The Great Pre­ten­der”…

¿La len­ta?

Sí. Me en­can­ta la gui­ta­rra en esa can­ción. No re­cuer­do que tu gui­ta­rra so­na­ra tan cá­li­da des­de ha­ce mu­chos años. No es cues­tión de que to­ques me­jor o peor, sino la sen­sa­ción que trans­mi­te.

Gra­cias. La gra­bé con un Fen­der 59 com­bo. Es una can­ción bas­tan­te di­fe­ren­te de lo que pue­des es­pe­rar de no­so­tros ha­bien­do es­cu­cha­do los an­te­rio­res dis­cos. Fue una de las más di­fí­ci­les de cons­truir a la ho­ra de en­con­trar el rit­mo ade­cua­do de ba­te­ría, las lí­neas de ba­jo… pe­ro creo que ha re­sul­ta­do muy bien al fi­nal. No es una can­ción com­pli­ca­da, pe­ro tie­ne una per­so­na­li­dad es­pe­cial.

¿Crees que el gi­rar con Guns N Ro­ses ha in­fluen­cia­do la for­ma en la que has gra­ba­do es­te dis­co?

No, no real­men­te. Hay co­mo dos ani­ma­les com­ple­ta­men­te dis­tin­tos. Lle­vó mu­chos ajus­tes in­ter­nos vol­ver a Guns N Ro­ses y lo que sig­ni­fi­ca, re­gre­sar a ese cam­po, esas sen­sa­cio­nes que son muy par­ti­cu­la­res y que no ha­bía he­cho en mu­cho tiem­po, pe­ro al po­co re­gre­só de gol­pe: esa quí­mi­ca, es al­go par­ti­cu­lar, es su pro­pia en­ti­dad. Con los Cons­pi­ra­tors es al­go com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te, así que nin­guno in­fluen­cia al otro.

Re­cuer­do tu pri­mer dis­co en so­li­ta­rio, con un mon­tón de can­tan­tes, era al­go di­fe­ren­te. Y aho­ra tienes a My­les, que es el can­tan­te de tu gru­po. Por su­pues­to él tie­ne su pro­pia ban­da con Al­ter Brid­ge, pe­ro se le ve muy có­mo­do con las can­cio­nes.

El te­ma con My­les y con­mi­go… Des­de que vino en el pri­mer dis­co a can­tar dos can­cio­nes en­se­gui­da co­nec­ta­mos co­mo com­po­si­to­res. Es muy fá­cil pa­ra mi tra­ba­jar con My­les, nos en­ten­de­mos a la per­fec­ción. Cual­quier co­sa que sien­to que es su­fi­cien­te­men­te bue­na pa­ra pre­sen­tár­se­la, sé que va a de­vol­ver­me al­go in­tere­san­te. Cual­quier pie­za de mú­si­ca, cual­quier va­ria­ción que le man­de, en­cuen­tra jus­to lo que ha­ce fal­ta.

Ha­ce unos me­ses es­cu­ché el dis­co acús­ti­co de My­les y creo que te­néis un te­ma en “Li­ving The Dream”… creo que es “Read Bet­ween The Li­nes”, en el que ju­ra­ría que My­les ha co­gi­do al­gu­na idea de su dis­co acús­ti­co pa­ra la me­lo­día vocal, por­que la ca­den­cia de la voz es muy si­mi­lar. Me gus­ta cuan­do tu gui­ta­rra va si­guien­do su voz, o al re­vés. Que­da ge­nial y tie­ne cier­to to­que blues y muy in­tere­san­te.

Es cu­rio­so que men­cio­nes es­te te­ma, por­que cuan­do es­tá­ba­mos en aque­llas se­sio­nes en 2016, muy al prin­ci­pio, el riff de la can­ción fue uno de los que sa­lie­ron en­ton­ces. Y

aun­que aho­ra lo ne­ga­ría, es­toy se­gu­ro de que es­te te­ma fue uno que My­les di­jo en­ton­ces que de­bía ser ins­tru­men­tal, pe­ro du­ran­te los vi cla­ra­men­te que ne­ce­si­ta­ba una voz. Así que cuan­do vol­vi­mos a las se­sio­nes me pu­se a tra­ba­jar en ese te­ma y cuan­do se lo man­dé a My­les en­se­gui­da le en­can­tó y sa­có una me­lo­día pa­ra él. Es otro te­ma muy di­fe­ren­te a lo que ha­bía­mos he­cho has­ta aho­ra.

Cuan­do uno sa­ca un dis­co nue­vo siem­pre lle­ga el mo­men­to de pre­sen­tar­lo en di­rec­to ¿Tienes pen­sa­do gi­rar con es­te dis­co?

Sí. Em­pe­za­mos en Sep­tiem­bre en Es­ta­dos Uni­dos, an­tes in­clu­so de que sal­ga el dis­co. Es­ta­re­mos gi­ran­do co­mo un mes y pi­co y lue­go es cuan­do se po­ne com­pli­ca­do, por­que es­ta­ré pa­san­do de Guns N Ro­ses a los Cons­pi­ra­tors un tiem­po. Ten­go Guns N Ro­ses en No­viem­bre y Di­ciem­bre y lue­go ten­go que ha­cer la pro­duc­ción de una pe­lí­cu­la en Enero y des­pués en Fe­bre­ro y Mar­zo ire­mos a Eu­ro­pa con los Cons­pi­ra­tors si to­do va bien. Lue­go My­les tie­ne tra­ba­jo que ha­cer con Al­ter Brid­ge y pue­de que yo ten­ga al­go que ha­cer con los Guns, lue­go en Abril y Ma­yo te­ne­mos Su­da­mé­ri­ca y es­ta­mos in­ten­tan­do ver có­mo en­ca­ja­mos Aus­tra­lia en to­do eso.

Es una agen­da muy apre­ta­da, des­de lue­go. Has men­cio­na­do que es­ta­rás ha­cien­do la pro­duc­ción de una pe­lí­cu­la ¿Pue­des co­men­tar al­go al res­pec­to?

No voy a dar el tí­tu­lo ni mu­chos de­ta­lles, pe­ro es una his­to­ria que te­nía de ha­ce tiem­po y que sen­tía que que­ría desa­rro­llar en es­te for­ma­to. No era un li­bro ni na­da, sino una le­yen­da ur­ba­na que desa­rro­llé un po­co y en­car­gué que guio­ni­za­ran así que es­ta­mos pre­pa­ran­do el ro­da­je.

¿Cuán­do po­de­mos es­pe­rar el lan­za­mien­to?

No lo sé. Aún te­ne­mos que ro­dar y lue­go pre­pa­rar el lan­za­mien­to…

¿Así que un par de años?

Pue­de que no un par, qui­zás pa­ra 2019 pue­da es­tar lis­to.

In­tere­san­te. Te em­bar­cas en las pe­lí­cu­las de te­rror, a lo Rob Zom­bie.

Bueno, Rob ha­ce sus co­sas y es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Yo no soy un di­rec­tor tam­po­co, so­lo pro­duc­tor. En­con­tré un ma­te­rial in­tere­san­te y me ocu­po de dar con el equi­po idó­neo pa­ra sa­car el me­jor ma­te­rial po­si­ble, pe­ro no me sien­to pre­pa­ra­do pa­ra di­ri­gir.

El sim­ple he­cho de que sa­ques tiem­po con una agen­da co­mo la que tienes ya es sor­pren­den­te ¿De dónde sa­cas las ener­gías?

Bueno, de ener­gía aho­ra mis­mo voy so­bra­do. Lo di­fí­cil es la lo­gís­ti­ca (ri­sas).

¿Tienes pen­sa­do mon­tar una gran pro­duc­ción en es­ta gi­ra con The Cons­pi­ra­tors o se­réis so­lo la ban­da to­can­do so­bre el es­ce­na­rio?

Bueno, lo bo­ni­to de los Cons­pi­ra­tors es que so­mos una ban­da sen­ci­lla de hard rock pa­sán­do­se lo bien, así que no, no ten­go as­pi­ra­ción ni in­ten­ción de mon­tar na­da ex­tra­va­gan­te (ri­sas).

Re­cuer­do ve­ros la úl­ti­ma vez que es­tu­vis­teis en Ma­drid. To­cas­teis una ver­sión de “Wel­co­me To The Jun­gle” y to­dos es­pe­rá­ba­mos que la can­ta­se My­les, pe­ro la can­tó Todd (Kerns)…

¡Y lo hi­zo muy bien! El ca­so es que a My­les no le gus­ta mu­cho can­tar esa can­ción. Es un ti­po muy sin­ce­ro a la ho­ra de in­ter­pre­tar can­cio­nes y si no las sien­te no le gus­ta, no piensa que le pue­da que­dar igual de bien. Todd es­tu­vo en una ban­da de ver­sio­nes de Guns N Ro­ses ha­ce tiem­po, así que no te­nía nin­gún pro­ble­ma en in­ter­pre­tar­la y ade­más le sa­le muy bien. Una co­sa que si te voy a de­cir es que no ha­brá na­da o prác­ti­ca­men­te na­da de Guns N Ro­ses en la pró­xi­ma gi­ra de los Cons­pi­ra­tors.

Bueno, es com­pren­si­ble aho­ra que te­néis tres dis­cos más el tu­yo en so­li­ta­rio y el he­cho de que lle­ves dos años to­cán­do­las con Guns.

Sí, so­bre­to­do eso úl­ti­mo. En las pri­me­ras gi­ras ha­bía cier­ta ur­gen­cia, cier­ta ne­ce­si­dad por to­car al­gu­nas de esas can­cio­nes, pe­ro aho­ra es di­fe­ren­te.

¿Có­mo fue vol­ver a sa­lir al es­ce­na­rio con Guns N Ro­ses?

Fue ge­nial. No ten­go más que bue­nas sen­sa­cio­nes de es­tar de gi­ra con Guns. El que Axl y yo ha­ya­mos en­te­rra­do el ha­cha de una vez en tan­ta mier­da, y el ha­ber­nos da­do cuen­ta de có­mo la gen­te y los me­dios lo ha­bían exa­ge­ra­do to­do… Pa­ra no­so­tros eran so­lo al­gu­nos pun­tos im­por­tan­tes que te­nía­mos que ha­blar y nos ha lle­va­do vein­te años ha­cer­lo, pe­ro en el fon­do no era ni la mi­tad de lo que la gen­te pen­sa­ba, o lo que in­clu­so no­so­tros ha­bía­mos lle­ga­do a creer. De­ci­di­mos ha­cer esos con­cier­tos en Coa­che­lla y no sa­bía muy bien que es­pe­rar, pe­ro al sa­lir al es­ce­na­rio hu­bo una es­pe­cie de ma­gia y de­ci­di­mos em­pe­zar a gi­rar. Ha si­do in­creí­ble ¿Es­tu­vis­te en el con­cier­to?

Es­tu­ve en el de Ma­drid, y tam­bién en el de Gras­pop una se­ma­na an­tes. Me gus­tó mu­cho más el de Ma­drid, la ener­gía de la ban­da fue mu­cho me­jor.

No te voy a men­tir, Ma­drid fue in­creí­ble. So­mos esa cla­se de ban­da que se vuel­ve un re­fle­jo de lo que re­ci­be del pú­bli­co: si la gen­te nos trans­mi­te en­tu­sias­mo y ga­nas no­so­tros res­pon­de­mos con lo mis­mo por­que es lo que sen­ti­mos, pe­ro si ve­mos a un pú­bli­co pa­ra­do y dis­tan­te… no va­mos a fin­gir eu­fo­ria (ri­sas). En ese sen­ti­do el pú­bli­co de Ma­drid fue in­creí­ble, de los me­jo­res de la gi­ra.

¿Por qué tres ho­ras y me­dia de con­cier­to?

Siem­pre lo he­mos he­cho, in­clu­so en los no­ven­ta so­lía­mos ha­cer shows de tres ho­ras. El ca­so es que em­pe­za­mos con un set de dos ho­ras, pe­ro con el tiem­po fui­mos in­clu­yen­do co­sas y una vez que las me­tes es di­fí­cil vol­ver atrás y qui­tar­las.

Re­sul­ta cu­rio­sa la in­clu­sión de al­gu­nas ver­sio­nes, co­mo “Wish You Whe­re He­re”, la in­tro de “Lay­la” pa­ra “No­vem­ber Rain”… Hay quien se que­ja de que sí, son tres ho­ras y me­dia de con­cier­to pe­ro la mi­tad son so­los y ver­sio­nes…

¿Y? Lo cier­to es que ha­ce­mos lo que que­re­mos, lo que nos ape­te­ce y sen­ti­mos que te­ne­mos que ha­cer. Mu­cho de ese ma­te­rial al prin­ci­pio era sim­ple im­pro­vi­sa­ción y mo­men­tos de jam du­ran­te los con­cier­tos que se aca­ba­ron que­dan­do. Co­sas que nos sa­lie­ron de for­ma na­tu­ral, nos gus­ta­ron y de­ci­di­mos se­guir to­can­do des­pués. Co­mo “Wi­chi­ta Li­ne­man” que em­pe­za­mos a to­car­la en ho­nor de Glen Camp­bell cuan­do mu­rió y lo mis­mo con “Black Ho­le Sun” pa­ra Ch­ris Cor­nell y al fi­nal se que­da­ron en el set.

No quie­ro pre­gun­tar­te mu­cho más so­bre Guns N Ro­ses, pe­ro si ten­go que ha­cer­te una pre­gun­ta. No ha­ce fal­ta que pro­fun­di­ces mu­cho si no quie­res pe­ro ¿Ha­béis ha­bla­do de gra­bar un nue­vo dis­co?

(Ri­sas) Sí, lo he­mos co­men­ta­do. No es que nos ha­ya­mos sen­ta­do a ha­blar­lo de­te­ni­da­men­te, por­que con la gi­ra, con to­do mi tra­ba­jo con The Cons­pi­ra­tors y de­más no he­mos te­ni­do tiem­po, pe­ro sé que Axl tie­ne ma­te­rial, yo ten­go al­gu­nas ideas… Es al­go que es­tá en el am­bien­te y que he­mos co­men­ta­do du­ran­te la gi­ra, aun­que sin de­ma­sia­da pro­fun­di­dad por aho­ra. Pe­ro sí, es­tá ahí.

Vol­vien­do a “Li­ving The Dream”, hay otra can­ción que me gus­ta­ría men­cio­nar: “Slow Grind”. Es una de las que más ve­ces me he pues­to. Me gus­ta mu­cho.

¿Sí? Es una de las más nue­vas. Fue de las úl­ti­mas que com­pu­se du­ran­te el des­can­so que tu­ve en Di­ciem­bre/enero por Na­vi­dad. Hay al­gu­nas co­mo esa o “Mind Your Man­ners” que sa­lie­ron de ese mo­men­to. Es­ta fue fru­to de una jam im­pro­vi­sa­da en el lo­cal de en­sa­yo. Y lue­go otra que sa­lió en es­ta eta­pa fue “Bou­le­vard Of Bro­ken Hearts”.

“Bou­le­vard Of Bro­ken Hearts”, esa es la úl­ti­ma en el trac­klist del dis­co. Me gus­ta mu­cho la me­lo­día de esa can­ción.

Fue un te­ma que sa­lió bas­tan­te de­pri­sa tam­bién, de for­ma muy na­tu­ral. Te­nía al­gu­na idea y la desa­rro­lla­mos en­se­gui­da.

La ver­dad es que el dis­co sue­na muy com­pac­to, es un dis­co muy com­ple­to y que fun­cio­na muy bien co­mo un to­do, lo que me lle­va a pre­gun­tar­te lo si­guien­te: hoy en día te­ne­mos pla­ta­for­mas de strea­ming co­mo Spo­tify o Ap­ple Mu­sic que se cen­tran mu­cho en los sin­gles en de­tri­men­to de la es­cu­cha de un dis­co com­ple­to ¿Có­mo te sien­tes al res­pec­to co­mo ar­tis­ta?

No sé, es ra­ro. Soy de la vie­ja es­cue­la, cuan­do al­guien sa­ca un dis­co me gus­ta com­prar el CD y po­nér­me­lo en el co­che, o un vi­ni­lo y es­cu­char­lo en ca­sa. Pe­ro al mis­mo tiem­po es­cu­cho Spo­tify y me gus­ta ha­cer lis­tas de re­pro­duc­ción. Lo ha­go bas­tan­te pa­ra mon­tar ban­das so­no­ras con mú­si­ca licenciada. Des­pués de ha­cer tres dis­cos con los Cons­pi­ra­tors sé que lo que re­ci­bes de con los dis­cos no es mu­cho. Así que no com­pen­sa in­ver­tir gran­des can­ti­da­des de di­ne­ro en un dis­co, es tris­te pe­ro es lo que es. De mo­do que en es­ta oca­sión lo hi­ci­mos en mi es­tu­dio, con un Pro­tools de 16 pistas en lu­gar de ir a lo analó­gi­co que es mu­cho más caro por to­do el equi­po que tienes que mo­ver. Lo hi­ci­mos de­pri­sa y sin ex­ce­der­nos mu­cho en los cos­tes con la es­pe­ran­za de ga­nar su­fi­cien­te pa­ra cu­brir la pro­duc­ción. La idea de sa­car so­lo un sin­gle y lan­zar­lo es ten­ta­do­ra hoy en día.

Hay ar­tis­tas que me lo han co­men­ta­do…

Sí, sé que es al­go que se es­tá vol­vien­do ha­bi­tual y tie­ne sen­ti­do en el mer­ca­do ac­tual, pe­ro co­mo mú­si­co, fan y ar­tis­ta soy un hombre de dis­cos. No obs­tan­te, la idea de en­trar en un es­tu­dio en mi­tad de una gi­ra pa­ra sa­car un sin­gle y ver qué pa­sa, es atrac­ti­va. No es que sea al­go nue­vo por­que ya se ha­cía en los 60, pe­ro hoy en día es al­go im­pre­de­ci­ble.

Bueno, no nos que­da mu­cho tiem­po pe­ro ten­go una pre­gun­ta que me gus­ta­ría ha­cer­te. No es­tá re­la­cio­na­da con el dis­co ni con Guns N Ro­ses, pe­ro siem­pre pen­sé que si te en­tre­vis­ta­ba te­nía que pre­gun­tar­te por ello. Te­ne­mos que re­tro­ce­der mu­cho en el tiem­po, pe­ro en su día tra­ba­jas­te con Michael Jack­son ¿Có­mo fue sa­lir de tu zo­na de con­fort y tra­ba­jar con un ar­tis­ta tan enor­me?

Tra­ba­jar con Michael fue in­creí­ble. Fue asom­bro­so re­ci­bir aque­lla lla­ma­da, me sen­tí muy hon­ra­do. Cuan­do nos co­no­ci­mos fue en el es­tu­dio y fue un au­tén­ti­co en­can­to, me de­jó ir a mi ai­re.

Des­pués em­pe­za­mos a ha­cer al­gu­nas apa­ri­cio­nes jun­tos y a im­pro­vi­sar en al­gu­nos con­cier­tos. Me de­ja­ba ir a mi ai­re y yo me sen­tía muy ins­pi­ra­do por lo in­creí­ble­men­te ta­len­to­so que era. Era pu­ra mú­si­ca, le fluía por las ve­nas. No hay mu­cha gen­te con la que ha­ya po­di­do tra­ba­jar de la que pue­da de­cir que ca­da fi­bra de su cuer­po es mu­si­cal. Era in­creí­ble. Nos lo pa­sa­mos ge­nial y fue un ti­po es­tu­pen­do.

No ten­go na­da más que bue­nas co­sas que de­cir de Michael. Tam­bién fue in­tere­san­te es­tar al­re­de­dor de al­guien con su estatus. Guns N Ro­ses te­nía­mos un estatus muy al­to por en­ton­ces, pe­ro lo de Michael era al­go ab­so­lu­ta­men­te di­fe­ren­te. Tra­ba­jar con Michael me per­mi­tió ver has­ta qué pun­to pue­de ser abru­ma­do­ra y des­truc­ti­va la fa­ma. Pe­ro en lo re­fe­ren­te a in­ter­pre­tar y es­tar en el es­ce­na­rio él era in­com­pa­ra­ble.

Bueno, no te­ne­mos más tiem­po así que so­lo me que­da pe­dir­te unas pa­la­bras pa­ra tus fans:

So­lo pue­do de­cir que es­toy tre­men­da­men­te agra­de­ci­do por el en­tu­sias­mo de los fans. Par­te de por qué me en­can­ta lo que ha­go, por­que ado­ro to­car en di­rec­to y te­ner una au­dien­cia, es por ver el en­tu­sias­mo y la fe­li­ci­dad en los fans. Mu­chas gra­cias por es­tar ahí.

TEX­TO: DA­VID RO­DRI­GO FO­TO­GRA­FÍA: OFI­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.